Sitio FDLP
La Web
 
 
 
DOCUMENTOS

 

Intervención del Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en la Reunión Ministerial del Comité sobre Palestina del MNOAL
 

Excelencias:

Agradecemos su presencia en esta importante Reunión Ministerial del Comité sobre Palestina del Movimiento de Países No Alineados y del Caucus del MNOAL en el Consejo de Seguridad de la ONU, y su activa participación en nuestros trabajos.

Para Cuba, constituye un alto honor presidir los trabajos de este Comité e impulsar las acciones de los países no alineados en un tema de primera prioridad para nuestro Movimiento. Baste señalar que sólo en los últimos tres años, el Buró de Coordinación del MNOAL ha adoptado 14 Declaraciones sobre la situación en los territorios palestinos ocupados, incluyendo Jerusalén Oriental, así como acerca de otras cuestiones relacionadas con el tema de Palestina.

Desde el establecimiento de este Comité, en la VII Cumbre del Movimiento, celebrada en Nueva Delhi, India, en 1983, hemos sostenido numerosos encuentros de alto nivel y trabajado siempre apegados al cumplimiento de nuestro mandato: apoyar las legítimas reivindicaciones del pueblo palestino y el disfrute de sus inalienables derechos, como requerimiento imprescindible para el logro de una paz justa y definitiva en la región del Medio Oriente.

Nuestra responsabilidad sigue siendo grande. Israel, la potencia ocupante, continúa sometiendo al pueblo palestino a graves violaciones de sus más elementales derechos. A un pueblo entero, se le somete a la amenaza permanente, al sistemático uso de diversos métodos de castigo colectivo y de los más sofisticados instrumentos de guerra y se le niega el más sagrado de los derechos, el de la libre determinación.

Para el Movimiento de Países No Alineados, ha sido una prioridad histórica la búsqueda de una solución pacífica, justa y duradera al conflicto israelo-palestino y la defensa del derecho del pueblo de Palestina a ejercer la soberanía en un Estado independiente, sobre la base de las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital.

La solidaridad y el apoyo a la causa del pueblo palestino por parte del MNOAL son incondicionales y se sustentan en principios sólidos del Derecho Internacional, la Carta de la ONU y los propios principios del Movimiento.

Reafirmamos nuestro rechazo a la ilegal ocupación israelí de Palestina y otros territorios árabes y condenamos las violaciones perpetradas por Israel a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

Desconociendo sucesivas resoluciones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que exigen la retirada de Israel de Palestina y de los restantes territorios árabes ocupados, la potencia ocupante pretende perpetuar el status quo, en franco desprecio de la voluntad mayoritaria de la comunidad internacional.

La conducta israelí cuenta con la impunidad que le extiende el apoyo y amparo del Gobierno de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU y en otros foros internacionales. La superpotencia ha impedido al Consejo de Seguridad el desempeño de su responsabilidad como garante de la paz y la seguridad internacionales. Sus decenas de vetos y las amenazas de recurrir al mismo en defensa de las criminales acciones llevadas a cabo por Israel, constituyen inaceptables actos de complicidad.

En fecha reciente, tuvimos un claro ejemplo cuando el Consejo de Seguridad, luego de haber adoptado su resolución 1860 que pedía el cese al fuego en Gaza, se vio imposibilitado de actuar por la deliberada inacción del gobierno de los Estados Unidos y algunos de sus más cercanos aliados.

Estimados Ministros:

Para el Movimiento de Países No Alineados constituye una gran preocupación el grave deterioro de la situación generada por el ocupante israelí en Palestina, tras la agresión iniciada el 27 de diciembre de 2008 a la población de la Franja de Gaza y el cierre de sus pasos fronterizos. Se han hecho aún más críticas, las ya difíciles condiciones políticas, económicas, sociales, humanitarias y de seguridad en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental.

El Movimiento de Países No Alineados condenó enérgicamente y de forma inmediata la brutal agresión militar israelí contra la población civil palestina en la Franja de Gaza, que trajo como resultado la muerte de 1 400 palestinos, entre ellos cientos de niños y mujeres, más de 5 500 palestinos heridos y el desplazamiento masivo de sus habitantes. Miles de familias palestinas quedaron sin hogares. El daño humano impuesto por el agresor es irreparable.

La solidaridad enérgica y firme del Movimiento de Países No Alineados se hizo sentir en el Consejo de Seguridad de la ONU. Exigimos el fin de los brutales crímenes israelíes, del sufrimiento del pueblo palestino y de la destrucción de su patrimonio.

Una vez más reivindicamos los inalienables derechos del pueblo palestino, incluido el establecimiento de garantías de una paz justa y duradera.

En las sedes de Nueva York, Ginebra y la UNESCO, el MNOAL emitió declaraciones de firme condena a la agresión israelí contra la Franja de Gaza. La labor del Movimiento, junto a organizaciones como la Liga de Estados Árabes y la Organización de la Conferencia Islámica, permitió la convocatoria de una Sesión Especial del Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, que adoptó el 12 de enero de 2009 una resolución que condenó las graves violaciones cometidas por Israel y exigió que se hiciera justicia al pueblo palestino. Nuestra acción fue también decisiva en la reanudación de la 10ma. Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU, los días 15 y 16 de ese mismo mes.

El Movimiento ha reafirmado la necesidad de que la comunidad internacional intensifique y coordine sus esfuerzos para apoyar y promover el proceso de paz, así como para garantizar el respeto al Derecho Internacional, incluido el Derecho Internacional Humanitario y el relativo a los Derechos Humanos.

Excelencias:

Unos 4.6 millones de refugiados palestinos viven dispersos por todo el Medio Oriente. Como resultado de la ocupación israelí del territorio palestino, de sus ilegales políticas de asentamientos judíos en territorios ocupados y de sus sucesivas agresiones militares, decenas de miles de familias palestinas han perdido sus hogares, sus tierras y sus medios de vida. El ocupante actúa contra los negocios y la infraestructura civil, incluidos los sistemas de distribución de agua, los servicios sanitarios y los sistemas eléctricos. Hospitales y ambulancias, mezquitas, instituciones públicas, incluidas escuelas, han sido severamente dañadas. Las granjas y cultivos son sometidos a permanente destrucción. Incluso, las instalaciones de las Naciones Unidas, entre ellas varias escuelas a su cargo en las que familias palestinas atemorizadas han buscado refugio, no han escapado de la brutalidad criminal israelí.

El MNOAL reitera su exigencia del cese del inhumano e ilegal bloqueo y del cierre de los accesos a la Franja de Gaza por parte de Israel, que niega la libertad de movimiento a la población civil palestina - incluidos casos de personas enfermas, estudiantes y personal humanitario -, impide el acceso de ayuda humanitaria y de productos de primera necesidad como alimentos, medicamentos, combustible, electricidad y materiales de construcción y prohíbe toda relación o intercambio económico y comercial de los habitantes de Gaza con el exterior, y la población palestina en Cisjordania.

El MNOAL reafirma su rechazo a la intensificación de la política israelí de asentamiento de colonos judíos en los territorios ocupados, incluida la confiscación de nuevas tierras al pueblo palestino; a la construcción y expansión de asentamientos ilegales; a la construcción del Muro de la Vergüenza; a la demolición de casas, las excavaciones y la imposición de restricciones arbitrarias y racistas de residencia y movimiento por medio de un régimen de permisos y cientos de puestos de control por todo el territorio palestino ocupado, en especial, dentro y alrededor de Jerusalén Oriental ocupada. Tales políticas y medidas por parte de Israel, constituyen graves violaciones del Derecho Internacional y flagrantes desafíos a las resoluciones de las Naciones Unidas y a la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia del 9 de julio de 2004.

El Movimiento condena la nueva política de desplazamientos masivos en Jerusalén oriental, con la que el ocupante israelí intenta modificar artificialmente la composición demográfica de dicha ciudad con el fin de crear condiciones para impedir que se convierta en la capital de un nuevo y soberano Estado palestino.

La comunidad internacional no puede permanecer pasiva y silente frente a los abusos y violaciones que comete impunemente Israel contra el pueblo palestino. El Movimiento de Países No Alineados ha exigido al Consejo de Seguridad el cumplimiento de su responsabilidad de garantizar que se lleve a cabo la investigación a fondo de todos los crímenes y violaciones cometidos por Israel en la Franja de Gaza y que se realicen esfuerzos de seguimiento serios para que los autores de tales crímenes respondan por los mismos.

Ahora, nos corresponde la no menos difícil tarea de garantizar que los informes de las diversas misiones que han investigado e investigan las atrocidades de Israel en Gaza se hagan públicos y sean de conocimiento de la comunidad de naciones. Sólo así podremos seguir luchando contra la impunidad y exigiendo que se tomen las medidas que correspondan ante tanta barbarie.

Cuba y el Movimiento de Países No Alineados reafirmamos nuestra invariable solidaridad con las justas causas árabes y, en particular, nuestro firme apoyo a la heroica lucha del pueblo palestino por alcanzar su derecho inalienable a la autodeterminación y al establecimiento de su Estado soberano e independiente, con Jerusalén Oriental como capital; así como al derecho de los pueblos árabes a la devolución incondicional de todos los territorios ocupados por Israel desde junio de 1967, como requisitos ineludibles para el logro de una paz justa y duradera en la región del Medio Oriente. Estos son y continuarán siendo reclamos permanentes y prioridades en el accionar de nuestro Movimiento, hasta alcanzar los objetivos propuestos.

Los invito a renovar nuestro firme compromiso con la justa causa del pueblo palestino y de nuestros hermanos árabes en general y a seguir avanzando acciones que vigoricen y hagan más efectiva nuestra solidaridad con Palestina.

Muchas gracias.
La Habana, 29 de abril de 2009

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP