Sitio FDLP
La Web
 
 
 
DOCUMENTOS

 

Documento de la Coincidencia Nacional
Documento de los Prisioneros Palestinos: Texto final acordado por las organizaciones palestinas
8 de septiembre del 2006
 

Introducción:

Por el alto sentido de la responsabilidad nacional e histórica, teniendo en cuenta los peligros que acechan a nuestro pueblo, sobre la base de no reconocer la ocupación, partiendo del principio de que los derechos no pierden vigencia bajo ninguna circunstancia y en aras de fortalecer el frente palestino interno, preservar y proteger la unidad nacional y la de nuestro pueblo en la patria y en el destierro y con vistas a enfrentar el proyecto israelí, que pretende imponer la propia solución israelí y minar el sueño y el derecho de nuestro pueblo de establecer su estado nacional independiente y soberano.

Un Plan que el gobierno sionista intenta ejecutar en la próxima etapa, apoyándose en la continuidad y finalización del Muro de Segregación racial, en la judaización de Jerusalén, la ampliación de los existentes asentamientos israelíes, en la apropiación del Valle del Jordán, la anexión de grandes áreas de Cisjordania, en bloquear las puertas para impedirle a nuestro pueblo la puesta en práctica de su derecho al retorno.

Para conservar los logros de nuestro pueblo, alcanzados durante su prolongada marcha combativa, fieles a los mártires de nuestro grandioso pueblo y a los sufrimientos de sus prisioneros y heridos, partiendo de que aún vivimos una etapa cuyo rasgo principal es el de la liberación nacional democrática que requiere de una estrategia política combativa acorde a esas características y para lograr el éxito del global diálogo nacional palestino basado en la Declaración de El Cairo y la urgente necesidad de unidad y cohesión, ponemos a consideración este documento “El Documento de la Coincidencia Nacional” ante el firme y resistente gran pueblo palestino, el Presidente Mahmoud Abbas (Abu Mazen), la Dirección de la OLP, el Presidente del Gobierno Ismail Haniyeh, el Consejo de Ministros, el Presidente y Miembros del Consejo Nacional Palestino, el Presidente e integrantes del Consejo Legislativo Palestino, todas las fuerzas y destacamentos palestinos, todas las Instituciones, las organizaciones cívicas y populares y la opinión pública palestina fuera y dentro de la patria.

El Documento de la Coincidencia Nacional se considera como un documento íntegro del cual la introducción forma parte:

1.- El pueblo palestino fuera y dentro de la patria busca la liberación del suelo patrio, la eliminación de los asentamientos israelíes, la evacuación de los colonos, el desmantelamiento del Muro de Segregación y Anexión Racial e implementar su derecho a la libertad, el retorno y la independencia, en aras de alcanzar la autodeterminación, con lo que implica también lograr su derecho a establecer su estado independiente de plena soberanía sobre todos los territorios ocupados en 1967 con la ciudad Santa como capital (Jerusalén). También indemnizar y garantizar el derecho de los refugiados al retorno a sus hogares y propiedades de las cuales fueron expulsados y liberar sin distinción ni excepción a todos los prisioneros y detenidos, todo ello apoyándose en el derecho histórico de nuestro pueblo a la tierra de nuestros ancestros, en la Carta Magna de la ONU, en la Ley internacional y todas las normas avaladas por la Legalidad Internacional sin menoscabo de los derechos de nuestro pueblo.

2.- Acelerar el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en El Cairo en marzo del 2005, con relación a la revitalización de la OLP y la incorporación a la misma de todas las fuerzas y destacamentos palestinos, de acuerdo con bases democráticas que fortalezcan y reafirmen la posición de la OLP como el único y legítimo representante de nuestro pueblo en todos los lugares, teniendo en cuenta todos los cambios en el escenario palestino y en lo que el papel protagónico y la capacidad de la OLP en la dirección de nuestro pueblo para movilizarlo en defensa de sus derechos nacionales, políticos y humanitarios en todos los Foros regionales e internacionales.

El interés nacional consiste en mantener a la OLP como un frente amplio de coalición nacional global, como un marco unificador y una máxima referencia política de los palestinos en la patria y en el destierro y en la formación, antes de finalizar el año 2006, de un nuevo Consejo Nacional, que garantice la representatividad de fuerzas, partidos y organizaciones nacionales e islámicas, sectores e instituciones, fuerzas activas, personalidades y concentraciones de nuestro pueblo, mediante elecciones, donde se puedan realizar, de acuerdo al principio de la representatividad porcentual. Donde se imposibilite efectuar elecciones, se acordarán a través de mecanismos que establezca el Comité Supremo, derivado del dialogo de El Cairo.

3.- El derecho del pueblo palestino a ejercer la resistencia y aferrarse a la alternativa de resistir la ocupación como opción en todas sus formas y concentrarla en los territorios ocupados de 1967, conjuntamente con la labor política negociadora diplomática que debe ir paralela a la resistencia popular de masas dirigida contra la ocupación y a centrar la atención en la ampliación participativa de todos los sectores del pueblo en esta lucha.

4.- Elaborar un plan palestino de acción política global y unificar el discurso político sobre la base de los objetivos nacionales palestinos tal como aparecen en este documento y las resoluciones de la legalidad árabe y las resoluciones de la Legalidad Internacional a favor de nuestro pueblo, del modo que conserve sus derechos y principios, ejecutado por la OLP y sus diferentes organismos, la ANP en la figura del Presidente y del Gobierno, así como por todos los Destacamentos Nacionales e Islámicos, organizaciones cívicas, personalidades y fuerzas activas, con vistas a movilizar el apoyo árabe, islámico e internacional en los campos políticos, financieros, económicos y humanitarios en respaldo del derecho de nuestro pueblo a la autodeterminación, la libertad, el retorno y la independencia y por ende contrarrestar el Plan Unilateral israelí y el injusto estado de sitio impuesto sobre nuestro pueblo.

5.- Mantener y preservar la Autoridad Nacional Palestina, construida gracias a la lucha y sacrificios de nuestro pueblo, siendo el núcleo del futuro estado, por lo que el supremo interés nacional exige respeto a la Carta Magna “Ley Fundamental” de la ANP y a las responsabilidades y facultades del Presidente elegido por el pueblo mediante elecciones libres, democráticas e intachables. También se exige respeto a los compromisos y facultades del gobierno que obtuvo el voto de confianza del electo Consejo Legislativo que a su vez fue elegido democráticamente. Se ha de observar la necesidad de la cooperación entre la presidencia y el gobierno y la labor conjunta a través de reuniones periódicas encaminadas a lograr y fortalecer la colaboración e integración en base de las normas de “La Ley Fundamental” y el Interés Nacional Supremo. Al mismo tiempo se debe llevar a cabo una reforma total en los órganos de la OLP, especialmente en todos los niveles del jurídico, para hacer prevalecer la autoridad de la Ley.

6.- Trabajar por constituir un gobierno de unidad nacional en cuyo seno se garantice la participación de todos los bloques parlamentarios y las demás fuerzas políticas que expresen su voluntad sobre la base de este Documento y un programa conjunto para reanimar la situación palestina en todos los niveles frente a los desafíos.

Para contrarrestar los peligros, se debe crear un gobierno de sólida unidad, que goce del apoyo popular y político palestino y cuente con un respaldo árabe e internacional que le permita ejecutar el programa de la reforma, desarrollar la economía nacional palestina, fomentar las inversiones, combatir la pobreza y brindar la mejor atención posible a los sectores que llevaron sobre sus hombros la responsabilidad de la resistencia, lucha e Intifada y se convirtieron en blanco del genocidio israelí, sobre todo las familias de los mártires, prisioneros, heridos, los dueños de las propiedades destruidas por la ocupación, los desempleados y los estudiantes universitarios.

7.- La dirección de las negociaciones es una facultad de la OLP y del Presidente de la ANP sobre la base de la adhesión de los objetivos nacionales palestinos tal como aparecen reflejados en este documento. Todo acuerdo trascendental al respecto debe ser presentado al nuevo Consejo Nacional Palestino para ser aprobado o para ser sometido a un referéndum en la Patria y en el destierro en virtud de una ley que lo organice.

8.- La liberación de los prisioneros y detenidos es un deber nacional sagrado que debe llevarse a cabo a través de todos los medios disponibles, por las fuerzas y destacamentos nacionales e islámicos, como así también por la OLP y la ANP representadas por el Presidente y el Gobierno, junto al Consejo Legislativo y todas las formaciones de la Resistencia.

9.- La importancia de trabajar e intensificar la defensa de los derechos de los refugiados y la necesidad de celebrar una conferencia popular representativa de este sector que dé lugar a órganos de seguimiento cuya tarea sea exigir a la comunidad internacional la puesta en práctica de los estipulados de la Resolución 194 relativa al derecho al retorno y a la indemnización de los refugiados palestinos.

10.- Trabajar por la formación de un frente unificado de resistencia con el nombre “El Frente de Resistencia Palestina” para dirigir y emprender la lucha contra la ocupación, coordinar las acciones conjuntas de resistencia y formar una instancia política unificada de la misma.

11.- Adherirse estrictamente al proceso democrático materializándolo mediante elecciones generales, periódicas, libres, honestas y democráticas, en virtud de la Ley, aplicables en el caso del Presidente, del Poder Legislativo y de los Consejos Locales y Municipales y las Uniones, sindicatos y Asociaciones. Como así también respetar el principio de la transferencia pacífica del poder, reafirmar el principio de la separación entre los poderes, comprometerse a preservar la experiencia palestina democrática, acatar los resultados de las elecciones, cumplir con la Ley y respetar las libertades individuales, públicas, de prensa y de derechos humanos, al mismo tiempo, asegurar sin distinción alguna, la igualdad ciudadana tanto en derechos como en obligaciones y garantizar y fortalecer los logros de la mujer.

12.- Rechazar el injusto bloqueo impuesto sobre nuestro pueblo protagonizado por los Estados Unidos e Israel y llamar a los hermanos árabes, a los niveles popular y oficial, a respaldar al pueblo palestino, a la OLP y a la ANP y llamar a los gobiernos árabes a poner en práctica las Resoluciones políticas, financieras, económicas y mediáticas aprobadas por sus Cumbres en apoyo a nuestro pueblo palestino y su causa. También reiterar que la ANP se mantiene firme en el cumplimiento y adhesión a la unanimidad y a la acción árabe común en respaldo de nuestra justa causa y de los supremos intereses árabes.

13.- Llamar al pueblo palestino a la unidad, a la cohesión, a cerrar filas y a apoyar a la OLP, a la ANP representada por el Presidente y el Gobierno y a fortalecer la firmeza y resistencia frente a la agresión y el bloqueo y manifestar su pleno rechazo a toda intromisión en los asuntos palestinos internos.

14.- Desestimar todas las manifestaciones de divisionismo y discordia y todo lo que conduzca a una lucha fraticida. Condenar el uso de las armas como vía de solución para las diferencias internas y prohibir el empleo de las mismas entre los hijos de la Patria, porque la sangre del pueblo es sagrada. Comprometerse al diálogo como único medio para solucionar las diferencias y defender la libertad de expresión, a través de todos los medios, inclusive para oponerse a la autoridad y a sus decisiones siempre y cuando se haga en virtud de la Ley. Respetar el derecho a la protesta pacífica, la organización de marchas, manifestaciones y concentraciones con la condición de que se realicen sin armas y sin agredir las propiedades públicas y privadas.

15.- El interés nacional impone la necesidad de la búsqueda de los mejores métodos y apropiados instrumentos que garanticen la continuidad de la participación de nuestro pueblo y de sus fuerzas patrióticas, políticas y sociales en todos los lugares donde se encuentra, teniendo siempre en cuenta sus nuevas condiciones en el marco de la batalla por la libertad, el retorno, la independencia y la liberación, tomando en consideración la nueva situación de la Franja de Gaza, de modo tal que este bastión se convierta en una palanca y fuerza verdadera para la resistencia de nuestro pueblo con el empleo de eficaces medios y métodos de lucha que permitan enfrentar la ocupación tomando en cuenta los intereses supremos de nuestro pueblo.

16.- La necesidad de reformar y desarrollar la institución palestina de seguridad, en todas sus ramificaciones, sobre la base de condiciones modernas que le permitan ejecutar de forma más eficaz la tarea de defender la patria y los ciudadanos, así como contrarrestar la agresión y la ocupación. También para poder conservar la seguridad y el orden público, aplicar las leyes, poner fin al caos, al descontrol interno, a todas las manifestaciones y especulaciones armadas y decomisar las armas que provocan dicho descontrol, que no solo causan grandes daños a la resistencia, sino deforman su imagen y amenazan la unidad de la sociedad palestina. Se ha de tomar en cuenta la necesidad de coordinar y organizar la relación con todas las fuerzas y destacamentos de la Resistencia y organizar y proteger su posesión de las armas.

17.- Convocar al Consejo Legislativo, para seguir promulgando las leyes organizativas de la labor de la institución de seguridad en todas sus ramificaciones y realizar los esfuerzos para la aprobación de una Ley que prohíba la práctica de todo tipo de actividad política y partidista de los miembros de esta institución que deben someterse a la instancia política elegida según los estipulados de la Ley.

18.- Trabajar por la ampliación del rol y de la presencia de los Comités Internacionales de Solidaridad y las agrupaciones amantes de la Paz en aras de respaldar la firmeza de nuestro pueblo y su justa lucha contra la ocupación, contra la práctica de la colonización y el Muro de Segregación y Anexión Racial y para que se aplique la Resolución del Tribunal Internacional de la Haya relativa a la eliminación del Muro y la ilegalidad de la colonización israelí.

29/6/2006

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP