Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ARTICULOS

 

Discurso pronunciado por walid Ahmad, representante del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, en el acto celebrado en La Habana, con motivo del 48 Aniversario del FDLP
30 de marzo del 2017
 
 

Estimados compañeros y amigos,

Primeramente, agradecemos su presencia esta tarde para conmemorar junto a nosotros la fundación del Frente Democrático. Nos honra su participación, que representa para nosotros un gesto solidario con la justa causa palestina.

Queremos hoy volver a expresar nuestro más profundo pésame al pueblo cubano y al Partido por la pérdida física de nuestro eterno Comandante en Jefe Fidel Castro, un líder internacionalista y excepcional que está siempre presente en el corazón y la conciencia.

Ofrecemos las condolencias a nosotros mismos, a nuestro pueblo, a los pueblos árabes y a los pueblos que luchan por la libertad, el progreso y la igualdad, en el marco de los valores humanos apreciables del socialismo.

La partida del Líder histórico de la Revolución es una dura pérdida para todas las fuerzas revolucionarias en el mundo.

Fidel, símbolo de combate, historia, ideas, desempeños e iniciativas para la liberación nacional de los pueblos y el socialismo, del desarrollo y la justicia social, del presente y el futuro, seguirá siendo una fuerza y fuente de inspiración para los movimientos de liberación nacional y para la democracia y el socialismo. Su altísima figura dejó su huella imborrable a lo largo de medio siglo.

Cuba, bajo la dirección de Fidel, representó el umbral más alto de los sufridos en la tierra. Medio millón de internacionalistas cubanos lucharon en el Tercer Mundo, en todos los frentes de combate frente al imperialismo, al expansionismo sionista y los regímenes oscurantistas. Miles de estudiantes palestinos y árabes se graduaron en Cuba, construyeron más de una facultad de medicina en urbes del mundo árabe, y hasta nuestros días están desplegados en el Tercer Mundo más de 30.000 médicos cubanos.

Los revolucionarios no mueren, por lo que han brindado para los pueblos, para las fuerzas de los movimientos de liberación nacional y para los estados libres y democráticos en el mundo.

También recordamos a nuestro entrañable y querido líder internacionalista Hugo Chávez. Renovamos nuestras condolencias al pueblo venezolano por el fallecimiento del líder de la Revolución Bolivariana.

Los palestinos nunca olvidan la decisión de Fidel Castro, de romper todas las formas de relaciones con el ocupante israelí desde 1973, y la decisión de Hugo Chávez y de Evo Morales que han roto relaciones con Israel, en respuesta a la agresión sionista contra la valiente Franja de Gaza, en 2012.

Expresamos nuestra admiración por el camino de libertad que han tomado los pueblos y gobiernos revolucionarios en América Latina, pese a los obstáculos, y agradecemos su apoyo a la lucha palestina.

Acompañamos a Cuba en su firme e incesante batalla por más de 55 años contra el criminal bloqueo.

Condenamos las políticas y las maniobras de las fuerzas derechistas contra las fuerzas progresistas en América Latina, los intentos de destituir al Presidente de Venezuela para golpear los logros de la Revolución Bolivariana, al igual que hicieron las fuerzas de derecha, protagonistas de un golpe político en el Senado, que destituyó a la presidente socialista Dilma Rousseff, a espaldas del pueblo y de las elecciones presidenciales.
Compañeros,

Seguimos de cerca los sucesos en el Medio Oriente, la dolorosa situación que viven los pueblos hermanos. Vemos, además, el nivel de daño que afecta a la causa palestina, que es la causa de todos.

Somos conscientes de que la política de la nueva administración estadounidense es una política intervencionista, más agresiva, expresada en el aumento de su capacidad militar y de sus presupuestos históricos, incrementando su fuerza militar en nuestra zona para alimentar las guerras locales y fragmentar a los países árabes, y para mantener a la región sumida en un estado de tensión política y desgaste.

Rechazamos las injerencias e intervenciones extranjeras y la manipulación política y mediática de religiones y etnias, así como el terrorismo llevado a cabo por fuerzas oscuras que usan falsamente leyes religiosas y argumentos absurdos que solo derraman sangre y destruyen la vida de la población.

Los asuntos árabes deben ser resueltos mediante el diálogo y con métodos apropiados basados en el respeto a los derechos de los pueblos de la región en la construcción de sistemas democráticos, que garanticen la libertad, el respeto de los derechos humanos, así como el derecho a desarrollar las economías nacionales, que garanticen la justicia social, especialmente para los desposeídos, así como el derecho al trabajo, la educación, la salud y una vida digna.

En este sentido, no dejamos de expresar nuestro apoyo a una solución democrática que permita al pueblo saharaui decidir su destino.

Amigos invitados,

El Frente Democrático, comenzó, con gran orgullo, un nuevo año de su combativa marcha, en defensa de la Revolución, la Patria y el Pueblo; un nuevo partido de izquierda, que alza la bandera de la resistencia con una mano y el programa nacional con la otra, en el sendero del retorno, la autodeterminación y la independencia.

En medio de esta lucha, el Frente ha hecho grandes sacrificios; miles de combatientes se han incorporado, una generación tras otra, a la interminable caravana de mártires y de decenas de miles de heridos e inválidos que mantienen el compromiso pese al dolor, así como miles de prisioneros que conocieron las celdas del enemigo y trazaron, tras las rejas, gloriosas gestas combativas.

48 años de lucha armada, dentro de Palestina y en sus alrededores, en la gloriosa Intifada para alcanzar la independencia y expulsar la ocupación.

48 años de lucha para implementar un movimiento de los refugiados en defensa del derecho al retorno y contra los proyectos de naturalización, para proteger a nuestro pueblo en los campamentos, y sus derechos a una vida digna y a seguir adelante en los senderos de la lucha por los derechos nacionales.

48 años de afianzamiento de la OLP y de consolidar su posición como único y legítimo representante del pueblo palestino.

48 años de lucha por construir la corriente de la izquierda democrática en las filas de nuestro pueblo, y entre sus fuerzas políticas, para garantizar el sendero de lucha y preservar la unidad nacional, la unidad del pueblo.

48 años de lucha al lado de nuestro pueblo dentro de la entidad sionista frente al conjunto de leyes racistas, frente al régimen de limpieza étnica, frente a las políticas de marginación, exclusión, israelización y disipación de la identidad nacional y patriótica de nuestro pueblo allí presente.

48 años de lucha en el marco del proceso de liberación árabe junto a las fuerzas progresistas con miras a levantar el estado cívico, democrático y de justicia social.

48 años de lucha internacionalista, junto a las fuerzas progresistas en el mundo, frente a las políticas de arrogancia, saqueo y agresión a manos de la alianza imperialista-sionista; y a favor de un nuevo mundo donde primen la justicia, la seguridad, la estabilidad y el bienestar, un nuevo mundo libre de la hambruna, el desempleo, la ignorancia y la explotación.

Celebramos el aniversario del Frente, en momentos en que se recrudece la embestida israelí contra nuestro pueblo, respaldada por la nueva administración estadounidense mediante posiciones que coinciden plenamente con las políticas de la extrema derecha sionista para impedir la creación del estado palestino. La cadena de declaraciones, emitidas por el propio presidente Donald Trump, o por Netanyahu, demuestran que apostar por continuar el proceso negociador, según las viejas reglas, no es más que persistir en apostar por algo ilusorio.

La política de una sola opción, de negociaciones que favorecen al enemigo, es una política que aporta mayores desastres a nuestra causa, frena la movilización de nuestro pueblo y de sus fuerzas políticas y debilita las posiciones de apoyo a nuestros derechos de naciones hermanas y amigas.

El Frente aboga por abandonar esta política de espera y por pasar a una política combativa, de movilización de las fuerzas políticas y populares y recuperar el programa de la coalición nacional, el programa del retorno, la autodeterminación y el estado independiente, el programa de la resistencia y de la Intifada, el programa de la lucha en el terreno contra la ocupación, la colonización y el bloqueo, el programa de la internacionalización de la causa y de los derechos palestinos.

En este contexto, el Frente llama a:

1- Liberarnos de las ataduras del Acuerdo de Oslo, retirar el reconocimiento a Israel, luego de que la experiencia sólo demostrara que dicho acuerdo no arrojó nada más que desastres y sirviera de cobertura política para la colonización y la destrucción del proyecto nacional palestino.

2- Poner fin a la coordinación de seguridad con el ocupante, boicotear su economía y favorecer la construcción de una economía nacional palestina.

3- Retomar la resistencia y la Intifada y desarrollarla con miras a convertirla en una insubordinación nacional, en los territorios ocupados en 1967.

4- Internacionalizar la causa y los derechos nacionales palestinos en el Consejo de Seguridad y la Asamblea General, llamando a la implementación de las resoluciones de la ONU, en el marco de una conferencia internacional, cuyos resultados desemboquen en el ejercicio de los derechos palestinos: liberarse de la ocupación y la colonización, establecer el estado palestino independiente y su capital Jerusalén, en las fronteras anteriores al 4 de junio de1967, garantizar el derecho de los refugiados a retornar a sus hogares y otorgar la plena membresía al Estado de Palestina en la ONU.

5- Reanudar las denuncias en la Corte Penal Internacional contra los responsables israelíes, por los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos contra nuestro pueblo, aislando al Estado sionista por su condición de Estado fuera de la ley, violatorio de las resoluciones internacionales y los derechos humanos.

Mientras que el Frente despide un año de su vida de lucha, recibe un nuevo año afirmando la decisión de continuar la trayectoria, pese a los obstáculos, con todo lo que ello requiere de exigencias y sacrificios.

En esta ocasión el Frente se dirige a la memoria de los abnegados mártires, a todos los mártires de Palestina, de los pueblos árabes y de los movimientos de liberación en el mundo y a sus familiares, con un saludo sincero, y renueva el compromiso de lealtad a su sangre.

Enviamos un saludo cordial a los combatientes palestinos resistentes en las celdas y cárceles israelíes, y a sus familiares, afirmando que un día se romperán las cadenas, se destruirán las prisiones, se marchará el ocupante y llegará, sin duda, el nuevo amanecer.

Un saludo a cada compañero en las filas del Frente que levantó la bandera, defendió el programa nacional y libró la batalla en cualquier posición, en el camino de la libertad.

Viva la amistad entre los pueblos!
Viva Cuba!
Viva Palestina!

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP