Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

El derecho al retorno de los refugiados palestinos
 

Año tras año, el mundo apaga una nueva vela de la diáspora palestina como si fuera una mera efeméride. Parecería que sólo un día se recuerda que el pueblo palestino está aún desterrado y su suelo ocupado desde hace 57 años y que todavía está sujeto a la muerte y la intimidación de las bandas sionistas que actúan de manera inhumana. El mundo, inerte, sigue observando las diarias matanzas destinadas a exterminar al pueblo palestino.

En los vestíbulos de Naciones Unidas, los palestinos siguen tragando la amargura y la pena por la patria perdida en el Consejo de Seguridad por el veto estadounidense.

El 15 de mayo, aniversario 57 de la gran catástrofe, es un día triste en la historia del pueblo palestino desarraigado mediante conspiraciones, masacres y desalojos, que buscan borrar las huellas de aldeas cuya historia tiene trazas milenarias.

Sin embargo, no podrán borrar la memoria que se transmite como herencia de generación en generación. Es la memoria viva, el testigo y la prueba irrefutable de que este pueblo posee el derecho, de que es dueño de la tierra, y de que es y seguirá siendo una espina en la garganta de los sionistas que tratan de borrar nuestra identidad.

Las bandas sionistas expulsaron a cientos de miles de palestinos a los países vecinos, donde se asentaron en improvisados campos de refugiados en la peor tragedia humanitaria de la historia. En su lugar, radicaron a las vandálicas manadas de sionistas provenientes de todo el mundo, para vivir en sus casas y arrebatarles sus tierras ante la mirada atónita del mundo.

Sin embargo, el pueblo palestino, gracias a su fe y a su férrea voluntad, a su firmeza y a su lucha, convirtió la vida de los sionistas en una maldición. El pueblo palestino, tanto en la patria como en el destierro, no olvidará que el sueño del retorno, del triunfo y la libertad, se harán realidad al fin y al cabo.

Entre el flujo y reflujo de la marea, el mundo trata de solucionar, aunque parcialmente, el problema palestino siempre choca con el más fuerte y estratégico aliado de la entidad sionista, Estados Unidos, la mayor potencia mundial, autoproclamada madre de la democracia y la libertad.

Naciones Unidas ha emitido una treintena de resoluciones que reafirman el derecho a la repatriación y a la indemnización de los refugiados palestinos, pero Washington, aliado de los sionistas, recurre en cada ocasión al derecho del veto para anular esos proyectos condenatorios de Tel Aviv.

A pesar de las repetidas y claras reafirmaciones de la ONU sobre el derecho de los pueblos y de los individuos a la autodeterminación y a una vida digna, la ONU tomó la decisión de dividir a Palestina, el 29 de noviembre de 1947. Más tarde, Gran Bretaña, se retiró de las tierras palestinas y quedó en su lugar la entidad sionista tras la guerra de 1948 que tuvo como resultado el destierro de cientos de miles de personas.

El 16 de septiembre de 1948, el enviado internacional Folke Bernadotte entregó su informe a consideración de la ONU, en el que responsabilizó a la entidad sionista de la agresión y reclamó el derecho de los palestinos a retornar a la patria, a sus tierras y hogares, como condición insoslayable para un arreglo entre las partes en conflicto.

Basado en el informe de Bernadotte, la ONU adoptó la Resolución 194, párrafo 11, en el cual se reafirma el derecho al retorno a la patria y la indemnización de los refugiados. La Resolución llamó a la creación de una comisión internacional mediadora que encabezara las gestiones para lograr la paz en Palestina, facilitar la repatriación de los refugiados y rehabilitarlos económica y socialmente, además de indemnizarlos.

A pesar de sus reiteradas afirmaciones sobre la libre determinación de los pueblos y a su derecho a vivir en paz y dignidad, Naciones Unidas adoptó en 1947 la división de Palestina.

Desde 1949 se emitieron una treintena de resoluciones básicas que reafirmaron el contenido del párrafo 11 de la R-194. Al respecto, la Dirección Jurídica de la ONU emitió, en 1949 y 1950, seis exhaustivos estudios sobre la interpretación de dicho párrafo y las formas viables para su aplicación, con vista a facilitar el cumplimiento de la tarea de la Comisión Internacional Mediadora.

Uno de esos estudios abordó las experiencias históricas y las resoluciones internacionales tomadas en otras situaciones de refugiados de otras latitudes, entre ellos la Resolución sobre la indemnización a las víctimas del nazismo, aprobada en 1949.

Mayo 2005

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP