Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

Declaración nacional al pueblo palestino, a los pueblos árabes y a los hombres libres del mundo, en torno a los temas tratados en la sesión del Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (La Sesión de Jerusalén y las Revoluciones Árabes)
 

Nuevas iniciativas: Las Resoluciones de la Legalidad Internacional bajo el auspicio de las cinco grandes potencias en lugar del ¨Acuerdo Marco¨ y la unilateralidad norteamericana. Hacia una solución global y equilibrada de los asuntos del conflicto palestino-israelí.

• La iniciativa del FDLP: Nueva fórmula y nuevos mecanismos de ejecución para poner fin a la división.

-1-
Introducción

A las puertas del cuadragésimo quinto aniversario de la fundación del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), y al cabo de un año de las labores de la Sexta Conferencia Nacional General, y con la participación de sus miembros de Cisjordania, la Franja de Gaza y los países del refugio y del destierro; el Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina celebró su cuarta sesión a mediados del mes de Febrero de 2014, presidida por su secretario general, compañero Nayef Hawatmeh, donde analizó detalladamente el desencadenamiento de sucesos políticos en el escenario palestino, matizados por las presiones de la administración norteamericana, sin el cese de la colonización. Al mismo tiempo, la sesión escuchó y analizó todos los informes combativos y organizativos sometidos a su consideración por las diferentes instancias de dirección, tomando al respecto las decisiones necesarias, y finalizó sus labores emitiendo ¨La Declaración Nacional al Pueblo Palestino, a los Pueblos Árabes, y a los Hombres Libres del Mundo¨, que abarcó los siguientes temas.

-2-
Descenso del techo de la posición política palestina

El Comité Central del FDLP pasó revista a los acontecimientos políticos que tuvieron lugar en el escenario palestino tras la reanudación de las negociaciones entre la dirección de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el Gobierno de Israel en marzo/julio de 2013, y concluyó que dichas negociaciones, según la fórmula de John Kerry, secretario de estado norteamericano, no solo hizo descender el umbral de los temas negociados, aún antes de que se les diera inicio, sino también el umbral de la posición negociadora y política palestina en general, cuando se había unificado y consensuado la posición nacional palestina sobre la necesidad e importancia de detener las actividades de colonización incondicionalmente antes de reanudar las negociaciones, así como sobre la necesidad e importancia de adoptar las resoluciones de la legalidad internacional, como un referente al respecto, y trabajar en aras de ponerlas en práctica, y no retornar a la inmovilización política y a las posiciones estacionarias mediante negociaciones de duración indeterminada, que solo sirven al Estado de Israel de cobertura para crear más hechos consumados en el terreno, y evadir el cumplimiento de obligaciones políticas equilibradas en el plazo inmediato, luego de más de veinte años de negociaciones vanas e inútiles para la parte palestina, abiertas al continuo expansionismo colonial israelí que no conoce límite en Jerusalén y Cisjordania, sino que prosigue en forma de agresiones y guerras contra Cisjordania y la Franja de Gaza.

El Comité Central del FDLP observó que la fórmula de John Kerry, acordada de forma anticipada con Israel, logró desarticular la posición política de la ANP, y presionó su ida a negociaciones sin cobertura política nacional. El retorno a las negociaciones no es el resultado de una decisión tomada por las instancias correspondientes y facultadas de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), lo cual arroja nuevamente luz sobre la fragilidad del sistema político palestino, su deterioro y continua inclinación hacia el totalitarismo e individualismo en la toma de las decisiones nacionales, hecho que despojó esta decisión de los imprescindibles elementos de fuerza sin los cuales no se puede resistir y actuar firmemente ante las presiones norteamericanas, regionales e internacionales, y poder encarar el abismal desequilibrio en la correlación de fuerzas, inclinada a favor de la ocupación y la colonización.

A la vez el Comité Central del FDLP observó que la dirección de la ANP ha realizado grandes concesiones solo a cambio de proseguir con las negociaciones, las cuales consisten en no vincular la reanudación de las negociaciones al cese de la colonización, o incluso desacelerarla o congelarla temporalmente, y sin vincular la reanudación de negociaciones a ningún referente relacionado con el derecho internacional y las resoluciones legítimas vinculantes, y sin reconocer las fronteras de 1967 como los límites fronterizos del Estado de Palestina. El enemigo israelí arrancó con antelación compromisos de EEUU con relación a la llamada “seguridad” del estado de Israel, y de frustrar e impedir todo intento palestino o árabe que pretenda la incorporación del estado de Palestina a los organismos internacionales, y de no permitir que se plantee la cuestión de las colonias israelíes y actividades de colonización ante el Consejo de Seguridad de la ONU o cualquier otro foro internacional. La administración norteamericana se comprometió a tomar en consideración lo que llamaron necesidades y exigencias israelíes de seguridad en los ordenamientos de cualquier arreglo político que se alcance entre ambas partes.

El Comité Central del FDLP concluyó que la continuación de negociaciones sobre esas bases no podría resultar en un arreglo político equilibrado que garantice, aunque sea, el nivel mínimo de los legítimos derechos nacionales palestinos, sino que dejaría las puertas abiertas totalmente y propiciaría un ambiente idóneo para un mayor extremismo israelí, el ejercicio de presiones y chantaje contra la parte palestina, además de conducir a la comunidad internacional a posiciones más bien ¨neutrales e inactivas¨, a la espera de los resultados del ¨mediador¨, seguramente destructivas para la parte palestina y reportaría ganancias netas al enemigo israelí. Esta situación permitiría al deshonesto mediador norteamericano buscar opciones políticas para someter a la parte más débil (la palestina en este caso), a mayores presiones y obligarla a brindar concesiones esenciales renunciando a las fronteras de 1967 bajo el rótulo ¨intercambio de tierras¨, y concesiones en Jerusalén Este y el Valle del Jordán, la anexión de los complejos de colonias y la incesante colonización...

El Comité Central afirmó que a partir de todo lo planteado anteriormente, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina se opuso al retorno a las negociaciones bajo la fórmula de Kerry y, muy tempranamente, les pronosticó predeterminados carriles y resultados, ya que la complicidad Israel-Estados Unidos de América es evidente a todas luces, de modo que ambas partes lograron arrojar al equipo palestino negociador al torbellino de las cuestiones de seguridad, sus detalles y laberintos con un objetivo básico, el de no discutir las cuestiones esenciales: las fronteras de 1967, Jerusalén Este como capital del estado de Palestina, la detención de la colonización y el expansionismo israelí, los derechos de los refugiados palestinos…

La cuestión esencial en todo ordenamiento de un arreglo político consiste en la retirada de la ocupación y de la colonización de toda la tierra palestina, a las fronteras del 4 de Junio de 1967, las cuales son las fronteras del Estado de Palestina, tal como trazó y reconoció, una vez más, la Resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas el 29 de Noviembre de 2012. Por tanto, el CC del FDLP ve en la intencional vinculación de los temas de seguridad y de fronteras, por parte de Israel y EEUU, la forma de evadir la discusión de la cuestión esencial, o sea, la cuestión de las fronteras, a favor de proporcionarle a Israel el mayor nivel de seguridad a cambio de la total inseguridad para la parte palestina.

-3-
¨El Acuerdo Marco¨ favorece a los intereses israelíes, es ambiguo y sospechoso, e implica concesiones de la parte palestina

El Comité Central analizó las trabas que obstaculizan la marcha del proceso negociador producto de la intransigencia israelí y la incondicionalidad norteamericana a favor de Israel, caracterizada por la retractación constante y el abandono de las resoluciones y referentes de la legalidad internacional. Debatió con el mayor grado de responsabilidad los rasgos principales del llamado ¨Acuerdo Marco¨ que el Secretario de Estado norteamericano John Kerry trata de impulsar para solucionar el conflicto palestino-israelí, y los peligros subyacentes que representa. En este contexto afirmó lo siguiente:

• Que el llamado Acuerdo Marco no constituye un proyecto de solución política, ya que no traza los rasgos generales, ni establece los compromisos mutuos y los medios de su ejecución en un período de tiempo preciso. Es más bien un proyecto político que allana el camino ante la continuidad de las negociaciones, nada más y nada menos, al amparo de las actuales condiciones, bases y mecanismos, totalmente desequilibrados e inclinados a favor del enemigo israelí.

• Que el llamado Acuerdo Marco encierra en sí una ambigüedad destructiva en todo lo relacionado con los intereses y legítimos derechos nacionales palestinos y solo ofrece meras promesas a la parte palestina, mientras que pone a disposición de Israel todo lo que sirva a sus demandas y su política de agresión de forma precisa, clara y tangible, en lo referente a los temas de la seguridad, tierra, colonización, Jerusalén, refugiados. Dicho proyecto va más allá al tratar de comprometer a la ANP a reconocer ¨el carácter judío del Estado de Israel¨, con todos los peligros que ello implica para la causa de los refugiados y para los derechos políticos y civiles de los ciudadanos palestinos de los territorios del 48 y el futuro de su existencia, además de ignorar la historia, la cultura, la civilización y la lectura nacional de la historia palestina a favor del reconocimiento de la lectura sionista de la historia de esas tierras, inspirada por las leyendas y mitos ideológicos de la derecha y de la ultraderecha del Movimiento Sionista.

• Que el llamado Acuerdo Marco propuesto por EE.UU ignora el Derecho Internacional y todas las resoluciones de la legalidad Internacional en lo referente a las cuestiones básicas palestinas (fronteras- Jerusalén- colonias- refugiados, etc), y asienta las bases para reelaborar una nueva solución a la causa palestina a partir de un nuevo referente que solo plantea fórmulas subversivas que eluden los derechos legítimos nacionales del pueblo palestino. En este sentido, tales proyecciones traen a colación la Carta de Garantías Norteamericanas del Presidente George Bush Jr., dirigida el 14/4/2004, a Sharon, la cual considera a las colonias como parte del territorio del Estado de Israel, a la vez que plantea nuevamente las propuestas del ex presidente norteamericano Bill Clinton en Camp David 2000, y más tarde en Taba 2001, respecto a cómo solucionar el problema de los refugiados sobre la base de asentarlos en otras latitudes y someterlos al “transfer”.

El Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina concluyó afirmando que el Acuerdo Marco planteado por EEUU es un acuerdo de liquidación en su contenido, contexto e itinerario, y no puede convertirse en un proyecto de arreglo político global y equilibrado, solución y paz, basado en las Resoluciones de la Legalidad Internacional, sino que deja todas las puertas abiertas, de par en par, a todas las prácticas y violaciones israelíes en detrimento de los intereses y derechos del pueblo palestino en todo lo concerniente a los asuntos de la seguridad, fronteras, Jerusalén, tierra y el derecho de los refugiados al retorno, y otros aspectos.

El CC del FDLP concluyó también que el Acuerdo Marco estadounidense podría propiciar las condiciones y ámbitos idóneos para que el estado de Israel prosiga su guerra abierta en el terreno, mediante la ampliación sin precedentes de las actividades de colonización, a la sombra de la sumisión de la ANP y el sometimiento a las presiones norteamericanas al continuar la ANP las negociaciones, sin tomar en cuenta lo que está pasando en el terreno práctico, y mantener su reticencia de recurrir a las resoluciones y referentes de la legalidad internacional, tanto el Consejo de Seguridad como la Asamblea General de la ONU, como alternativa.

-4-
Una nueva iniciativa para nuevas y alternativas negociaciones

Al palpar con mucha claridad los peligros que entraña el actual proceso de negociaciones para los legítimos intereses y derechos nacionales del pueblo palestino, el Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina convoca a todas las organizaciones del FDLP, a las masas de nuestro pueblo en la Patria y en los campos del exilio y del destierro, a asumir su responsabilidad nacional mediante la acción mancomunada con todas las fuerzas, instituciones, sindicatos, universidades, organizaciones de mujeres y jóvenes, organismos y personalidades patrióticas, sobre la base de los más amplios denominadores comunes con vistas a enarbolar y asumir las siguientes e inmediatas tareas nacionales:

• Exigir a la dirección de la ANP la suspensión de las actuales infructuosas negociaciones con el gobierno derechista y ultraderechista de Netanyahu, y regresar al seno de la unanimidad nacional y rehusar la prórroga de las negociaciones hasta 2015. Tampoco entablar nuevas negociaciones con la parte israelí sin que antes existan los requisitos necesarios, entre ellos el cese total e incondicional de todas las actividades de colonización en todos los territorios palestinos ocupados en la agresión de 1967, y en primer lugar Jerusalén. Al mismo tiempo, impedir que Israel utilice el proceso de colonización como medio e instrumento para crear nuevas realidades en el terreno como hechos consumados, además de buscar un patrocinio internacional de esas negociaciones bajo el auspicio y la supervisión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad como alternativa a la unilateral acción de EEUU, sobre todo que el unilateral protagonismo de EEUU ha sido el factor principal en destruir todas las posibilidades de avance en el proceso de arreglo político. El proceso de arreglo político debe producirse bajo el coauspicio de las partes internacionales, el Derecho Internacional y las Resoluciones de la Legalidad Internacional, entre los cuales la Resolución Internacional de reconocer a Palestina como estado miembro observador en la ONU, cuyos territorios se enmarcan en los límites fronterizos del 4 de Junio de 1967, y su capital en Jerusalén Este, así como el retorno de los refugiados a sus hogares y propiedades de los que fueron expulsados desde 1948.

El CC del FDLP llama a todas las fuerzas palestinas que velan por los legítimos derechos e intereses del pueblo palestino, a trabajar unidos en el rechazo al unilateral auspicio de EE.UU, y abogar por retomar las negociaciones sobre las bases de las Resoluciones de la Legalidad Internacional, bajo el patrocinio de la ONU y las cinco grandes potencias miembros permanentes del Consejo de Seguridad, como una alternativa frente al incondicional rol de EEUU favorable a la política agresiva y expansionista del Estado de Israel y contrario a la paz global y equilibrada.

• Exigir a la dirección de la ANP que siga adelante con los esfuerzos por internacionalizar la causa palestina y continuar la ofensiva combativa, política y diplomática, en aras de garantizar la membresía del Estado de Palestina en las agencias, los órganos, las instituciones y las convenciones de la ONU, y demás acuerdos internacionales derivados de los mismos, desde las cuatro Convenciones de Ginebra, los protocolos anexos y finalmente al Tribunal Penal Internacional; lo cual fortalecería la posición del Estado de Palestina en las esferas política y diplomática y le permitiría reconstruir sus relaciones con los estados del mundo sobre nuevas bases. De este modo, el Estado de Palestina podría bloquear la política del gobierno israelí e imponer el aislamiento internacional sobre la política ocupacionista, colonialista y colonizadora, y poner a esta política en tela de juicio y bajo fuerte cuestionamiento, y despojar la ocupación del manto de legalidad y juzgarla por todas las violaciones y los crímenes que comete a diario en los territorios palestinos ocupados tras la agresión de 1967. De este modo, también se demandaría a la comunidad internacional tratar al Estado de Israel como un estado de ocupación colonialista, estado de apartheid y de discriminación racial, con todo lo que implicaría de esfuerzo para imponer mayor aislamiento y boicot a todos los niveles político, económico, cultural y académico, en particular en todos los campos que significan respaldo a la colonización o que interfieren a su favor.

-5-
Iniciativa para poner fin a la división y reconstruir la unidad nacional

Fórmula y mecanismos de ejecución tangibles y directos para acabar con la división

El CC afirmó el papel protagónico e iniciador del FDLP en las diferentes etapas de la lucha nacional e importantes encrucijadas históricas en la vida e historia del pueblo palestino, sobre todo como válvula de seguridad de la unidad nacional palestina, y fiel guardián de la decisión nacional independiente. En este contexto, el CC del FDLP llama al rechazo de la política divisionista y a poner fin a la división imperante desde el golpe de estado dirigido por el movimiento Hamas, en la Franja de Gaza en 2007, remarcando los nocivos efectos de la división palestina sobre la lucha nacional palestina, tanto en contra de la ocupación, como en el enfrentamiento a los planes de EEUU e Israel. En este contexto afirma lo imperioso de poner en vigor los acuerdos firmados por consenso de las fuerzas nacionales palestinas para recuperar la unidad interna, a la vez que reitera que ello debe ser en virtud del Acuerdo de Unanimidad aprobado el 4 de Mayo de 2011, y los entendimientos de Febrero de 2013, en El Cairo:

1- Convocar al gobierno de Hamas en Gaza a dimitir.

2- Convocar al gobierno de Ramy Al-Hamdallah, de la ANP, a presentar su dimisión al día siguiente de la dimisión del gobierno de Hamas.

3- Que el Presidente Abu Mazen (Mahmoud Abbas) emprenda los pasos para la formación de un gobierno de conciliación nacional bajo su presidencia e integrado por personalidades independientes.

4- El Gobierno de Conciliación Nacional será responsable de la solución de los asuntos pendientes por causa de la división y sus consecuencias en virtud de las agendas nacionales firmadas por todos los destacamentos sin excepción, y los acuerdos bilaterales firmados entre Al-Fatah y Hamas.

5- El Gobierno de Conciliación Nacional será responsable de supervisar las elecciones y garantizar su transparencia, contando con la presencia de observadores árabes, internacionales y de las instituciones de la sociedad civil.

6- Convocar al provisional marco dirigente palestino, al amparo de la OLP, a reunirse con el fin de establecer los mecanismos adecuados para ello, y acordar una fecha tope para la celebración de esos comicios.

7- Que el Presidente Abu Mazen emita a posteriori dos decretos ley: el primero relativo a la formación del Gobierno de Conciliación Nacional, y el segundo convocando a los comicios legislativos y presidenciales con la representatividad porcentual completa, y con la fecha tope que se acuerde de forma consensuada por unanimidad.

-6-
La rectificación y la reforma democrática de la Organización de Liberación de Palestina (OLP)

El CC analizó detalladamente la deteriorada situación que envuelve a la OLP y sus diferentes estructuras, marcos, instituciones e instancias de dirección, sujetos constantemente a la marginación y desactivación, a veces a manos de las propias instituciones e instituciones de la ANP, y otras a manos de los diferentes componentes de la estructura presidencial. El CC observa que el grave retroceso de la presencia y del papel de la OLP como Frente Nacional Unido, donde las decisiones de sus directivos desde el Comité Ejecutivo hasta el Consejo Central dejaron de ser vinculantes y de obligatorio cumplimiento y pasaron a ser de carácter consultivo. Esta situación es reflejo del nivel de deterioro de sus condiciones e impone la necesidad de una posición responsable de todas las fuerzas unidas en este marco, para devolver las cosas a su curso a la mayor brevedad. Al mismo tiempo refleja la necesidad insoslayable de introducir reformas nacionales democráticas radicales en la OLP, entre las que deben figurar elecciones del nuevo Consejo Nacional Palestino (Parlamento), según el principio de la plena representatividad porcentual, y del cual deben surgir nuevo Consejo Central y Comité Ejecutivo.

-7-
La resistencia nacional a la ocupación y al colonialismo colonizador

En el marco de sus intercambios, el CC del FDLP abordó la resistencia popular a la colonización y reafirmó el derecho del pueblo palestino a recurrir a todas las formas de resistencia a la ocupación, y llamó a las organizaciones del FDLP, en el 45 aniversario de su gloriosa fundación, a desarrollar y elevar la lucha contra los actos de colonización y la construcción del muro de discriminación racial, y contra las prácticas terroristas de las bandas de colonos gamberros, y a trabajar con todas las fuerzas y masas de nuestro pueblo, en las urbes y campos, en aras de formar un Frente de Resistencia Popular en todas las zonas amenazadas y crear comités para proteger las tierras y sus habitantes de las agresiones de los gamberros de las colinas. Saluda y valora altamente la valiente experiencia de los audaces ciudadanos de Kasrah y llama a difundir su experiencia. Valora altamente la iniciativa de las organizaciones del FDLP y demás organizaciones palestinas en defensa de las tierras del Valle del Jordán palestino (Al-Ghour) en Ein Hejlah, Bab Al-Audah, Milh Al-Ard y otros poblados, en defensa de la tierra. Llama al gobierno a brindar apoyo a los ciudadanos en las zonas amenazadas por la colonización y el Muro de Discriminación Racial, y a darle a esas zonas trato preferencial para su desarrollo. Llama a la cooperación con todas las fuerzas, organismos, instituciones, sindicatos, gremios, organizaciones juveniles y femeninas y cámaras de comercio a emprender una amplia campaña con miras a presionar al gobierno para frenar la importación de productos israelíes, y organizar toda suerte de actividades para imponer el boicot a todos los productos de las colonias e impedir su ingreso a los mercados palestinos, así como contra todos los productos de origen israelí que compiten con los productos nacionales palestinos, y trabajar por lograr que la ANP adopte un programa práctico para retirar la mano de obra palestina que trabaja en la construcción de las colonias en Cisjordania.

-8-
Nueva política socioeconómica

El CC del FDLP trató ampliamente las deterioradas condiciones económicas en los territorios palestinos ocupados tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza, así como en el exilio y el destierro; y afirmó que la crisis económica que vive la ANP no es nueva, sino una prolongación de la crisis, que en los últimos años se agudizó enormemente como consecuencia de las políticas socioeconómicas de la ANP, que sigue apostando por las ilusiones de un desarrollo económico bajo la ocupación y las normas de la desmesurada Economía de Mercado que se deforma cada vez más, dada la dependencia de la ANP de los ingresos provenientes del exterior en la conformación del PIB y el sistema tributario de sus arcas. Al amparo de esta política se agudizan, de forma continua y paulatina, los problemas de la pobreza, el desempleo, la disparidad en los niveles de ingresos y las brechas sociales, derivando en la agudización de las tensiones sociales, incluso explosiones sociales tal como la que se produjo a finales de 2012. Todo esto impone a las fuerzas políticas y sociales, y en particular las democráticas y de izquierda, patrióticas y progresistas, elevar el nivel de la lucha política, social y sindical para influir sobre la dirección del gobierno y hacer que reevalúe y reconsidere de forma radical su política socioeconómica, y encauzar sus esfuerzos, en primer lugar, hacia una economía de resistencia, donde los recursos financieros disponibles se canalicen en pro de fortalecer la firme resistencia de la población en el terreno. Los recursos que se destinan a esos fines deben ser distribuidos justamente entre todas las clases y los sectores sociales aplicando medidas reales que tomen en cuenta la necesidad de reducir el impuesto del valor agregado sobre los productos básicos de consumo, modificar la ley del impuesto sobre los ingresos y legislar impuestos escalonados en lugar de reducir los impuestos sobre los altos ingresos como ocurrió recientemente, y sobre todo en el caso de los ingresos generados por las actividades parasitarias e improductivas, y aplicar exoneraciones tributarias en el caso de las actividades productivas. Otras medidas deben consistir en la aplicación de una política que incentive la justicia social en favor de los sectores más empobrecidos de la población mediante el obligatorio cumplimiento, por parte de los empresarios, de la Ley del Mínimo Salarial, ratificar la Ley de la Seguridad Social. Todas esas medidas deberían aplicarse paralelamente a la reestructuración de las relaciones económicas y comerciales con el estado de la ocupación, de modo que se ponga coto a la actual comercialización de los productos israelíes en los mercados nacionales, en medio de una asombrosa e ilimitada apertura económica en los lazos comerciales con el Estado de Israel.

-9-
El Movimiento de los prisioneros, una fuerza audaz contra la ocupación

En el transcurso de sus debates y en ocasión del 45 aniversario de la gloriosa fundación del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, el Comité Central dirigió un saludo y expresó las muestras de consideración al Movimiento de los Prisioneros y su papel protagónico y audaz dentro del Movimiento Nacional Palestino contra la ocupación y el rol que desempeña en desenmascarar la inhumana identidad de la ocupación, así como las administraciones del llamado Cuerpo de Cárceles Israelíes. Expresó su acogida a la liberación de los prisioneros encarcelados desde antes de 1993, considerando este paso como una victoria nacional que quebró muchas de las reglas seguidas por la ocupación con relación a los prisioneros palestinos. Reiteró las expresiones de orgullo por el rol protagónico que asumió el camarada Samer Al-Issawi, quien enriqueció la experiencia del Movimiento del Prisionero al dar un ejemplo incomparable de sacrificio y generosidad, y puso al descubierto las políticas de las autoridades carcelarias israelíes y sus constantes violaciones a los derechos humanos de los palestinos. El CC del FDLP reiteró una vez más la importancia de elevar los ritmos de lucha por la liberación de los prisioneros palestinos, defender sus derechos humanos, sobre todo el derecho a liberarse del yugo de sus carceleros israelíes, y trabajar por internacionalizar su causa en su calidad de prisioneros de guerra.

-10-
Los campamentos de refugiados: El Retorno y los Derechos Sociales en Cisjordania, Gaza y el Destierro

El Comité Central analizó la dramática situación que prevalece en los campos de refugiados palestinos, especialmente en la hermana Siria y en primer lugar el campamento de Al-Yarmouk, y reiteró la posición inalterable del FDLP y su iniciativa desde el comienzo de la crisis siria, abogando por no involucrarse, en particular los campamentos de refugiados, y en general las concentraciones palestinas en los países árabes, en las luchas internas en esos países, y tampoco en las polarizaciones políticas sobre su suelo. Llamó a la salida de todos los elementos armados de los campamentos de refugiados palestinos. Afirmó que la imposición del estado de sitio sobre los campamentos de refugiados como medio para solucionar situaciones anormales causadas por el involucramiento de algunas partes en las luchas internas, es más bien una especie de castigo colectivo que unas medidas militares, que no contribuyen en modo alguno a retornar esos campamentos a la normalidad. Ante esas coyunturas, el CC del FDLP analizó la política de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas de Socorro y Trabajo para los Refugiados Palestinos), la cual ante la confusa situación política tras las propuestas del Secretario de Estado Norteamericano de solucionar (liquidar) la causa de los refugiados palestinos, disminuye constantemente los servicios de enseñanza y de salud y otros, alegando la reducción de sus finanzas y las medidas para resarcir el déficit de su presupuesto. De este modo se han deteriorado los servicios en general en los campamentos de refugiados en Cisjordania y la Franja de Gaza, se pasan por alto las demandas y los derechos de los trabajadores en la UNRWA, se impone un férreo control sobre una administración que no esté sujeta a la supervisión y cuestionamiento de la sociedad en los campamentos. Los altos funcionarios maniobran para eludir todo control, según indica el movimiento de protesta en Cisjordania, la Franja de Gaza y Líbano, indicando que, de continuar esta situación, los daños causados serían difíciles de tratar a corto plazo. Al mismo tiempo, el CC del FDLP reitera su rechazo a las propuestas del Acuerdo Marco que promueven los EEUU con relación a la cuestión de los refugiados y advierte sobre la aceptación de tales propuestas, a la vez que hace un llamado a todas las fuerzas a que adopten una posición coherente y común en defensa de los derechos de los trabajadores en la UNRWA y cerrar filas frente a su administración que aplica una intransigente y altanera política hacia sus demandas. Llama a defender las demandas y derechos de los refugiados de los campamentos de Siria que se encuentran en Líbano, y prestar atención permanente a la reconstrucción del campamento de refugiados de Nahr Al-Bared.

-11-
Poner fin a la división es la vía que permitiría a la Franja de Gaza alcanzar la salvación nacional y romper el cerco

El Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina debatió ampliamente en torno a las catastróficas y deterioradas condiciones de vida en la Franja de Gaza, debido a la ocupación, a la división y al bloqueo, situación que sufrió peor y horrible deterioro a raíz de la revolución del 30 de Junio, y el alineamiento de determinados sectores de la dirección política e informativa de Hamas a favor de los Hermanos Musulmanes, en particular en los primeros meses que siguieron al cambio estratégico en Egipto.

El FDLP reitera su posición y la posición firme de nuestro pueblo de no intervenir en los asuntos internos de Egipto, y expresa de nuevo su condena a las acciones terroristas, al tiempo que reafirma sus votos por la estabilidad y seguridad de Egipto y por mantener los más estrechos lazos de cohesión con el pueblo egipcio y el apoyo a sus decisiones en las revoluciones del 25 de Enero y el 30 de Junio.

El pueblo palestino alberga todo el aprecio y la valoración respecto a los sacrificios del grandioso Egipto y de su heroico ejército, que ofrendó decenas de miles de mártires en defensa de Egipto y de la causa palestina. A partir de esas consideraciones se dirige el FDLP a la dirección egipcia exhortándola a tratar la situación del paso de Rafah, con vistas a una apertura diaria y normal del mismo.

El CC del FDLP considera que el tratamiento de la situación socioeconómica en la Franja de Gaza, es una responsabilidad conjunta de la ANP y del Gobierno de Hamas, sobre todo en hacer justicia en el caso de las víctimas de la división, solucionar los problemas de la pobreza, el desempleo, el alza de precios, etc; y deslindar los rubros principales de la polarización política entre los dos gobiernos, como son los casos de la energía eléctrica, salubridad, educación y los temas sociales.

Reitera la necesidad de tomar en serio las amenazas israelíes de incrementar la agresividad, y prepararse para enfrentar una escalada de agresiones mediante la creación de un Estado Mayor Central y un Frente Unificado de Resistencia que actuaría según una Estrategia Defensiva Unificada.

-12-
Jerusalén, capital del Estado de palestina

El Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina analizó la candente situación imperante en la ocupada Jerusalén Este, la capital del independiente Estado de Palestina, en particular los desesperados intentos de las bandas de colonos, apoyadas por las fuerzas de la ocupación, de destruir los sacros lugares del Islam y del Cristianismo, desvirtuar la identidad árabe de Jerusalén, ir adelante con el proceso de judaización e israelización de la citada urbe, y en primer lugar la mezquita Al-Aqsa, convertida en blanco diario de sus agresiones, ante el oído y la mirada atónita del Mundo.

El CC del FDLP valora altamente el levantamiento popular en Jerusalén y su entorno en defensa de la identidad árabe de la capital del Estado de Palestina, y llama a adoptar todas las medidas a nivel palestino (en el marco de la Autoridad Nacional Palestina y la coalicionada Organización de Liberación de Palestina), para apoyar al movimiento popular y fortalecer la resistencia de nuestro pueblo en Jerusalén, en las esferas política, informativa y económica; incluso unificar el referente nacional de la ciudad, y proporcionar los presupuestos necesarios para fortalecer la firmeza de nuestro pueblo allí frente a las injustas leyes vigentes, y recurrir a los foros internacionales especializados para poner al descubierto las políticas de la ocupación israelí, sus violaciones al carácter árabe de la ciudad, a las convenciones internacionales y a las Resoluciones de la Legalidad Internacional emitidas al respecto. A la par con lo anterior, llama a ejercer un papel efectivo e influyente, a la Liga Árabe, a la Comisión de Jerusalén, a las instituciones árabes e islámicas que velan por el arabismo de la urbe y su futuro, y por respaldar su resistencia frente a las políticas sionistas de la ocupación israelí.

-13-
Incitar y robustecer los puntos fuertes a los niveles árabe, regional e internacional

El CC del FDLP analizó, de modo profundo y detallado, la situación regional e internacional, y tras reseñar sus observaciones señaló la factibilidad de arreglos equilibrados de las crisis regionales e internacionales en medio de la actual correlación de fuerzas cada vez más proclive a un Mundo Multipolar, así como a la luz de la política de retirada seguida por los EEUU, y el avance y la preponderancia del papel de Rusia a nivel internacional (La Conferencia de Ginebra y el tema nuclear iraní, las armas químicas sirias y además Ginebra II para solucionar la crisis siria…etc). Por otra parte señaló que la debilidad del factor subjetivo palestino ayuda en gran medida a desactivar y neutralizar toda posibilidad de que la parte palestina se beneficiara de esos positivos cambios en favor de un proceso político alternativo, que ponga fin al accionar unilateral e individual de EEUU y sus mecanismos y bases y favorezca un proceso bajo los auspicios y supervisión de la Comunidad Internacional, representada ante todo por la Organización de Naciones Unidas y bajo el techo de sus respectivas resoluciones.

El CC del FDLP observó que la situación en el Mundo Árabe, recientemente, es testigo de cambios positivos que coinciden en sus resultados con las Revoluciones: el Pueblo quiere el Pan, la Libertad, la Democracia Política, la Democracia Social (Constitución de la Revolución del 30 de Junio en Egipto, la Nueva Constitución en Túnez, los Acuerdos del Diálogo Nacional Global en Yemen). Esos acontecimientos pueden influir, de forma objetiva, en favor de la lucha nacional y patriótica árabe, y en su centro la lucha palestina contra la ocupación y la colonización; situación que requiere de una nueva política palestina, que rompa las ataduras del actual proceso político y emprenda una política alternativa, que incite y robustezca los puntos de fuerza, tanto palestinos como árabes, donde la implementación de dicha política debe alimentarse de los actuales acontecimientos regionales e internacionales.

Las experiencias de las Intifadas y revoluciones árabes reafirman sin lugar a dudas la gran lección: ¨Cuando no se produce la Reforma Nacional Democrática y Social, se producen las Intifadas y las Revoluciones¨.

-14-
La izquierda democrática palestina… siempre adelante

A nivel organizativo, el CC del FDLP valoró altamente los logros alcanzados al cumplirse el primer año de la celebración de la VI Conferencia Nacional General, sobre todo en lo relativo a la ampliación de las filas del Frente Democrático para la Liberación de Palestina y las organizaciones partidistas y democráticas con los militantes que se adhirieron a las filas del FDLP como un componente fundamental de la izquierda palestina democrática, apoyando su línea de lucha, sus iniciativas y programa político: el retorno, la autodeterminación, el establecimiento del Estado Nacional Palestino de plena soberanía y su capital Jerusalén Este, delimitado (el estado palestino) por las fronteras del 4 de Junio de 1967, el retorno de los refugiados palestinos a sus hogares y propiedades de los cuales fueron expulsados en 1948. El CC del FDLP llamó a elevar y desarrollar la lucha cotidiana de las masas, realizar los esfuerzos en aras de seguir ampliando las filas del FDLP y la corriente popular de masas en torno a sus políticas e iniciativas encaminadas a rectificar las políticas de la ANP y acabar con la destructiva división, a la vez asumir y emprender las tareas políticas nacionales, sociales, culturales y educativas, en el contexto de sus deberes históricos desde su posición nacional, patriótica e izquierdista; la posición de las iniciativas y soluciones objetivas revolucionarias, la posición de la liberación y el progreso, y el Frente Nacional Amplio sobre la base de los programas de denominadores comunes, programas de la liberación nacional, democracia y justicia social.

-15-
Jurar compromiso por seguir el sendero de lucha…

Al concluir el Comité Central del Frente Democrático para la Liberación de Palestina la IV Sesión de sus trabajos, se dirige a los hijos de nuestro pueblo palestino con un saludo de admiración y estima por su firme resistencia frente a la ocupación en Cisjordania y la Franja de Gaza, y a nuestro pueblo en los territorios del 48 por su resistencia a las políticas racistas del gobierno de Netanyahu y por la defensa de sus derechos nacionales siendo hijos legítimos de la tierra palestina, a nuestro pueblo en el exilio y el destierro en su resistencia frente a los proyectos alternativos al derecho al retorno y en defensa de sus derechos humanos y civiles en los países anfitriones.

Saluda la memoria de los mártires del FDLP, y de todo el movimiento nacional palestino, que dieron lo más preciado marchando en el sendero de la salvación nacional, la independencia y el retorno. Reanuda el compromiso de seguir la marcha bajo la bandera de la izquierda, la bandera de los obreros, campesinos, intelectuales, hijos de los sectores medios, la mujer, los jóvenes, la bandera de la resistencia total, en aras de erigir el estado palestino independiente, de plena soberanía, sobre las fronteras del 4 de Junio de 1967 y su capital Jerusalén Este, el retorno de los refugiados a sus hogares y propiedades de los que fueron expulsados desde 1948.

Viva el 45 Aniversario de la gloriosa fundación del Frente Democrático para la Liberación de Palestina

Gloria a la Patria. Gloria eterna a los mártires. Libertad a los prisioneros. Pronta recuperación a los heridos.

Comité Central
Frente Democrático para la Liberación de Palestina
16-17 de febrero de 2014

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP