Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

Palabras del Frente Democrático para la Liberación de Palestina en el Consejo Legislativo respecto al gobierno de unidad nacional coalicionista pronunciadas por Qais Abdel-Karim, Miembro del Buró Político y del Consejo Legislativo
 

• Nos opusimos a los diez gobiernos anteriores debido a la política de Oslo y al absolutismo
• Los diálogos antes y después del acuerdo de cuotas abrieron perspectivas para corregir y desarrollar lo esencial en el programa político y la reformación de un gobierno nacional coalicionista
• Participamos en un gobierno de unidad a partir de los denominadores políticos comunes y las leyes de la coalición nacional

El Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) no participó en ninguno de los gobiernos que fueron formados desde la creación de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) debido a dos razones:
La primera es política: Se sabe que el FDLP se opuso a los Acuerdos de Oslo y sus anexos por considerarlos injustos respecto al derecho de nuestro pueblo y por no trazar un camino abierto hacia la paz. El Frente aún mantiene esta convicción, al tiempo que está consciente de que rebasar estos Acuerdos hacia una paz equilibrada, que garantice los derechos de nuestro pueblo a la independencia y el retorno, es un proceso de lucha que no logra su objetivo con el lanzamiento de consignas, sino con el trabajo forzoso construido con la acumulación de fuerzas en el conflicto, cuyo objetivo es poner fin a la ocupación.

Al estar consciente, en la actual situación, de que el trabajo es lo primordial para salvar a nuestro pueblo del atolladero en que se encuentra nuestra trayectoria nacional y levantar el injusto bloqueo impuesto, el Frente ha aceptado la formación del gobierno y la participación en el mismo sobre la base de la Carta de Asignación, considerando que ésta compromete al gobierno y no necesariamente a las organizaciones participantes.

Sin embargo, el Frente Democrático aún desea ver más claridad en el programa político del gobierno respecto a su afirmación de apoyar a la OLP en su calidad de máxima autoridad política referente al asunto negociador y en el lanzamiento de la iniciativa política palestina. Esta iniciativa confirma al Mundo la disposición del pueblo de trabajar en pro de la paz, y de convocar a una conferencia internacional, patrocinada por Naciones Unidas, con el objetivo de llegar a un arreglo equilibrado y global del conflicto, que garantice la ejecución de las Resoluciones de la Legalidad Internacional, lleve a una total retirada israelí a las líneas del 4 de junio de 1967, solucione la causa de los refugiados en virtud de la Resolución 194 y garantice la soberanía total del Estado Palestino con su capital Jerusalén Este.

La segunda razón por la cual el Frente no participó en los anteriores gobiernos fue debido a su oposición a la actitud absolutista en la toma de decisión y en el monopolio de la autoridad de quien sea, algo que se contradice con nuestra necesidad nacional de tener una amplia participación de todos los matices políticos palestinos en la toma de la decisión nacional, en el transcurso de la lucha por la liberación.

Encarnando esa necesidad y desde que la Intifada produjo una situación que permite un profundo cambio democrático en la estructura de la ANP y sus funciones, el Frente Democrático llamó a un gobierno nacional de coalición considerándolo la fórmula que garantiza la asociación política deseada, respaldó con fuerza el Documento de la Coincidencia Nacional como una nueva base para el consenso palestino global y participó vitalmente para detener los conflictos sangrientos, las confrontaciones internas destructivas y por la aplicación del Documento, comenzando con la formación de un gobierno de unidad nacional.

Por ello, el Frente acogió el Acuerdo de la Mecca entre Al-Fatah y Hamas y llamó a desarrollarlo y convertirlo de un acuerdo bilateral a uno nacional global, basado en la asociación política y no en un sistema de cuotas.

Durante los diálogos ocurridos antes y después del Acuerdo de la Mecca se lograron pasos concretos que abren perspectivas para profundizar la asociación política a través de una participación efectiva en la formulación del gobierno y su programa, además de aprobar un mecanismo colectivo para la toma de decisión gubernamental mediante un consejo ministerial reducido con la participación de todas las fuerzas en el comité de asociación política derivado del mencionado acuerdo.

Nosotros, en el momento en que saludamos el nacimiento del gobierno de unidad nacional sobre este fundamento, y le otorgamos nuestra confianza, deseamos que este paso contribuya a completar la ejecución de lo contraído en el Documento de la Coincidencia Nacional, especialmente lo relativo a la activación y el desarrollo de la OLP mediante elecciones libres del nuevo consejo nacional basado en la representación porcentual.

Nuestro voto de confianza al gobierno no significa disminuir la activa supervisión de su trabajo, cuestionarlo, así como a sus miembros, algo que nos convoca a hacer un llamado al Consejo Legislativo para activar su rol, con espíritu crítico y transparente, que conduzca a un mayor desarrollo y mejoramiento y a más victorias a favor de los derechos y demandas de las capas sociales mas necesitadas y marginadas. Se impone defender los intereses de esas capas, especialmente los trabajadores, funcionarios, desempleados, familiares de los mártires, prisioneros, heridos, los impedidos físicos y los hijos de las zonas afectadas por el Muro y el colonialismo, además de los jóvenes y mujeres.

17 de marzo del 2007

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP