Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ENTREVISTAS

 

Nayef Hawatmeh: De las revoluciones árabes nadie se salvará
Por: Ahmad Metwali
13 de mayo del 2011
 

• Cuanto más desarrollo se alcance en las tareas hacia la democracia global, el estado democrático civil y la justicia social de la Revolución del 25 de enero, mayores serán las probabilidades de fracaso de las fuerzas de la Contra Revolución en su intento de encaramar los muros de la Revolución para asimilarla
• Igualdad entre todos los componentes en la ciudadanía con una sola ley… La ley del estado civil democrático

Lo denominaron filósofo de la Revolución Palestina y Lenin de la patria árabe… Uno de los miembros del Movimiento Nacionalista Árabe, surgido como una reacción a la derrota árabe y Al-Nakba Palestina … Uno de los compañeros del difunto presidente, Yasser Arafat “Abu Ammar” … Es el compañero Nayef Hawatmeh, secretario general del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), nacido en noviembre de 1935 y uno de los oponentes al Acuerdo de Oslo.

Hawatmeh depositó grandes esperanzas en los revolucionarios egipcios, que han tenido éxito en derrocar al presidente Hosni Mubarak en una expresión del despertar de los pueblos árabes y de su solidaridad con de la causa palestina.

En el transcurso de su conversación, insistió en la necesidad de poner en práctica, las tareas de la Revolución egipcia mediante una democracia global y el respaldo al estado democrático palestino...

Pasamos al texto del diálogo:

Pregunta 1: Qué puntos incluyó su programa de la actual visita a El Cairo, especialmente después de la Revolución del 25 de enero? Qué novedad hay respecto a la relación del Frente Democrático con Egipto, en este momento, a la luz de su encuentro con el Canciller egipcio?

La Revoluci ón del 25 de enero constituye el centro de la nueva etapa revolucionaria en la vida árabe y los resultados que podrían influir a favor de los derechos nacionales palestinos representados en la autodeterminación, la constitución del estado independiente con la frontera del 4 de junio y su capital Jerusalén, así como el retorno de los refugiados. En esta nueva etapa revolucionaria en el ámbito árabe, muchas cosas dependen de la trayectoria y el destino de la Revolución del 25 de enero. Todo está sujeto al desarrollo de la Revolución y de las tareas efectivas, es decir la democracia global, el estado democrático civil y la justicia social, planteadas por la Revolución en la plaza de Al-Tahrir, así como en el resto de las plazas de las ciudades egipcias. Estos son puntos trazados en la agenda de trabajo de la Revolución... Si estas cuestiones se llevan a la práctica estaríamos ante una situación democrática en Egipto, que se extendería a todos los países árabes, pero si se toma otro rumbo y no se cumple con lo prometido y planteado por la Revolución (democracia global, constitución democrática, estado democrático civil basado en la igualdad ciudadana y entre el hombre y la mujer y la justicia social) significaría un bloqueo y asimilación por parte de la contra revolución, que intenta todo para hacer frustrar la Revolución y encaramar sus muros para asimilarla. Por todo ello, los pueblos árabes observan con sumo interés los sucesos en Egipto, su trayectoria y nuevo destino fundados sobre los planteamientos de la Revolución del 25 de enero, especialmente las cuestiones planteadas en las plazas mediante consignas democráticas y de igualdad entre todos los componentes de la sociedad de este país árabe, sin discriminación alguna.

Nuestra esperanza es que la Revolución del 25 de enero logre éxito y complemente sus tareas determinadas que conducen a las intifadas, revoluciones y protestas en los países árabes, donde nadie se escapará de las banderas de la democracia y la constitucionalidad global.

Pregunta 2: Cuál fue la agenda de trabajo en su actual visita a Egipto?

Estamos aquí gracias a una invitación oficial de los hermanos de la dirección egipcia y hemos realizado una amplia ronda de conversaciones con el canciller Nabil Al-Arabí, con Murad Mwafi, ministro de la Seguridad Nacional, y con Amro Moussa, secretario general de la Liga Árabe. Además, nos reunimos con varios partidos, fuerzas locales y grupos juveniles que han desempeñado el rol principal en la plaza de Al-Tahrir.

Todos nuestros encuentros y conversaciones tuvieron por objetivo apoyar la Revolución popular egipcia y su papel en el respaldo a los países árabes y el Medio Oriente, en primer lugar al estado palestino. También analizamos la necesidad de reanudar el diálogo nacional palestino para poner fin a la división y recuperar la unidad, porque la Revolución Palestina sale victoriosa con la unidad del pueblo así como lo hizo la Revolución Egipcia. Entonces intentamos solucionar, a través del diálogo, cualquier asunto de divergencia para convocar a elecciones presidenciales y legislativas dentro de los territorios ocupados, elegir el nuevo Consejo Nacional Palestino de la OLP y democratizar la sociedad palestina dentro y fuera de la patria: alcaldías, sindicatos, uniones juveniles sobre bases de leyes y acuerdos que habíamos alcanzado en un dialogo que duró 6 años, desde el 2005.

Es el momento de poner en práctica los mecanismos de ejecución de lo acordado para que no haya ningún incumplimiento. Retornaremos al pueblo en caso que haya diferencias en algunas cuestiones. Nos comprometemos y firmamos todos los compromisos para cumplir con los resultados de las elecciones legislativas y del Consejo Nacional de la OLP. Debemos respetar los resultados y esto francamente requiere de relaciones internas democráticas entre todas las fuerzas y componentes del pueblo, ya que la cultura democrática es una necesidad y un requisito para respetar lo acordado con vistas a lograr la unidad. Durante los últimos 6 anos habíamos firmado unánimemente 3 programas, pero ninguno fue respetado por varias organizaciones que se inclinan a la política del monopolio del poder. Esta política de monopolio y repartición de cuotas destruye la unidad y es por ello que hacemos énfasis en los mecanismos de ejecución con un tiempo determinado y demandamos a todas las fuerzas palestinas el compromiso de respetar dichas
cuestiones para construir una democracia interna que permita lograr los objetivos de la etapa de la liberación nacional democrática.

Pregunta 3: Qué novedad hay respecto a la relación entre el Frente Democrático y Egipto?

Indudablemente, la Revolución Egipcia construyó una nueva realidad respecto al estado egipcio que permite el avance paso a paso. Hemos palpado que este nuevo clima está abierto a diálogos transparentes y establecido sobre el realismo y la razón, sin complejos ni complicaciones.

Esperamos que el programa, una vez cumplido, implique grandes pasos en la posición egipcia y un próximo desempeño en la causa palestina y todas las causas árabes a favor de dichos pueblos. Los egipcios, ahora, tienen que recordar que todas la Intifadas, revoluciones y protestas acaecidas en los países árabes intentaron inspirarse en la Revolución juvenil egipcia que devino en una revolución popular. Las conversaciones en Egipto se desarrollaron en un ambiente abierto para alcanzar resultados y efectivamente alcanzaremos nuevos resultados respecto al rol egipcio y a su reanudación mediante un trabajo conjunto, lo antes posible, para apresurarnos en poner fin a la división y recuperar la unidad palestina sobre bases democráticas con nuevas leyes electorales basadas en la representación proporcional. Estas nuevas leyes permiten la participación de todos los componentes de la sociedad, ya que las elecciones, no solo de nuestro pueblo dentro o fuera de la patria sino en cualquier país árabe, requieren la participación de todos los componentes.

Pregunta 4: Ustedes tienen un representante en el gobierno de Salam Fayyad a quien Abu Mazen le encargó formar. Por qué el Frente Democrático no participa en el gobierno de Ismail Haniya formado por el Movimiento Hamas?

Tuvimos un representante en el gobierno de Ismail Haniya cuando era un gobierno de coalición y tuvimos en este gobierno al Ministro de Asuntos Sociales, pero dicho gobierno de coalición no vivió largo tiempo porque Hamas se inclinó hacia el monopolio individualista y el bilateralismo. Así fue que el Gobierno se derrumbó exactamente 4 meses después de llegar al acuerdo de la Mecca, firmado, con la presencia del Rey saudita Abdallah Bin Abdel-Azziz, pero sobre la base de la política de cuotas y repartición del poder entre Al-Fatah y Hamas. El Acuerdo se derrumbó y yo había declarado, luego de su firma, que el mismo se había hecho a espaldas del pueblo palestino y conducía a golpes políticos y militares e iba en contra de la unidad nacional que habíamos logrado. Después Hamas se apoderó de Gaza con la fuerza militar.

Nosotros no participamos en los 10 gobiernos de Al-Fatah, de 1996 al 2006, porque rechazamos la formación de gobiernos basados en los Acuerdos de Oslo, además no tomamos parte en los gobiernos absolutistas de Al-Fatah. Participamos actualmente porque los Acuerdos de Oslo fueron rebasados por el tiempo y ahora queremos unificar al pueblo palestino.

Pregunta 5: En su condición de ser uno de los líderes palestinos históricos y secretario general del FDLP, cómo ve el contexto de la causa palestina, especialmente, después del surgimiento de estas sublevaciones en los países de la confrontación con el enemigo sionista?

Las acontecidas Intifadas y protestas populares a lo largo de la región, independientemente de la opinión del gobernante, tomarán su contexto y abrirán el camino hacia transformaciones democráticas cementadas sobre la igualdad ciudadana y con nuevos planes económicos y esto tendrá lugar en Yemen, Bahréin, Siria y Argelia, además de los sucesos en Libia, donde, tristemente, se ha solicitado la intervención de Estados Unidos y el Otan.

Ningún régimen árabe podrá escapar. Ya sea régimen monarca, emiratos o república, se transformarán en sistemas constitucionales bajo nuevas leyes democráticas. No hay espacio para la gobernación totalitaria; y respecto a Palestina, se avecina la tercera intifada, pero su tiempo de llegada depende del fin de la división y la recuperación de la unidad nacional.

El conflicto por el poder entre Al-Fatah y Hamas condujo a la división del pueblo, pero la unificación de las filas requiere abrir todas las puertas ante la tercera intifada con la participación de todos los componentes, incluso la mujer palestina y las estructuras juveniles. Actualmente están teniendo lugar numerosas manifestaciones, que van en aumento, en Gaza y Cisjordania para exigir el fin de la división. La unidad es una condición necesaria para proteger la próxima sublevación palestina y por eso se debe enterrar la división.

Pregunta 6: No es el momento de aglutinar a los palestinos para convertirse en una sola fila frente al ocupante israelí? Acaso el Frente Democrático jugará un significativo papel en la unidad de los palestinos a la luz de su visita a Egipto?

El momento es desde hace mucho tiempo, pero los hermanos de Hamas y Al- Fatah no respetaron las iniciativas para poner fin a la división. Por qué se retractan? Porque existen organizaciones que se preocupan por el poder y la magnitud de presencia en la Autoridad Palestina, mientras el conflicto está objetivamente con el enemigo sionista en los territorios ocupados. Directamente con la construcción del Estado palestino, nosotros en el Frente Democrático, al día siguiente de su edificación, convocaremos a un estado palestino democrático unido sobre todos los territorios de Palestina, con todos sus habitantes palestinos (árabes y judíos), en igualdad de derechos para resolver el problema en el terreno.

Pregunta 7: qué opina usted después de la Revolución de Egipto sobre las negociaciones realizadas en base del Documento Egipcio (propuesta de reconciliación), en El Cairo entre las organizaciones palestinas, particularmente, “Hamas” y la “OLP”, con cientos de horas sin resultados, … aún el Documento es válido?

Considero que la debilidad, fragilidad e informalidad cultural entre las organizaciones que deben cumplir con el compromiso de los denominadores comunes está detrás de esta retracción y si fuera la cultura global, las tradiciones abiertas a todos y maduras de una forma u otra no hubiera ocurrido de ninguna organización una retracción a los acuerdos comunes. No se debe excluir a nadie de este incumplimiento y ahora llamamos a reanudar el dialogo global por varios días, entramos directo a la ejecución, aunque haya cuestiones sin solución, y sometemos los puntos en discrepancias a la opinión del pueblo.

Respecto al Documento egipcio, acordamos la necesidad de reanudar el rol de Egipto. Este país árabe ocupa una posición central, su interés, seguridad nacional y desempeño efectivo, por largo tiempo, se ausentó de la situación palestina, árabe (del este y oeste) y en África. Egipto debe recuperarlo después de la Revolución del 25 de enero. Todos estos fueron puntos de discusión con la dirección egipcia y aspiramos cosas buenas porque, con el dialogo sostenido, llegamos a determinados resultados comunes. El acontecer en Egipto es el escenario árabe, es lo que anhelamos de los estados árabes para la constitución de regímenes democráticos.

Vimos un ambiente conmovido por el 25 de enero, y como palestinos y árabes prevemos muchos acontecimientos, pero todo depende del contexto y del destino de la Revolución. Cuanto más logros alcance la Revolución en los próximos tiempos, más movimientos habrá en los pueblos árabes. El documento presentado por Egipto seguramente necesita desarrollo y esto lo informé a la dirección egipcia, ya que contiene partes de desacuerdos durante el dialogo palestino global porque fueron productos de paquetes bilateral entre Al-Fatah y Hamas.

 
Notas:
*Esta entrevista al secretario general del FDLP, compañero Nayef Hawatmeh fue concedida al semanario egipcio Roz Al-Yousef durante su visita oficial a El Cairo el 16 de abril de 2011.
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP