Sitio FDLP
La Web
 
 
 
DOCUMENTOS

 

Declaración final de la Conferencia del Diálogo Nacional
31 de mayo del 2006
 

A raíz del acuerdo alcanzado, en virtud de la Al finalizar su trabajo, la Conferencia del Diálogo Nacional, que celebró sus sesiones durante los días 25 y 26 del año 2006 en la Sede Presidencial en Ramallah y Centro de Al-Shawa en Gaza, dio a conocer la siguiente declaración:

1.- La prohibición de la sangre palestina:

La Conferencia del Diálogo Nacional afirma que la unidad del pueblo palestino, la unidad de sus organizaciones y sus fuerzas nacionales e islámicas, es el escudo sólido que protegió la causa e impidió que el enemigo, a lo largo de la historia contemporánea palestina lograra los planes colonialistas de robar la patria y expulsar al pueblo en el exilio y en la diáspora.

Gracias a la conciencia nacional y la firmeza del pueblo palestino, la vanguardia y sus aguerridas fuerzas, se pudo preservar la unidad y fortalecerla en todas las etapas de lucha nacional dentro y fuera de la patria. La Conferencia del Diálogo Nacional asegura hoy que los esfuerzos y las diferencias de posiciones en el terreno de la acción nacional, nacen a partir de la preocupación de todos sobre nuestra causa sagrada y que las contradicciones entre los hijos de la trinchera nacional no deben ser de imposible solución.

Las discrepancias no existen entre los hijos del pueblo y sus aguerridas fuerzas, por eso todas las diferencias deben encontrar una solución con el diálogo democrático y con un alto espíritu nacional de pueblo, pues no hay lugar para utilizar las armas entre los hijos de la única trinchera, causa y destino. No se puede derramar una sola gota de sangre que no sea contra el agresor que ocupa nuestro suelo patrio y destierra al pueblo, porque la sangre palestina es valiosa, sagrada y prohibida entre los hermanos.

La Conferencia del Dialogo Nacional rechaza categóricamente los malvados llamados a una guerra interna que sólo será aprovechada por el enemigo que asecha al pueblo, la patria y su futuro. La Conferencia llama a adoptar un documento nacional de honor entre todas las fuerzas y organizaciones para prohibir una confrontación interna, más allá de las razones, pretextos y justificaciones. Al mismo tiempo afirma que la discusión política entre las diferentes partes de las filas nacionales, deben encontrar una solución basada en el interés del pueblo, sobre la mesa del dialogo y con el dialogo y no con las armas y el derrame de la sangre palestina.

2.- El bloqueo político, económico y monetario impuesto sobre nuestro pueblo:

La Conferencia del Dialogo Nacional afirma su enérgico rechazo al injusto bloqueo por parte de Estados Unidos e Israel, que sufre el pueblo palestino, desde hace 3 meses, luego de que se llevaran a cabo las elecciones legislativas.

El bloqueo es un castigo colectivo impuesto a un pueblo que vive sometido a la ocupación, la agresión diaria, el colonialismo israelí y el Muro de Separación racista. Bloqueo que jamás servirá a la seguridad, la paz y la estabilidad en el Medio Oriente.

Esta peligrosa situación demanda una movilización árabe e internacional para levantar el bloqueo y reanudar el socorro y la ayuda internacional a nuestro pueblo, además de liberar los ingresos que retiene el gobierno israelí por tercer mes consecutivo.

La Conferencia del Dialogo Nacional condena ese injusto bloqueo y llama a todas las organizaciones y fuerzas del pueblo palestino, a llevar a cabo movilizaciones y actividades conjuntas en todas las provincias del sur y del norte, para que el Mundo entero escuche nuestra voz.

3.- El Plan Unilateral de Olmert, el colonialismo y el Muro:

La Conferencia del Dialogo Nacional, que representa a todas las fuerzas del resistente pueblo palestino, expresa un firme repudio y enfrentamiento al Plan de Olmert, que anexa la tierra y desgarra la patria en guetos y cantones aislados, rodeados por un cinturón de seguridad israelí. También rechaza todos los intentos colonialistas que pretenden engullir la Santa Ciudad de Jerusalén, el Valle del Jordán y anexionar asentamientos al estado hebreo, que en caso de terminar la ejecución de dicho Plan, robará el 58 por ciento de los territorios de Cisjordania.

La Conferencia afirma que no se logrará la paz, ni la seguridad a la sombra del colonialismo y del Muro que se construye en tierra palestina.

La Conferencia asegura que no será posible encontrar la seguridad y la paz sin la total retirada israelí de la tierra palestina y árabe ocupada durante la agresión de 1967. También llama a todas las partes árabes e internacional para resistir el Plan colonialista, expansionista de Olmert y para activar la decisión de la Resolución del Tribunal de Justicia Internacional de la Haya, que declaró la anulación de la ocupación, del colonialismo y del Muro racista, especialmente en la Ciudad Santa de Jerusalén.

La Conferencia reafirma que el pueblo palestino se aferra a su tierra, a su derecho a la autodeterminación, al retorno, a la creación del Estado Palestino independiente con Jerusalén como capital y rechaza enérgicamente el Plan de Olmert y el Estado de una frontera provisional.

4.- Fortalecer la ley y el orden y acabar con la inseguridad:

La Conferencia del Dialogo Nacional afirma que el fortalecimiento de la fuerza de la ley y el orden y la independencia de su jurisdicción, es la primordial tarea nacional. No hay autoridad en nuestra patria por encima del poder de la Ley, aceptada por todos para dirigir nuestra sociedad. Por eso, la Conferencia asegura que el fenómeno de la inseguridad, que se debe enfrentar duramente, representa una peligrosa amenaza para la tranquilidad de la patria y del ciudadano. Afirmamos el total apoyo a la Ley Fundamental que regula el funcionamiento de todos los poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial de la Autoridad Nacional, por lo cual se debe asegurar el fortalecimiento de los aparatos de seguridad y ofrecerles todas las posibilidades, sean hombres o armas para que sean capaces de poner fin al caos que amenaza el poder de la Ley, el Orden Público y la seguridad de la patria y el ciudadano. Además llamamos a rectificar el Aparato Judicial, activar su desempeño y a que sus instancias ejecuten de manera independiente todos los dictámenes.

5.- Activar y desarrollar la OLP:

Los conferencistas llamaron al hermano Abu Mazen, Presidente Ejecutivo de la OLP a convocar al Comité Supremo, derivado del dialogo de El Cairo, formado por el Presidente y los miembros del Comité Ejecutivo, el Presidente del Consejo Nacional, los Secretarios Generales de todas las organizaciones palestinas y personalidades nacionales independientes, para efectuar, antes de finalizar el mes de mayo, un encuentro inmediato con el fin de activar, desarrollar y fortalecer la posición de la OLP, único y legítimo representante del pueblo palestino.

6.- La Resistencia es un derecho legítimo del pueblo palestino:

La Conferencia del Diálogo Nacional afirma que la resistencia a la ocupación y al colonialismo, es un derecho legítimo del pueblo, garantizado por las leyes divinas e internacionales. También llama a todas las organizaciones de masas y fuerzas del pueblo palestino, para resistir la agresión, el colonialismo y la construcción del Muro y para formar los comités de unidad nacional que defiendan la tierra y al hombre en cada aldea y ciudad.

7.- El derecho al retorno es un derecho sagrado de los refugiados palestinos:

La Conferencia afirma que la causa de los refugiados palestinos es una causa de patria, identidad y futuro, por eso ratifica su total aferramiento a la Resolución internacional 194 relativa al derecho de los refugiados palestinos al retorno a sus hogares y patria y rechaza todos los intentos que pretenden abortar el derecho del retorno de los refugiados y dispersarlos en los rincones del Planeta. También afirma que el derecho de los refugiados a su patria, su tierra y su lugar, es sagrado, es un derecho colectivo e individual que ninguna fuerza en la tierra puede abortar.

8.- El Documento de la Coincidencia Nacional del Movimiento de los Prisioneros:

Los conferencistas valoraron todas las iniciativas y los documentos presentados a la Conferencia, en primer lugar el Documento de la Coincidencia Nacional, iniciativa de los dirigentes del Movimientos de los Prisioneros, que fue considerada como una buena base para el dialogo nacional.

La Conferencia afirma que todas las instancias, fuerzas y potencial popular, trabajan sin detenerse para liberar a los prisioneros y detenidos, también llama a todos los comités de derechos humanos a contribuir con sus esfuerzos en este sentido.

9.- El Comité del Dialogo Nacional:

Al finalizar su trabajo la Conferencia decidió crear un Comité de Dialogo Nacional encabezado por el Presidente Abu Mazen, formado por representantes del Consejo Nacional, del Consejo Legislativo, del Comité Ejecutivo, del gobierno, de las organizaciones, del accionar nacional e islámico, de los bloques parlamentarios, del sector privado y de las organizaciones de la sociedad civil. Ese Comité iniciará su labor con inmediatez para lograr un programa de trabajo nacional unido, con el objetivo de fortalecer las filas y profundizar nuestra unidad nacional.

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP