Sitio FDLP
La Web
 
 
 
EDITORIALES

 

¿Por qué permanece en silencio la comunidad internacional?
 

El bombardeo prosigue contra la bloqueada Franja de Gaza dejando más víctimas, destrucciones y horror mientras continúa la ocupación de la tierra, la violación del derecho internacional con el colonialismo, el aislamiento y la judaización de Jerusalén, acompañados de agresiones diarias contra los civiles en las ciudades y aldeas de Cisjordania.

Estos sufrimientos, humillaciones y crímenes contra el indefenso pueblo palestino bajo la ilegal ocupación ocurren ante la mirada de la comunidad internacional, que aún permanece bajo un aterrador silencio.

¿Por qué el silencio ante tanta agresión contra el pueblo palestino se produce desde hace décadas? ¿Por qué el mundo no se moviliza seriamente para poner fin a la ocupación y respaldar al pueblo palestino y su legítimo derecho a la autodeterminación y la creación del estado independiente sobre su territorio nacional?. No obstante, si es capaz de movilizarse de forma rápida e incluso interviene militarmente en países árabes con el pretexto de proteger a los civiles, defender los derechos humanos y preservar la seguridad y la paz mundial.

Esta política reafirma la creencia del odioso doble rasero, ante los asuntos universales, conducido por el nuevo sistema mundial, especialmente el occidente.

El mundo entero está consciente de que la ocupación y su práctica, incluso el colonialismo y la horrorosa política sionista contra el pueblo palestino, representan la principal causa de la ausencia de la paz, la seguridad y la estabilidad en el Medio Oriente. El mundo también está consciente de que el dolor de los palestinos continúa desde hace décadas. Su situación no es producto de una Intifada o una revolución estallada en el año 2011 como es el caso de algunos países árabes. ¿Entonces, cómo interpretamos la competencia de los líderes occidentales para intervenir en los asuntos de este país árabe o de aquel con el alegato de violaciones de los derechos humanos por parte de sus regímenes, mientras hace caso omiso a los crímenes de Israel contra el pueblo palestino, convertido en blanco de las horrendas violaciones de sus derechos sociales, humanos y políticos?

La política de doble rasero revela la hipocresía occidental y la bajeza moral de todos aquellos que manejan, de manera parcial, el tema de los derechos humanos en concordancia con sus intereses. Occidente impone ataduras y limitaciones frente a las aspiraciones palestinas de alcanzar sus derechos y su soberanía, mientras respalda e intenta eternizar la ocupación colonial israelí y le brinda apoyo militar y material, además de garantizarle la protección en los foros internacionales a este Estado agresor.

Ante esta realidad surge la interrogante sobre la responsabilidad y deberes de las dos naciones: árabe e islámica respecto a la defensa de sus intereses y derechos legítimos en el momento en que occidente, hegemonista del mundo, ignora los principios de la justicia, la libertad, los derechos humanos y los derechos de los pueblos en la autodeterminación. La responsabilidad de estas dos naciones es enorme y requiere la movilización de sus pueblos para decirle a todas las fuerzas de la injusticia y la agresión: basta ya.

Los pueblos árabes que se rebelaron contra la injusticia, la represión y la falta de libertades son los mismos que hoy deben movilizarse para detener el continuo sufrimiento del pueblo palestino y defender los intereses de la Nación Árabe y la islámica, y si el occidente está preocupado por los derechos humanos y los principios de la justicia y la libertad ya es el momento de actuar y detener la agresión sionista contra los palestinos.

Septiembre 2011

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP