Sitio FDLP
La Web
 
 
 
DECLARACIONES

 

Comunicado político del Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina
(Sesión de la Intifada Juvenil)

 

• La Intifada Juvenil es una opción combativa que exige la formación de un Comando Nacional Unificado para alcanzar la unidad unánime en su entorno.

• La puesta en vigor de las decisiones del Consejo Central (Sesión 27), incluyendo el cese de la coordinación de seguridad (con Israel) y el boicot a la economía israelí son una necesidad nacional, árabe e internacional.

• La coalición de la Organización de Liberación de Palestina (OLP) y sus instituciones, entre ellas el Fondo Nacional Palestino, no son feudos de ningún destacamento, sino que pertenecen al pueblo palestino y a sus fuerzas políticas según los estatutos aprobados por los diferentes órganos, y en virtud de los principios del pacto y de la participación nacionales, en primer lugar el principio ¨Socios en la Sangre, Socios en la Decisión¨.

• Proseguir la lucha para poner fin a la división y recuperar la unidad interna, y enfrentar la política de crear tensiones en los ámbitos nacionales y de hacer prevalecer las luchas sectarias sobre el enfrentamiento a la ocupación y la colonización.

• A recrudecer la lucha contra las políticas de represión interna y social a manos de los órganos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y en defensa de las libertades democráticas y sindicales y de los intereses de los sectores pobres y de la clase media, así como los de limitados ingresos.

• La unidad de derechos en los territorios del 48 y del 67 y en el exilio unificará la lucha de nuestro pueblo contra el proyecto sionista.

• Dejar de apostar por los proyectos reduccionistas, y la infértil política que busca resucitar los Acuerdos de Oslo, y en su lugar convocar una Conferencia Internacional auspiciada por la ONU, en estricto cumplimiento de sus propias resoluciones vinculantes de modo que garantice nuestros derechos al retorno, la autodeterminación y la independencia.

• Abogamos por un Plan Global de Rescate Nacional, que ponga la Franja de Gaza nuevamente en el corazón de la lucha nacional, cuya antesala es la de poner fin a la división, recuperar la unidad y elaborar un plan de fomento socioeconómico.

• Continuemos la lucha contra la política de reducir los servicios de la UNRWA y trabajemos por mantener la unidad del movimiento de los refugiados en todos los lugares donde se encuentran.

• Hagamos del nuevo aniversario de Al-Nakba una estación adicional para resaltar nuestra causa nacional como causa de liberación de un pueblo bajo las banderas de la OLP y del Programa Nacional Palestino, unificado y unificador.

Encabezado por el Secretario General del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), el Comité Central celebró su IX Sesión y debatió los diferentes asuntos de su agenda, así como la situación política palestina, el desarrollo de la Intifada Juvenil, tomando las correspondientes decisiones al respecto y trazando las líneas generales necesarias.

Al final de sus labores, el Comité Central emitió un comunicado político sobre sus debates, cuyo texto presentamos a continuación:

1- El FDLP reafirma la adhesión de nuestro pueblo a la Intifada Juvenil como una alternativa combativa para alcanzar sus objetivos, y reitera nuevamente la necesidad de continuar la lucha en aras de cumplimentar los pasos dirigidos a proteger esta Intifada y desarrollarla, y proporcionarle mayor pujanza popular y política. Entre esos pasos figuran en primer lugar:

• Conformar el Comando Nacional Unificado de la Intifada.
• Poner en práctica las decisiones adoptadas por el Consejo Central de cesar la coordinación de seguridad y boicotear la economía israelí.
• Dar curso a las denuncias palestinas ante el Tribunal Penal Internacional contra los criminales de guerra israelíes, e internacionalizar los expedientes sobre la colonización, los prisioneros y los crímenes de ejecuciones sumarias y castigos colectivos contra nuestro pueblo.
• Pasar la página de las infértiles negociaciones y adoptar una política nacional combativa unificada como alternativa, basada en la internacionalización de la causa y de los derechos nacionales palestinos, y proclamar la extensión de la soberanía nacional sobre todo el territorio del Estado de Palestina y su capital, Jerusalén Este, delimitados por las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, así como proporcionar la protección internacional a nuestros pueblo y suelo patrio frente a la ocupación y la colonización.

2- El FDLP afirma una vez más que la división constituye un factor destructivo que impide el logro de una unánime unión nacional en torno a la Intifada como una opción política nacional alternativa. Las políticas de las dos partes de la división son presa de cálculos locales, subjetivos y de seguridad de poco alcance, que se reflejan muy manifiestamente en sus prácticas contra los esfuerzos populares de fortalecer la Intifada, al obstaculizarlos e impedir la movilización e intensificación de las luchas contra la ocupación en Cisjordania y la Franja de Gaza, por lo que se hace imperioso, una vez más, afirmar que entre las condiciones esenciales para desarrollar la Intifada, fortalecerla, ampliar su base social y el círculo de incorporación a sus jornadas combativas, figuran los esfuerzos por poner fin a la división y continuar la movilización popular con vistas a alcanzar una unanimidad nacional en torno a la Intifada donde la resistencia popular será la opción combativa contra la ocupación y la colonización, en consonancia con las decisiones de la XXVII Sesión del Consejo Central y el Manifiesto de la Conciliación Nacional de 2006.

3- El FDLP condena las políticas de agitación de tensiones que ejerce el sector dominante de la dirección a nivel de las relaciones nacionales, que en nada favorecen la opción de la Intifada, y van en detrimento del interés nacional supremo, y al mismo tiempo condena la decisión individual de Abu Mazen de suprimir los derechos nacionales del Frente Democrático para la Liberación de Palestina en el Fondo Nacional Palestino (así como los derechos del Frente Popular para la Liberación de Palestina), y en su óptica considera que dicho paso solo redundará en mayores conflictos internos en el seno de la Organización de Liberación de Palestina, OLP, y hará prevalecer las posiciones sectarias a expensas de la lucha contra la ocupación y la colonización. Al mismo tiempo, este paso constituye un agravio y menoscabo a las facultades institucionales y una violación de las normas y estatutos internos de la OLP. Tales prácticas no mellarán las posiciones políticas del FDLP y no lo harán renunciar a su programa combativo, el Programa Nacional Palestino, ni abandonar su adhesión a la OLP, como organización de coalición y convergencia nacional, siendo el único y legítimo representante del pueblo palestino.

4- El FDLP reafirma que sus derechos nacionales en el Fondo Nacional Palestino no son una dádiva gratuita de nadie, sino son derechos de los combatientes, adquiridos por el papel desempeñado en el contexto de enormes sacrificios; a la vez que reitera que el Fondo Nacional Palestino y toda la OLP no es un feudo de tal o cual destacamento, sino que pertenecen al pueblo palestino, acorde a los mecanismos aprobados por sus legítimas instancias.

5- El FDLP señala que poner fin a la división, por un lado, y dejar atrás las prácticas de agitación y creación de tensiones internas y de cometer violaciones a las decisiones de órganos e instituciones de la OLP, así como renunciar a las políticas de perturbar las relaciones nacionales y poner los aspectos de la lucha interna por encima y a expensas de los asuntos del enfrentamiento a la ocupación y la colonización serían la antesala para sanear los ámbitos nacionales y consolidar las relaciones combativas internas, además de reanimar el papel de las instituciones y fortalecer el espíritu del diálogo nacional como una plataforma para solucionar las discrepancias y diferencias y, por consiguiente, echar sólidos cimientos a la política de la unanimidad nacional.

6- Con la más profunda preocupación, el FDLP condena la actitud de los aparatos de seguridad frente a las marchas populares que frenan su avance hacia la fricción con las posiciones de la ocupación y los planes de colonización, y ve en esta actitud una abierta posición de hostilidad al movimiento popular encaminada a impedir su fusión con la Intifada y de brindarle apoyo y protección. Este actuar coincide con las persecuciones a los activistas políticos jóvenes, en el curso de una estéril política de acercamiento a las autoridades de la ocupación y de demostrar ¨las buenas intenciones¨ hacia el gobierno de Netanyahu y reafirmar su compromiso con los Acuerdos de Oslo.

7- El FDLP critica la política incondicional, parcializada y sumisa de la ANP a las condiciones de las instituciones financieras y monetarias internacionales, así como a las condiciones de los países donantes a expensas de los sectores pobres y de clase media y pequeños empleados, e incluso la represión policiaca, encaminadas a abortar los movimientos populares, tal como sucedió con los maestros, empleados públicos y amplias capas sociales perjudicadas por la modificación de la Ley de Seguridad Social, en una provocación contra amplios sectores del pueblo palestino, que respondieron con una arrolladora manifestación en Ramallah, la cual sobrepasó los diez mil manifestantes (19/4) en reclamo de justicia social y de poner coto al saqueo y el despojo de los intereses de los pequeños a favor de los grandes, obligando a la ANP a retirarlo para someterlo a reconsideración.

8- El FDLP denuncia las medidas represivas de la ANP para apretar en su puño al movimiento sindical, someterlo y debilitar sus capacidades de defender a los trabajadores. El FDLP no ve diferencia entre la política represiva de cercar a la Intifada y al movimiento popular, y la política de represión social para debilitar las potencialidades populares y su enfrentamiento a la ocupación y a los planes de colonización, así como los esfuerzos por unir a las diferentes fuerzas en un solo bloque capaz de intensificar la lucha en aras de la salvación nacional.

Al expresar su abierta y franca oposición a tales infértiles e inútiles políticas, el FDLP reafirma su adhesión y apoyo a los intereses de los sectores sociales pobres y de clase media, de obreros, campesinos, empleados, agricultores y refugiados en las urbes, poblados y campos; y su fuerte apoyo a los movimientos populares que viven en los diferentes rincones de Cisjordania.

9- El FDLP corrobora que las apuestas por el proyecto francés y demás proyectos afines, no basados en las resoluciones de la legalidad internacional como punto de partida, no constituyen una solución a la crisis política que atraviesa la dirección palestina dominante y su fracasado proyecto. Apuestas de esa índole no pueden ser una exitosa alternativa a la única disyuntiva nacional: la de dirigirse tanto al Consejo de Seguridad como a la Asamblea General de la ONU y convocar una Conferencia Internacional bajo los auspicios de la máxima instancia internacional, y en virtud de sus resoluciones vinculantes, que garanticen a nuestro pueblo sus legítimos derechos nacionales de sacudirse la ocupación y colonización, ejercer el derecho a la autodeterminación, establecer el Estado Palestino independiente con su plena soberanía, y su capital, Jerusalén Este, delimitado por las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967, así como garantizar el derecho de los refugiados al retorno a sus hogares, de los cuales fueron expulsados en 1948.

10- El Comité Central del FDLP analizó la situación en la Franja de Gaza y responsabilizó en primer lugar a la ocupación por las deterioradas condiciones imperantes en el sector, y en segundo lugar a la autoridad de Hamas, y en tercer lugar a la ANP en Cisjordania y a la UNRWA. Insistió en la necesidad de secundar el activo papel de los sectores populares para rectificar las políticas económicas y de servicios de ambas autoridades, además de mejorar los servicios de la UNRWA, levantar el cerco impuesto sobre Gaza y reconstruir las zonas devastadas por la agresión israelí, poner fin a las violaciones a las libertades públicas, indemnizar de manera justa a las víctimas de la división, solucionar los asuntos de los graduados, abrir el Paso de Rafah, anular los vejatorios impuestos, rechazar toda reducción de los servicios de la UNRWA y la rebaja de las matrículas de las universidades. Esta es la vía para que Gaza asuma un papel íntegro y pleno en el proceso nacional y para que tome parte activa en el desarrollo de la Intifada y alcance sus objetivos de libertad, independencia y retorno.

11- El FDLP valora altamente la firmeza de los refugiados palestinos en su lucha nacional, en Cisjordania, en la Franja de Gaza, en el Líbano, Siria, Jordania y la diáspora, y su aferramiento a su indiscutible derecho de retornar a sus hogares y propiedades de las que fueron despojados desde 1948, así como su lucha en defensa de sus intereses y derechos humanitarios y sociales, y su enfrentamiento a las políticas de la UNRWA. El FDLP llama a todas sus organizaciones a incorporarse activamente, en las primeras filas, en esas luchas y movilizaciones, tal como lo han hecho siempre, reafirmando una vez más que la unidad del movimiento popular es el medio seguro de su firme resistencia frente a los proyectos contrarios a los derechos e intereses nacionales y sociales de nuestro pueblo, al mismo tiempo que la organización de las filas y del movimiento popular constituye la garantía de implementar en la práctica y de alcanzar los legítimos reclamos que nuestras organizaciones enarbolan como consignas y demandas.

12- El FDLP valora altamente el protagonismo de nuestro pueblo dentro de la entidad sionista, tanto dentro, en el Knesset, como fuera, en defensa de sus derechos políticos, sociales, nacionales y patrióticos; e insiste en la necesidad de crear los mecanismos de lucha capaces de unificar todos los esfuerzos de nuestro pueblo en todos los lugares de existencia, o sea en los territorios ocupados desde el 48, en los territorios ocupados desde el 67 y en los lugares del destierro y de la diáspora.

13- En el aniversario de Al-Nakba (Desastre Nacional Palestino), el FDLP afirma que esta es una ocasión nacional, patriótica e internacional, de gran trascendencia, que pone a todos los hijos de nuestro pueblo ante nuevas y cada vez más amplias tareas, acorde a las amenazas que se ciernen a diario sobre la causa palestina y los derechos nacionales y legítimos del pueblo palestino. Estas coyunturas imponen la necesidad de un giro en este año con vistas a anteponer nuevamente la causa de nuestro pueblo como una causa de liberación nacional, bajo las banderas de la OLP, como marco de convergencia, exigiendo en primer lugar pasar la hoja de las fracasadas políticas y proyectos reduccionistas, y retornar al unificado y unificador proyecto nacional, el programa del retorno, la autodeterminación y del establecimiento del Estado de Palestina independiente. Este programa debe estar encaminado a unificar las luchas de nuestro pueblo : 1) en los territorios del 48, contra las leyes israelíes de discriminación racial, a desarticular el conjunto de legislaciones sionistas, y en defensa de la igualdad ciudadana, enfrentar los intentos de Israelización, y lograr preservar los derechos nacionales, democráticos y sociales de nuestro pueblo; 2) en los territorios del 67, por el cese de la ocupación, el desmantelamiento de las colonias y el establecimiento del Estado de Palestina independiente sobre el trazado de las fronteras anteriores al 4 de Junio del 67; 3) en el destierro y sobre el suelo patrio, seguir la lucha por el derecho al retorno a los hogares y propiedades, de los cuales los refugiados fueron expulsados y despojados desde 1948.

¡Viva la Intifada Juvenil!
¡Viva la OLP, organización de convergencia!
¡No a la división!
¡No a las decisiones individualistas monopólicas!

Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina
Mediados de mayo de 2016

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP