Sitio FDLP
La Web
 
 
 
ARTICULOS

 

Palestina, la justicia renacida
Por: Juan Dufflar Amel
5 de diciembre del 2012
 

Sesenta cinco años después de que en 1947 la Resolución 181 de la Asamblea General de Naciones Unidas dividiera a Palestina y cercenara el 56 % de su territorio para crear el Estado de Israel, la organización mundial le ha concedido a la nación árabe la condición de Estado observador no miembro, con las prerrogativas internacionales inherentes a ese estatus.

El largo camino recorrido por el pueblo palestino en la lucha por sus inalienables derechos hasta obtener está histórica victoria diplomática está anegado de la sangre generosa y fecunda de sus miles de héroes y mártires, del holocausto de sus hombres, mujeres y niños, y obstaculizado por el trágico destierro de sus legítimos habitantes, el asesinato selectivo de sus líderes, y la permanente ocupación israelí de sus territorios.

El asiento que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ocupará en lo adelante en Naciones Unidas, es un triunfo de la justicia, del derecho de todos los pueblos a su libertad, independencia y autodeterminación; la ley internacional y de la solidaridad mundial, y un paso fundamental en sus esfuerzos por lograr la expulsión del ocupante sionista y la plena soberanía de los territorios de Gaza y Cisjordania.

Esta conquista tiene lugar tras el fallido intento palestino del pasado año de ser reconocido como Estado miembro con plenos derechos, debido a las maniobras de Washington y de otros países en el Consejo de Seguridad de la ONU a tan justa y legal petición.

La nueva resolución aprobada con el mayoritario respaldo de sus Estados miembros, permitirá a la ANP participar en los debates de la Asamblea General y aumentar sus posibilidades de unirse a agencias de la ONU y a la Corte Penal Internacional (CPI), para presentar sus demandas, determinadas por su situación de Estado ocupado.

El gran avance obtenido por la ANP, pese a la oposición frontal de Israel, Estados Unidos, el Reino Unido y otros países, se une al logrado en el año 2011, en cual la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco) se convirtió en la primera agencia del sistema de Naciones Unidas en otorgarle ingreso como miembro con plenos derechos.

Tras la aprobación de la Resolución de la Asamblea General de la ONU, el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, afirmó que quiere dar una nueva vida a esfuerzos por alcanzar un acuerdo con Israel las estancadas negociaciones de paz con Israel y que el reconocimiento de la ONU representa es una última oportunidad.

"A pesar de todas las complejidades de la realidad imperante y todas las frustraciones que abundan, le decimos a la comunidad internacional que todavía hay una oportunidad - quizás la última - para mantener la solución de dos estados y lograr la paz", enfatizó.

Los palestinos buscan desde hace muchos años establecer su Estado en Cisjordania y Gaza, incluyendo a Jerusalén Este, ocupadas por Israel en 1967 durante desde la Guerra de los Seis Días.

No obstante, dos décadas de fracasadas conversaciones de paz intermitentes no han permitido conducir la solución de una Palestina independiente y soberana y a la coexistencia de los dos Estados, a causa de la soberbia y prepotencia de los gobernantes sionistas y su objetivo de expandir su territorio más allá del que le fuera asignado en por la ONU en 1947, cuando no se estableció el de Palestina.

Los bárbaros bombardeos a la Franja de Gaza, previos a la votación en Naciones Unidas, la posterior violación del alto el fuego acordado entre Hamas e Israel, el anuncio de nuevos asentamientos de colonos judíos y el rechazos de Benjamín Netanyahu y del presidente Barack Obama a la resolución de la Asamblea General favorable a Palestina y la, vislumbran los grandes obstáculos aun existentes para la reanudación de las negociaciones suspendidas desde hace dos años.

Sí dilatada solución al cruento conflicto no ha permitido aun hacer realidad los derechos y las justas demandas del pueblo palestino, las que deben conducir a la constitución de su Estado independiente, con Jerusalén Este como capital, a la liberación de sus miles de prisioneros políticos en las cárceles israelíes y al retorno de sus millones de refugiados, la contundente victoria alcanzada en la Asamblea General de la ONU es un importante avance en esa dirección, el cual va acompañado por la mayoritaria decisión de la comunidad internacional de que prevalezca la justicia.

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP