Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ARTICULOS

 

Las huelgas de hambre de prisioneros palestinos continúan, pues Israel viola los acuerdos
Por: Linah Alsaafin (*)
12 de junio del 2012
 

Horas antes del 64° aniversario de Al-Nakba, que conmemora la limpieza étnica de más de la mitad de la población palestina en los años '40 por milicias sionistas, un acuerdo histórico que pone fin a una masiva huelga de hambre de 28 días fue firmado por el Servicio Penitenciario israelí (IPS) y el Comité Superior de los Prisioneros, en presencia de un mediador egipcio.

La masiva huelga de hambre de los prisioneros palestinos, que comenzó el 17 de abril (fecha en que los palestinos conmemoran el día de los prisioneros), fue una sentida protesta contra castigos arbitrarios y graves violaciones a los derechos humanos que habitualmente comete el IPS contra los prisioneros palestinos.

El Acuerdo, en los papeles, parecía aceptar las tres principales demandas de los prisioneros: poner fin a la detención administrativa (detención sin ninguna acusación y de renovación indefinida), liberar del confinamiento solitario a los 19 prisioneros en esa situación y respetar el internacionalmente reconocido derecho a recibir visitas familiares para los prisioneros de Gaza, a los cuales se les niega ese derecho desde 2007 -una forma de castigo colectivo impuesto después de la captura de un soldado israelí.

Sin embargo, una vez más la realización del Acuerdo fue dejada a decisión de Israel -y desde el fin de la masiva huelga de hambre en las primeras horas del 15 de mayo, rumores de incumplimiento de las promesas de Israel se han solidificado en hechos.

Renovación de detenciones

Las huelgas de hambre solitarias de Khader Adnan, Hanaa Al-Shalabi, y otros cinco prisioneros que habían pasado 70 días sin comida, tuvieron como objetivo la protesta contra el encarcelamiento caprichoso -que obligó al mundo a prestar atención al uso indiscriminado que hace Israel de la detención administrativa. Más de 300 prisioneros palestinos son detenidos administrativos, incluidos niños y 24 miembros del Consejo Legislativo Palestino.

El Acuerdo firmado llevó a muchos a creer que Israel podría limitar su uso de la detención administrativa, especialmente después de que anunció que serían liberados todos los detenidos administrativos al final de sus períodos de detención actual salvo evidencia sustancial contra ellos. Sin embargo, dos semanas después del acuerdo, a más de 25 prisioneros se les ha renovado la orden de detención sin la presentación de tal evidencia significativa.

Entre esos prisioneros está Hussein Abu Kweik, que lleva un total de 12 años en prisión y sobrevivió a un intento de asesinato que mató a su esposa y tres de sus hijos en 2002. El arresto más reciente de Abu Kweik fue el 31 de mayo 2011 y su detención ha sido renovada por otros 6 meses.

Husam Khader, un ex miembro del Parlamento, del Movimiento Al-Fatah, fue arrestado el 2 de junio 2011 y también se le ha renovado recientemente la orden de detención. A Mohammad Natshe, un diputado de Hamas, le han renovado la orden de detención por 4 meses después de 1 año en detención administrativa, según informó la Agencia France Press (“Israel extiende la detención administrativa de prisioneros”, Ahram Online, 27 May 2012, [inglés]).

Samer Barq, que tiene también ciudadanía jordana, fue recientemente transferido al hospital de la prisión de Ramleh después de reiniciar su huelga de hambre el 22 de mayo. Iba a ser liberado 8 días después de firmado el acuerdo, pero en cambio se le renovó la detención por otros 3 meses, según la Sociedad de Prisioneros (“Transfieren al hospital de la prisión de Ramleh al prisionero en huelga de hambre Samer Barq”, PNN, 28 de mayo 2012 [árabe]).

Otras violaciones

Amjad Najjar, portavoz de la Sociedad de los Prisioneros, afirmó que otras violaciones contra los prisioneros palestinos se están cometiendo, lejos de la mirada de los medios.

“Los prisioneros están siendo sometidos a registros corporales humillantes en las prisiones de Nafha, Ramon y Naqab”, dijo. Se suponía que el acuerdo iba a mejorar las condiciones de vida de los prisioneros y a poner fin a los castigos del IPS contra ellos. “Hay prisioneros que han sido puestos en confinamiento solitario, pero no sabemos hasta el momento sus nombres ni su cantidad”, agregó.

A pesar de las expectativas, el confinamiento solitario se sigue aplicando también. Dirar Abu Sisi, que fue secuestrado en Ucrania mientras visitaba a su hermano el 19 de febrero 2011, comenzó a rechazar una comida al día, luego de haber sido puesto en confinamiento solitario una semana después de la firma del acuerdo. Abu Sisi dijo al abogado de la Sociedad de los Prisioneros que rechazaría dos comidas al día si no era llevado de vuelta a la celda común para el 31 de mayo. Él dejó de tomar sus medicamentos para el asma, la presión y el corazón desde el 29 de mayo (“El prisionero Dirar Abu Sisi confinado en aislamiento, comienza una huelga de hambre gradual y deja de tomar su medicación para ser retirado del confinamiento solitario”, PNN, 29 de mayo 2012 [árabe]).

La agencia Maan News informó el 4 de junio que el prisionero Kifah Khatib ha sostenido una huelga de hambre por más de 40 días y está en confinamiento solitario en la prisión de Shatta. El portavoz de la prisión, Sivan Wiezman sin embargo negó que haya alguien en huelga de hambre en Shatta (“Prisionero en huelga de hambre se desploma en la corte”).

Mientras tanto, los arreglos logísticos para visitas familiares a los prisioneros de Gaza, a reanudarse nuevamente en junio después de 6 años, todavía está por decidirse. Israel ofreció a los prisioneros de Gaza la opción de ver a sus familias durante media hora cada dos meses, que los prisioneros inequívocamente rechazaron. Los prisioneros de Cisjordania reciben visitas de sus familiares cada dos semanas durante 45 minutos.

"Todas las políticas israelíes contra los palestinos están arraigadas en un espíritu de venganza", dijo Amaney Dayif, jefe del departamento de prisioneros de Médicos por los DDHH-Israel. "El castigo colectivo es la norma y, naturalmente, con la intensificación de las duras medidas israelíes viene la intensificación de las medidas de protesta de los prisioneros".

Sahar Francis, directora de la Asociación Addameer de Defensa de los Prisioneros y los DDHH, está de acuerdo.

“Desafortunadamente las políticas del IPS no respetan los derechos humanos básicos de los prisioneros palestinos e intentan quitarles su dignidad después de encarcelarlos”, dijo. “El IPS trata a los prisioneros palestinos como si fueran criminales y terroristas, la supresión y las violaciones contra los prisioneros palestinos son una extensión del procedimiento contra el pueblo palestino en general”.

¿Otra huelga de hambre masiva en el horizonte?

¿La contravención del acuerdo por parte de Israel encenderá la chispa de otra huelga de hambre masiva, considerando el intrincado y complicado proceso que adviene con tal enorme calvario?

“Los prisioneros han amenazado con volver a la huelga de hambre”, dijo Najjar. “Ya lo han informado a sus abogados y al IPS... los mediadores egipcios están muy ocupados con las elecciones para tomar un rol importante en esto”.

Francis llamó la atención sobre cómo la huelga de hambre es la última arma en el arsenal de los prisioneros, señalando:

“Siempre hay diálogo entre los prisioneros y el IPS, acerca de las demandas de los prisioneros, empleando procedimientos judiciales. Cuando el diálogo se agota, la huelga de hambre se inicia como último recurso. Los prisioneros la coordinan entre sí, aprovechando las transferencias de una prisión a otra, los encuentros en tribunales u hospitales de las prisiones y a través de las visitas de sus familiares que asumen la responsabilidad de difundir la información por medio de la prensa”.

A lo largo de la ocupación israelí de Palestina ha habido docenas de huelgas de hambre de los prisioneros para reclamar respeto por sus derechos básicos y su dignidad. Algunas fracasaron, otras se consideraron exitosas. Pero la planificación de una tercera huelga de hambre masiva en menos de un año no tiene precedentes.

Muchos están interesados en ver el acuerdo entre el IPS y los prisioneros palestinos como una victoria, pasando por alto las violaciones de Israel en favor de un logro más general. Esto puede explicar por qué las huelgas 'solitarias' del futbolista Mahmoud Sarsak (que al momento de esta publicación estaba en su octogésimo día de huelga de hambre) y Akram Rikhawi hayan pasado casi inadvertidas en los medios de comunicación y con poca protesta en la calle.

En una conferencia en la capilla Friends Meetinghouse, en Ramallah el 30 de mayo, el abogado Jawad Bulos, defensor de los prisioneros huelguistas Khader Adnan y Hana Al-Shalabi, consideró que la transferencia de 19 prisioneros del confinamiento solitario a las celdas comunes fue el principal éxito en cuanto al acuerdo.

“Cierren sus ojos por 5 minutos e imagínense pasando años sin hablar con nadie, sin ver a nadie, sin tener ninguna interacción con otro ser humano, todo en una celda de 2m x 3m. Cuando recordamos prisioneros como Hasan Salamah que ha pasado 13 años en aislamiento y ha descripto la vuelta al encuentro con otro ser humano como un renacimiento, entonces este acuerdo es definitivamente victorioso”.

 
Notas:(*) Linah Alsaafin es recién graduada de la Universidad Birzeit en Cisjordania. Nació en Cardiff, País de Gales y fue criada en Inglaterra, Estados Unidos y Palestina. Su sitio web: http://lifeonbirzeitcampus.blogspot.com/.
 
Fuente:The Electronic Intifada, publicado el 5 de junio 2012
Traducción: Beatriz Esseddin
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP