Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ENTREVISTAS

 

Entrevista especial de Prensa Latina en Damasco con Nayef Hawatmeh, secretario general del Frente Democrático para la Liberación de Palestina
Territorios ocupados de Palestina: Una gran cárcel
Por: Miguel Fernández Martínez*
30 de marzo del 2015
 

Para Nayef Hawatmeh, secretario general del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), la política colonialista de Estados Unidos en Oriente Medio y su relación estratégica con Israel, impide encontrar una solución al conflicto de su pueblo.

Hawatmeh, un veterano luchador por la independencia y autodeterminación de su patria, usurpada por los invasores israelíes desde hace 66 años, reconoce que para Washington, Oriente Medio es solo una laguna de petróleo en el centro del mundo.

Prensa Latina conversó con el estadista árabe en sus oficinas en Damasco, a punto de conmemorarse el Día de la Tierra Palestina, 39 años después del asesinato a manos del ejército sionista, de un grupo de jóvenes que protestaba por la usurpación de sus tierras.

Para Hawatmeh, en este momento la situación de su país ocupado se comporta difícil y complicada, como resultado de una serie de crisis internas provocadas por la política agresiva y expansionista de Israel, y del apoyo perenne que Tel Aviv recibe de la administración norteamericana.

"Hay un millón 800 mil palestinos que viven en una superficie de terreno muy pequeña, de apenas 362 kilómetros cuadrados, la zona más densamente poblada del mundo. Viven en una gran cárcel", comentó.

CRISIS INTERNAS QUE SUFREN LOS PALESTINOS

Uno de los temas que más preocupa al líder del FDLP es la actual crisis política, después de que quedaron cerradas todas las rutas para buscar una solución con el ocupante israelí

"Más de 21 años de negociaciones, desde 1993, terminaron en nada para los palestinos -afirma-. El colonialismo israelí se expande cada vez más y no se detiene, y te doy un ejemplo, en el año 1993 el número de colonos israelíes que estaban en la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén era de 97 mil, y ahora, después de 21 años, hay más de 800 mil".

Durante los próximos tres años, el gobierno de Israel espera que el número de colonos judíos supere el millón. "Eso quiere decir robar más tierras palestinas y sembrar nuevos colonos, y por eso las soluciones políticas están estancadas, debido a la política expansionista de Israel y al apoyo ciego de Estados Unidos".

"La administración norteamericana anuló el papel de Naciones Unidas y el rol de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad, y también obstaculiza la aplicación de todas las resoluciones de las organizaciones internacionales, para encontrar una solución política entre el pueblo palestino y los ocupantes israelíes", subrayó.

También señaló la crisis de las negociaciones, que se efectúan sin el marco referencial de las resoluciones internacionales, sin detener y frenar el saqueo de las tierras palestinas, usurpadas diariamente.

"Israel tiene las puertas abiertas para expandir su territorio, robar más tierras palestinas, y también para sembrar más colonos en nuestros territorios", enfatizó Hawatmeh.

Otra de las crisis internas que se sufren actualmente es la división entre las filas palestinas, en particular la división entre la dirección de la autoridad de al-Fatah, en Cisjordania, y la autoridad de Hamas, en la Franja de Gaza.

"Estas dos autoridades no respetan las decisiones y resoluciones acordadas entre el pueblo y las diferentes organizaciones palestinas", señaló el dirigente del FDLP.

También se refirió a la crisis económica a partir de disponer de recursos muy débiles, ser sencilla y frágil, y estar esposada por acuerdos impuestos por Israel, que no permiten que la economía palestina crezca y avance.

Otra consecuencia de tantos años de colonialismo es la crisis social, pues al carecer de justicia y con una política económica basada en el neoliberalismo, los ricos aumentan y las capas medianas y menos favorecidas se empobrecen más.

"Hay que corregir la política económica y repartir el dinero y los gastos de la resistencia contra el ocupante, entre todas las capas sociales del pueblo", puntualizó.

Hawatmeh explicó a Prensa Latina que estas cinco crisis principales fueron evaluadas recientemente en el Consejo Central de la Organización de Liberación de Palestina, que se celebró en Ramallah, a principios de marzo.

"Acordamos asistir de nuevo a Naciones Unidas y convocar a una conferencia internacional a partir de las resoluciones de la ONU, bajo el auspicio de los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad para examinar soluciones políticas, de acuerdo a las resoluciones internacionales", explicó.

"Queremos defender el derecho a la autodeterminación -añadió-, a establecer un estado independiente sobre la base de los acuerdos de1967, y el derecho de los refugiados que representan ahora el 60 por ciento del pueblo palestino, para que regresen a su país, de acuerdo a las resoluciones de Naciones Unidas".

Según Hawatmeh, en la historia de la ONU, Estados Unidos usó el derecho al veto a favor de Israel en 51 ocasiones y amenaza con usarlo ante cualquier resolución política, o proyectos legales, para imponer sanciones a Israel.

Explicó además que un nuevo proyecto de resolución fue presentado en Naciones Unidas en 2014, y también fue obstaculizado por la parte norteamericana. "Trabajamos para romper ese veto", enfatizó.

CONFLICTOS EN ORIENTE MEDIO

Para el líder del FDLP, en Oriente Medio las disputas tienen tres dimensiones: una que lucha contra las políticas expansionistas del sionismo y el imperialismo, otra que representa a las revoluciones de los pueblos árabes contra los regímenes que apoyan al imperialismo, y la tercera es la aplicación del Islam político, sangriento y extremista.

"Debemos diferenciar al Islam religioso del político -aclaró-. La religión islámica es como cualquier otra, acepta la interpretación y también apreciaciones múltiples, como toda religión".

"Pero el Islam político es otra cosa. No creo que haya en el Islam político una manera moderada, todo es extremista. Cuando la religión se convierte en política ya todo es diferente, porque cada partido tiene una ideología y el Islam político se presenta como el único que tiene la verdad y la solución y conduce a guerras sangrientas y sectarias", subrayó.

Para el líder palestino, los gobiernos árabes deben responder a los derechos de sus pueblos como sucedió en América Latina, y no establecer dictaduras y dejar el gobierno en manos conservadoras, y dar paso a fuerzas progresistas de izquierda que creen en el socialismo.

"Cuba es un modelo y ejemplo de esto a través de los años, y durante más de 50 años se ha enfrentado a un bloqueo norteamericano.

América Latina se deshizo de los regímenes dictatoriales y las tiranías y ahora aplica políticas sociales, económicas a favor de sus pueblos. Eso debe suceder también en Oriente Medio", dijo.

"Hay que escuchar las demandas de los pueblos -agregó-, defender la democracia y la justicia social. Sin esto, va a seguir la lucha".

PALESTINOS EN SIRIA

El secretario general del FDLP reconoció que actualmente viven en territorio de Siria cerca de 700 mil refugiados palestinos, que en su opinión, fueron acogidos solidariamente por el gobierno de Damasco.

A pesar de la crisis que sufre el pueblo sirio desde hace cuatro años, tras el surgimiento de bandas terroristas financiadas y organizadas por Estados Unidos y países occidentales, el FDLP trató de que los campamentos de refugiados se mantuvieran neutros, alejados de la guerra, pero solidarios políticamente con Siria.

"Hemos trabajado para proteger a los campamentos palestinos durante 21 meses, evitando la entrada de los grupos armados islamistas a los campos, en particular al campamento de Yarmouk", explicó.

"En las zonas que rodean a los campamentos de refugiados palestinos aquí, hay una fuerte presencia de grupos armados extremistas y les impedimos entrar, pero al final ocuparon los campamentos, y los convirtieron en campos de disputa armada, ahora marcados por los asesinatos y la destrucción".

"Siria tiene un territorio ocupado igual que nosotros -dijo- tenemos intereses nacionales comunes frente a los israelíes, a las políticas norteamericanas que apoyan a Israel, por eso deseamos ver un pueblo sirio unido, independiente, que marche adelante".

"El pueblo palestino necesita del pueblo sirio, porque sabemos que el ocupante israelí tiene ambiciones expansionistas, no solo en Palestina; también en Siria".

 
Notas:* Corresponsal de Prensa Latina en Siria.
 
Fuente: Prensa Latina
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP