Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

El terrorismo del Estado sionista y la nueva Operación de la Solución Radical
 

La guerra de exterminio y limpieza étnica de Israel contra el pueblo palestino continúa como si no fueran suficientes los tres años de agresión, asesinatos e invasiones para convencer a los líderes de Tel Aviv de su miserable opción militar y de la llegada a un camino sin salida.

En el ámbito de la bancarrota política que reina en el gobierno de Sharon parece que el fracaso de la opción militar les instiga a seguir experimentando otras opciones del mismo estilo. A medida que se profundiza el fracaso, los líderes sionistas penetran más en la sangre palestina y van más lejos en su guerra histérica, de exterminio y limpieza étnica.

La guerra abierta llamada “Operación de la Solución Radical”, iniciada el 10 de octubre último contra Rafah, aún continúa. Un gran número de mártires y heridos caen diariamente. Los campamentos han quedado reducidos a escombros a causa de las destrucciones de decenas de casas, acompañadas del desalojo de miles de civiles, entre ellos mujeres, niños y ancianos, al tiempo que la guerra contra el resto de las ciudades, aldeas y campamentos está tomando nuevas dimensiones con aislamientos, bloqueos, toques de queda, cierres de carreteras y negocios, de manera que la vida cotidiana palestina se convierte en un infierno.

La dirigencia israelí en lugar de concluir que esa política violenta no llevará a la paz continúa ansiosa de que se derrame más sangre palestina.

Hace algunos días convocaron a una parte de la Reserva militar y en estos momentos intensifican el despliegue en las ciudades palestinas, lo que indica el fracaso del Muro de Separación y de las operaciones militares organizadas que no se han detenido ni un solo instante contra el pueblo palestino.

Junto a los actos agresivos llevados a cabo en el contexto palestino, Israel pretende incrementar el lenguaje amenazador contra Siria y El Líbano en un claro intento por exportar la crisis ante la frustración por no poder arrodillar al pueblo palestino. Paralelamente intentan abrir nuevos frentes que desvíen la atención de los sucesos en Palestina.

El silencio árabe, islámico e internacional no concuerda con las condenas e indignación que tienen lugar cuando muere un israelí, pero se apresuran en calificar de terrorismo a la lucha palestina cuando en realidad sólo es una respuesta a los crímenes de Sharon.

Estados Unidos demostró una vez más su ciego apoyo a los actos horrendos realizados por el Ejército sionista en Gaza y Cisjordania al permanecer en silencio ante los crímenes cometidos durante la última invasión a Rafah, que dejó 15 mártires y más de 100 heridos, seguida de las incursiones aéreas contra el campamento del Nosairat y otros territorios, donde hasta el momento hay decenas de víctimas inocentes y cientos de heridos, lo que hace recordar la masacre en el campamento de Jenin.

¿Acaso Bush y su administración consideran como terroristas las acciones de Sharon y su gobierno contra los palestinos? ¿Serán capaces de movilizar la flota norteamericana para liberar a Rafah como hicieron durante la ocupación a Iraq bajo el pretexto de liberar a ese pueblo del “terrorismo del régimen de Saddam Hussein”?. Por supuesto que no porque Sharon logró tener desde bien temprano la luz verde para cometer los crímenes no sólo en Gaza y en Cisjordania, sino en otras tierras donde la mano israelí pueda llegar.

¿Qué significa desde el punto de vista estadounidense poner el asunto del terrorismo en su agenda internacional en momentos en que otorga una completa aprobación a Israel para seguir asesinando a los palestinos en Rafah y otros campamentos y ciudades, cuando el propio gobierno de Washington lo practica en Iraq?

Sin dudas, están condenadas al fracaso las opciones del gobierno de Sharon de incrementar las acciones militares con el apoyo ciego de la Casa Blanca. El pueblo palestino, que ha sufrido todo tipo de represión e injusticia, se aferrará aún más a sus derechos y territorios consolidando su respaldo a la alternativa de la Resistencia y la Intifada para responder a los actos terroristas del Estado sionista.

2003

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP