Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

Hagamos del aniversario 68 de Al-Nakba el día de la ira palestina, en la patria y el exilio, contra la ocupación y la colonización, e incrementemos la intifada de la juventud
 

• Llamamos a poner fin a los acuerdos de Oslo y sus derivados y reivindicar el programa nacional palestino, la aplicación de las decisiones del Consejo Central, reforzar la firmeza de los refugiados y su adhesión al derecho al retorno y proporcionar los mecanismos prácticos para unir nuestras luchas con nuestro pueblo en [los territorios ocupados en] el 48.

• Hacemos un llamado para reformar la OLP, reforzando el principio: «Socios en la sangre... Socios en la toma de decisiones».

• La Organización para la Liberación de Palestina es una coalición, un frente nacional y una asociación nacional integral, no es un feudo de una facción u otra.

El 68 aniversario de Al-Nakba nacional llega mientras la causa palestina sufre condiciones tormentosas, a la luz de la escalada de la confrontación con la ocupación y la colonización, el creciente extremismo en las posiciones israelíes, así como una mayor desviación hacia la derecha y la extrema derecha, inclusive con amenazas de anexión de Cisjordania al estado de la ocupación, representando un desafío flagrante a la Legitimidad Internacional y a la voluntad de nuestro pueblo en la lucha por la libertad y la independencia y el retorno.

Durante 68 años la voluntad de nuestro pueblo ha sido inquebrantable, por sus legítimos derechos nacionales, e inalienables, al Retorno, la Autodeterminación y el Establecimiento del Estado Palestino independiente y plenamente soberano en el marco de las fronteras anteriores al 4 de junio de 1967 con Jerusalén Este como su capital, además de su apego a la coalición de la OLP y su programa nacional unificador como único y legítimo representante de nuestro pueblo y líder de sus luchas legítimas.

El aniversario 68 de Al-Nakba es una oportunidad para reafirmar nuestras posiciones y políticas nacionales, como vía a la libertad y la independencia.

En este contexto, reafirmamos:

1) La necesidad de poner fin a los acuerdos de Oslo y sus derivados que han conducido a un callejón sin salida, como era de esperar desde el momento de su lanzamiento, ya que sus mecanismos se convirtieron en una protección de las políticas de la ocupación: la opresión y la represión, los asesinatos, la confiscación de tierras y la expansión de la colonización, asfixiando a Jerusalén y toda Cisjordania con cientos de miles de colonos, en un intento por bloquear el progreso del Programa Nacional Escalonado Palestino y el establecimiento de un Estado palestino independiente.

2) La reivindicación del programa nacional unificador, aprobado por amplios diálogos nacionales y por las legítimas instituciones palestinas, considerado como una base necesaria para la adopción de una estrategia nacional de lucha y unión y como una alternativa a las políticas de las negociaciones bilaterales estériles que durante 23 años no tomaron como referencia las Resoluciones de la Legalidad Internacional, ni detuvieron la colonización, por lo cual llegaron a un total fracaso.

3) La aplicación de las resoluciones del Consejo Central en su sesión de marzo del año pasado, para detener la cooperación en materia de seguridad con la ocupación, boicotear la economía israelí y empezar a construir las bases de la economía nacional palestina, proporcionando elementos para consolidar la firmeza de nuestro pueblo en su resistencia a la ocupación.

4) Romper el bloqueo a la intifada de los jóvenes, a través de la formación de una dirección nacional unificada del levantamiento, y apoyarla y desarrollarla para convertirla en un levantamiento popular generalizado que avance hacia una desobediencia nacional contra la ocupación.

5) Dirigirse a la Comunidad Internacional, por vía diplomática, en base a las resoluciones de la Legalidad Internacional, incluyendo las siguientes demandas: convertir al Estado de Palestina en miembro pleno de las Naciones Unidas, convocar a una Conferencia Internacional en el marco de las resoluciones de la Legalidad Internacional, proporcionar una protección a nuestro pueblo y su tierra, ayudar a extender nuestra soberanía nacional sobre todos los territorios ocupados desde la agresión de junio del 1967, incluyendo Jerusalén Este como capital del Estado palestino, y la retirada de la ocupación y el desmantelamiento de las colonias.

6) Defender el derecho de los refugiados palestinos a retornar a sus hogares y propiedades de las que fueron despojados desde 1948, en cumplimiento con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y en particular la Resolución 194.

7) Llevar a cabo las reformas democráticas en la OLP, a través de la reconstrucción del Consejo Nacional Palestino con elecciones transparentes y justas y basadas en la representación proporcional completa; activar el rol del Comité Ejecutivo como liderazgo cotidiano de nuestro pueblo y autoridad política superior a la Autoridad Palestina; activar las asociaciones populares, los sindicatos profesionales, la consagración de la democracia y la asociación nacional bajo el lema «Socios en la sangre... Socios en la toma de decisiones»; poner fin a la política de exclusividad, marginación de las instituciones y violación de sus decisiones. Reformar el Fondo Monetario Nacional de la OLP y el Fondo de Inversiones de la Autoridad Palestina.

8) Trabajar conscientemente para poner fin a la división devastadora, que está por cumplir su décimo año, celebrar una reunión del Comité Superior para activar y desarrollar la OLP, colocar las bases y los mecanismos necesarios para poner en práctica las decisiones y el programa de consenso nacional, incluyendo la formación de un gobierno de unidad nacional que reunifique los órganos e instituciones, y trabajar por acabar con el injusto bloqueo impuesto sobre la Franja de Gaza y resolver las necesidades económicas, sociales y sanitarias de esta y reforzar su firmeza ante las amenazas israelíes.

9) Poner en marcha los mecanismos prácticos para unificar las luchas de nuestro pueblo en los territorios ocupados desde 1948 y 1967 y en el exilio bajo la consigna de la unidad del pueblo y los derechos.

El Frente Democrático para la Liberación de Palestina también pide a las masas de nuestro pueblo que conviertan este 68 aniversario en un día de ira palestina contra la ocupación e incrementar la intifada de los jóvenes.

¡Gloria a nuestro pueblo, a nuestra resistencia y a la Intifada Juvenil!
¡Libertad para los prisioneros de la libertad!

Oficina de Información Central
Frente Democrático para la Liberación de Palestina

14 de mayo de 2016

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP