Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ENTREVISTAS

 

Hawatmeh para el diario Al-Quds:
Fuerzas palestinas y regionales impiden la reconciliación y fomentan la división palestina
2 de junio del 2012
 

En una entrevista concedida, el 23 de mayo, al diario Al-Quds, Nayef Hawatmeh, secretario general del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, reveló que algunas fuerzas palestinas y regionales impiden la reconciliación y fomentan la división lo cual dará lugar a la pérdida de los derechos nacionales. Por lo tanto, debemos retornar al pueblo y poner en marcha las elecciones, presidencial, legislativa y nacional, basadas en el principio de representación proporcional.

Hawatmeh advirtió que hay muchas voces llamando a ignorar la Franja de Gaza, considerándola una carga financiera, política y social. Por el contrario, hay en la Franja de Gaza, voces llamando a ignorar Cisjordania, imaginando la posibilidad de construir un emirato en la Franja. "La división es la cuestión más peligrosa que puede conducir a la somalización de los territorios palestinos y la pérdida de los derechos nacionales palestinos. Hay poderes dentro de Hamas y Al-Fatah que no quieren que la reconciliación siga su curso priorizando sus propios intereses partidarios. Existen también fuerzas árabes y regionales que alimentan y financian la división para servir a sus intereses. Por lo tanto, hago un llamamiento para acelerar la implementación del Acuerdo de Reconciliación y la promulgación de una ley electoral unificada para el Consejo Nacional y el Legislativo y las instancias locales y populares de acuerdo con plena representación proporcional, que permita la reconstrucción de las relaciones nacionales y de todos los componentes del pueblo palestino sobre bases democráticas.

Más de dos años han pasado desde la firma del Acuerdo de Reconciliación, pero la división sigue existiendo. ¿Quién es responsable del incumplimiento del Acuerdo de Reconciliación?

El acuerdo de El Cairo del 4 de mayo de 2011 fue el cuarto para poner fin a la división y reconstruir la unidad nacional sobre nuevas reglas democráticas. Es decir, retornar a las bases populares, que todo el pueblo participe en las elecciones legislativas y presidenciales, además de las elecciones del Consejo Nacional, para formar el parlamento unificado del pueblo palestino, tanto el de los territorios palestinos como el de la diáspora, de acuerdo con la representación proporcional. Somos un solo pueblo y debemos ser gobernados por una sola ley.

Teníamos la esperanza de que el acuerdo del 4 de mayo entrara en vigor tan pronto como fuera posible, pero nos enfrentamos a muchos problemas que se pueden resumir de la siguiente manera:

Hay dirigentes y fuerzas dentro de Al-Fatah y Hamas que no quieren que este acuerdo siga su curso porque el fin de la división y la participación en las elecciones sobre la base de la representación proporcional plena va a construir una alianza amplia y nacional y dar lugar a la democratización de todas las instituciones de la sociedad, la Autoridad Palestina y la OLP. Dichos dirigentes y fuerzas dentro de estos dos movimientos palestinos trabajan sólo para sus estrechos intereses individuales y partidarios. Debemos darnos cuenta de lo que pasó en la sociedad palestina durante la última década y anteriormente cuando surgieron muchas clases sociales y políticas como resultado del estado de corrupción y el enriquecimiento ilícito de algunos dirigentes, especialmente en la Franja de Gaza y Cisjordania.

Hawatmah añadió, "hemos hecho todo lo posible para resolver las cuestiones problemáticas en la reunión del 22 de enero de 2012 en El Cairo por la unificación de las todas la estructuras de uniones, agrupaciones y sindicatos bajo leyes que contemplen todos los matices políticos. Realizamos reuniones el 22 diciembre de 2011, para presentar planes operativos para poner fin a la división, pero fuimos sorprendidos con temas parciales acordados solo por Hamas y Al-Fatah. Estos temas no permitieron la reconstrucción de la unidad nacional e hicieron que volviéramos otra vez al inicio de los intentos. También habíamos tenido una nueva sesión del Comité Supremo (formado para darle seguimiento al proceso de unidad) el 23 de febrero de 2012, para resolver los asuntos más importantes, como el programa político unificado, el gobierno de unidad nacional, la ley electoral para la plena representación proporcional y dedicarnos a la situación actual respecto a la necesidad de retornar al Consejo de Seguridad para solicitar el reconocimiento del estado palestino en las fronteras del 4 de junio de 1967 con capital en Jerusalén, además de resolver el problema del marco político y jurídico de las negociaciones que se están llevando a cabo sin autoridad internacional.

Con respecto al estatus de la OLP, Hawatmeh dijo: "El pueblo palestino es numeroso. Somos valientes. Tenemos una gran experiencia en la lucha por nuestro derecho a la autodeterminación y la construcción del estado independiente en las fronteras del 4 de junio de 1967 con capital en Jerusalén. Hemos construido la entidad nacional palestina y obtuvo reconocimientos internacionales y regionales".

Por otra parte, Hawatmeh advirtió que Hamas promueve la construcción de un emirato: "Ningún poder político en la Franja de Gaza es capaz de controlar solo la sociedad y construir un emirato. La Franja de Gaza se encuentra bajo asedio por tierra, mar y aire. Es una sociedad sin recursos. Por lo tanto, todo el que proyecte convertirla en técnicamente desarrollada como Qatar, Hong Kong, Singapur o Taiwán está equivocado. Los que firmaron el Acuerdo de Oslo repetidamente anunciaron que convertirían a Cisjordania y la Franja de Gaza en un estado similar a los mencionados. Pero ¿qué pasó? El nivel social, económico, cultural y político de la vida se deterioró.

Hamas trató de difundir sus ideas. Se enfrentaron con la gente y con muchas fuerzas que se niegan a imponer una solución bajo el nombre del Islam. Hamás no ofrece un modelo atractivo en la Franja de Gaza. Ofrece un modelo cerrado. La situación no puede permanecer como está. Entonces, hemos firmado 4 acuerdos para poner fin a la división. El último de los cuales fue el 4 de mayo.

Confiamos en que seremos capaces de reorganizar la casa palestina, especialmente la unidad geográfica y demográfica entre Cisjordania y la Franja de Gaza sobre la base de un programa político unificado que garantice la participación popular y nacional.

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP