Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ENTREVISTAS

 

¿Cómo salvar al estado de Palestina?
Entrevista a Fahed Suleiman en La Habana
14 de febrero 2018
 
 

El ingeniero Fahed Suleiman (FS), vicesecretario general del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, fundador de éste grupo político de izquierdas, una organización marxista-leninista que constituye una de las fuerzas principales de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), quien ha realizado numerosas investigaciones sobre el proceso de paz y la causa Palestina en sentido general, fue entrevistado en exclusiva para el espacio televisivo Mesa Redonda de este jueves primero de febrero por la periodista Arleen Rodríguez Derivet (P).

P - Al llegar a Cuba usted declaró a los medios nacionales que el proceso de paz Israel-Palestina ha entrado en un callejón sin salida a raíz de las declaraciones del presidente Donald Trump y de las actitudes de la administración norteamericana, porque se había mostrado que el mediador del proceso de paz era una de las partes en realidad, ¿le parece que eso es nuevo?

FS - "El proceso de paz está estancado desde 2014. Ello no significa que haya sido exitosa antes de esa fecha, sino que igualmente tenía dificultades y no avanzaba. No tiene resultados obtenidos, ni que valgan la pena mencionar. Ha dado lugar a que se amplíe el territorio en que se encuentra la ocupación y se construyan los asentamientos tanto en Cisjordania como en Gaza. El proceso de colonización se ha incrementado desde la rúbrica de los acuerdos de Oslo. De 60 mil colonos que había en Cisjordania y Gaza ha llegado la cifra a 700 mil. Cuando se habla del cese del proceso de negociaciones, nos referimos a las cuestiones de procedimientos, las cuestiones prácticas, las formales.

La nueva administración norteamericana ha hecho promesas que aseguraban la posible aparición de la solución del conflicto. A un año de que esta administración asumiera sus responsabilidades, se adopta una resolución flagrante en contra del pueblo palestino que no tiene precedentes en el proceder de los Estados Unidos hacia la cuestión Palestina, representado por la decisión de trasladar la embajada norteamericana a Jerusalén y el reconocimiento de esa ciudad como capital de Israel. Esto significa que ese gobierno se ha aliado totalmente a la posición israelí, implica que su incredibilidad va in crescendo hacia una hostilidad franca, abierta que contradice las resoluciones de la legalidad internacional y las resoluciones de la ONU. De esta manera tan burda ese estado se coloca fuera de la ley, se ha convertido en un estado canalla. No respeta las instituciones internacionales. Este paso de la administración norteamericana ha generado una oposición internacional. El imperio decidió disminuir la autoridad nacional Palestina y a la Agencia de Atención a los refugiados de Naciones Unidas. Esto significa que ellos quieren que se desaparezca la instancia de Naciones Unidas concernida con los refugiados.

Actualmente se está eliminando la posibilidad de que los refugiados puedan regresar a su patria. El regreso a la Patria es uno de los derechos fundamentales e inalienables de los pilares. Estamos ante un proceso a través del cual se quiere sacar a Jerusalén de la agenda de negociaciones, anexar a Jerusalén a Israel e intentar liquidar la causa de los refugiados.

Todas las informaciones indican que la administración norteamericana dará pasos más hostiles como la anexión de los territorios a Israel, donde se encuentran grupos de asentamientos, así como el control total por parte de Israel de la frontera este. Nos encontramos ante un plan que pretende la liquidación total y el apoyo absoluto por parte de Washington al plan israelí.

El Consejo Central de la OLP celebrado el 14 y 15 de enero, adoptó una clara resolución de no aceptar que los Estados Unidos de América continúen siendo un mediador y proyectarnos a la legalidad internacional y trabajar por la celebración de una conferencia internacional con la participación de los cinco países miembros del Consejo de Seguridad, en la que se discutan y establezcan mecanismos a través de los cuales se pueda traducir en la práctica la letra de las resoluciones de la ONU: un estado Palestino independiente con las fronteras del 4 de junio de 1967, con su capital en Jerusalén y el regreso de los refugiados palestinos sobre la base de la Resolución 194 de Naciones Unidas.

Agradecemos el papel de Cuba en su apoyo al derecho de Palestina de establecer su estado con su capital Jerusalén y el rechazo y condena a la decisión por parte de Estados Unidos de considerar a Jerusalén como la capital de Israel".

P - Al margen del apoyo explícito de Cuba en Naciones Unidas, ¿cuál es en la práctica el papel de otros países en relación con la causa Palestina?, ¿quién sustituiría a Estados Unidos en el papel de mediador en la continuación del proceso de paz entre Israel y Palestina?

FS - "Preferimos que no haya un estado que asuma ese papel porque hasta los estados que mantienen una relación más cercana a los palestinos con relación a la decisión norteamericana y que han aportado una postura de rechazo a las últimas decisiones de Trump, nos han trasladado que no pueden asumir una mediación. Francia no puede desempeñar ese papel, tampoco la Federación Rusa y por eso pensamos que lo que procede es trabajar por la celebración de una Conferencia Internacional con la participación de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Incluso el cuarteto internacional integrado por la ONU, Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea, fracasó en su intento de auspiciar el intento de paz. El plan de la ruta que propusieron el 30 de abril de 2003 fue borrado de la agenda porque Israel rechazó el plan en su totalidad, Washington apoyó la postura de Israel, trató de eliminar el papel del cuarteto y de asumir ellos la mediación. La única vía que procede es la celebración de la conferencia internacional. En cualquier caso, el pueblo palestino no esperará a que se celebre el mencionado congreso o conferencia si se llegase a celebrar.

El pueblo palestino no tiene otra alternativa que avanzar a través de la intifada, la resistencia popular. Los pasados 25 años han sido un periodo en el que hemos tratado de apostar por las negociaciones que no han propiciado una solución a la causa Palestina. Eso significa que la estrategia ha sido un fracaso y hemos perdido valiosos años de nuestra vida, lo que posibilitó a Israel imponer una mayor hegemonía en nuestra tierra, por eso no tenemos otra arma que la de la resistencia popular y generalizada, lo que presupone que debemos recuperar la unidad nacional Palestina, la unidad interna".

P - ¿Esa posición que usted expresa podría decirse que es una posición común dentro de la OLP?

FS - "La mayoría abrumadora de las fuerzas políticas Palestinas comparten con nosotros este punto de vista, las instituciones de la sociedad civil y la opinión pública Palestina. En los últimos años se crearon centros de poder de manera que dificultan el ejercicio de poder bajo ocupación, aun cuando sea un gobierno autónomo palestino. La recuperación de la Unidad Nacional Palestina pasa por una vía que puede afectar a estos centros poder. Hay que ejercer las presiones necesarias sobre esos centros de poder, de manera que actúen de forma consecuente con la voluntad popular de todo el pueblo. El pueblo quiere la recuperación de la unidad teniendo en cuenta que es una prioridad absoluta, sin esto no es posible incrementar la lucha contra la ocupación. La lucha efectiva contra la ocupación pasa por la unidad interna, nacional Palestina. Ese es el camino, no tenemos otra alternativa que no sea la lucha y la unidad, que es la vía para lograr la victoria. La OLP debe recuperar su carácter como único representante de todo el pueblo palestino. La OLP es el hogar de todos. No debe haber miembros de nuestra familia fuera del hogar. En ese contexto todos debemos asumir la responsabilidad nacional y patriótica".

P - Acaba de celebrarse en La Habana la reunión de representantes del Frente Democrático para la Liberación de Palestina en América Latina. ¿Por qué en Cuba? ¿Qué lecciones deja el proceso y la causa Palestina a nuestra región que es una zona de paz?

FS - "Somos un pueblo que lucha por la libertad. ¿Qué lugar puede haber mejor para celebrar ese Congreso que la isla de la Libertad? Es por eso que consideramos que nuestra presencia en Cuba está vinculada a la convicción de que estamos en el mejor lugar porque este es un país que lucha por la paz, que ha conquistado la libertad y que constituye un puntal de apoyo al pueblo palestino en su lucha por sus derechos. Cuba es también el país del internacionalismo y de la solidaridad. La postura de Cuba siempre ha sido favorable a la lucha de Palestina por sus derechos. Siempre ha mantenido Cuba una solidaridad internacionalista consecuente. Con la celebración de este evento en Cuba hemos querido enviar un mensaje al mundo, desde el país de la Libertad y la Paz, de amor, de libertad y paz para nuestro pueblo y a todos los pueblos.

Somos un pueblo oprimido que vivimos bajo ocupación y colonización. Ansiamos la libertad, no negociamos con ella. Estamos dispuestos a hacer todos los sacrificios necesarios para conquistar su libertad. Exigimos al ocupante israelí que salga de nuestra tierra, de nuestro cielo, de nuestra piel, de nuestro pueblo, porque esa tierra es nuestra, es un derecho que nos asiste. Tener nuestra tierra es un derecho de nuestros hijos. En el siglo XXI no se puede permitir que el proceso de colonización perdure. Somos el único pueblo en el mundo que aún se mantiene bajo ocupación. Los pueblos no tienen otra opción que apoyarnos contra esta ocupación bárbara. La realización de este Congreso en Cuba representará un viraje total y un paso hacia adelante".

P - Parte de la dirección de la OLP está radicada en Damasco, capital de un país que ha vivido bajo una guerra impulsada desde el exterior. El pueblo palestino también ha vivido la confrontación traída desde otras partes. ¿Cómo ve el futuro inmediato de la frágil paz en Siria como de la recuperación del proceso de paz en Palestina? ¿Cuánto influye todo esto en la situación en la región?

FS - "La dirección del FDLP está en más de un lugar producto de que nuestro pueblo está disperso en Palestina, en Cisjordania, en Gaza, también en Damasco. Adoptamos una posición consecuente y coherente desde que se inicia la crisis en Siria. De manera clara y enérgica apoyamos al estado nacional patriótico, el estado que ejerce su soberanía sobre su pueblo, su tierra, su aire, su agua. Por eso estamos en contra de cualquier medida que atente contra la estabilidad de Siria, la unidad de su pueblo, la soberanía sobre su territorio. Nos oponemos a la injerencia foránea en Siria y nos oponemos a las agresiones contra ese pueblo. Consideramos que en Siria se ha avanzado notablemente. Estamos en el último cuarto de hora. Esto no significa que la guerra ha terminado en Siria. Ahora se dan las condiciones para lograr un acuerdo político que le permite a Siria recuperar sus posiciones como estado patriótico, laico y pluralista. Siria recuperará su papel y seguirá apoyando al pueblo palestino y a la lucha del pueblo palestino. Siria siempre ha sido un baluarte de apoyo en el respaldo de la causa Palestina, tiene una posición estratégica para el pueblo palestino. La lucha nacional Palestina se ha perjudicado producto de la crisis en Siria y esperamos que Siria pueda recuperar a la mayor brevedad posible su rol y pueda desplegar un papel de apoyo, de respaldo a la lucha del pueblo palestino".

P - ¿Es optimista?

FS - "Nosotros como revolucionarios mantenemos la voluntad y el optimismo".

 
Fuente:mesaredonda.cubadebate.cu
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP