Sitio FDLP
La Web
 
 
 
FDLP

 

50° aniversario del Frente Democrático: Discurso del representante del FDLP en Cuba
6 de abril 2019
 

Distinguidos invitados,

Agradecemos su presencia para conmemorar juntos el aniversario del Frente Democrático para la Liberación de Palestina. Nos honra su participación, que representa un gesto solidario con la causa y la lucha palestina.

Nuestro pueblo y amigos en el mundo, celebran cada año el glorioso inicio del Frente Democrático, la fundación de un nuevo amanecer en la historia de la Revolución y el pueblo palestino, de un partido de izquierda que alza la bandera de la resistencia con una mano y el programa nacional con la otra;

50 años en la lucha por la autodeterminación y el Estado palestino independiente con su capital, Jerusalén; en defensa del derecho al retorno de los refugiados; en la lucha armada, la Intifada y la resistencia popular, en lucha por preservar la unidad del pueblo.

Tres generaciones de combatientes, adheridas siempre a la lucha y a los sacrificios, han cimentado esta edificación sobre sus hombros en los terrenos ideológico, político, organizativo, popular y militar.

En este aniversario, en el que el recuerdo de los mártires sigue siendo el más fuerte y la fidelidad a su sangre sigue siendo la orientación, nuestros sentimientos se dirigen a cada militante del movimiento nacional palestino, a cada prisionero en las celdas del ocupante y a la familia de cada mártir.

El Frente, mientras despide un año más de su combativa marcha y recibe uno nuevo colmado de deberes y desafíos, renueva el compromiso de continuar la lucha hasta la victoria, la derrota del ocupante, el fin del colonialismo y la liberación de los miles de prisioneros palestinos que se encuentran hoy en una huelga de hambre en protesta contra las crueles medidas de la autoridad carcelaria israelí.

Compañeras, compañeros,

Estamos a tan solo un día del 30 de marzo, que une dos fechas patrióticas: el 43° aniversario del Día de la Tierra, día del alzamiento palestino en los territorios ocupados desde 1948 y el primer aniversario de las Marchas de Gaza en reclamo del Derecho al Retorno, donde han caído hasta ahora 266 civiles y más de 30 mil han sido heridos.

Israel intensifica su agresión contra nuestro pueblo, ataques diarios con total bloqueo a Gaza y arrestos, asesinatos y represiones en Cisjordania. Ante esta política criminal, sería fatal apostar por un proceso negociador, según las viejas reglas. Las negociaciones que favorecen al enemigo aporta mayores desastres a la causa palestina, frena la movilización del pueblo y debilita las posiciones de apoyo a nuestros derechos por parte de naciones amigas.

Abogamos por una política combativa, de movilización de las fuerzas populares y por recuperar el programa de la coalición nacional, el programa de la resistencia contra el ocupante, de la internacionalización de la causa y en este sentido el Frente reafirma lo siguiente:

• Fortalecer la unidad del pueblo en la patria y en la diáspora, bajo la bandera de la OLP como único y legítimo representante, reconstruir las instituciones de la OLP, recuperar la unidad nacional y unir la lucha palestina frente a la ocupación y el conjunto de leyes sionistas racistas y fascistas en los territorios ocupados desde 1948.

• Trabajar para ejecutar las decisiones palestinas que determinen la relación con el ocupante y liberarnos de las ataduras de acuerdos firmados con Israel, que solo provocaron desastres y sirvieron de cobertura para la destrucción del proyecto nacional palestino.

• Impulsar todas las formas de resistencia popular, hacia un levantamiento integral, en el camino de una desobediencia nacional, hasta que el enemigo abandone nuestra tierra ocupada.

• Resistir al acuerdo de Trump llamado el ‘Acuerdo del Siglo’ y a los proyectos estadounidense-israelíes, que pretenden eliminar la causa palestina.

• Transferir la causa palestina a la ONU con tres proyectos: la membresía activa del Estado de Palestina, la protección internacional de nuestro pueblo bajo ocupación y la convocatoria a una conferencia internacional, con el fin de lograr un Estado palestino independiente sobre los territorios ocupados en 1967 con su capital, Jerusalén y el retorno de los refugiados a los hogares de donde fueron expulsados desde 1948.

• Denunciar ante la Corte Penal Internacional a los responsables israelíes, por los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos contra los palestinos, aislando a Israel por violación de los derechos humanos y las leyes internacionales.

• Desarrollar las relaciones entre las fuerzas árabes izquierdistas y democráticas para construir el Frente Árabe Progresista, resistir la normalización con Israel y defender los intereses de los pueblos árabes.

• Fortalecer las relaciones con las fuerzas progresistas, amantes de la paz y activas contra las guerras, la agresión, la subordinación y las políticas imperialistas, en defensa de la legitimidad internacional.

Hermanos,

Los pasos de la alianza estadounidense-israelí en el Golán y anteriormente en Jerusalén al reconocerla como capital de Israel arrastrarían a la Región a guerras destructivas.

Rechazamos la firma por el presidente Trump, de un decreto contrario al derecho internacional que su gobierno reconoce y que él llama soberanía israelí sobre el Golán sirio ocupado. La firma de Trump es una provocación a los sentimientos de millones de árabes que ven esta nueva acción como un ataque brutal a un estado árabe soberano.

Por otro lado, seguimos la dolorosa situación que viven los pueblos árabes, lo que afecta enormemente a la causa palestina. Washington es el principal responsable del caos y la destrucción creado en nuestra Región.

La política estadounidense es una política agresiva, reflejada en el aumento de su capacidad militar con presupuestos históricos e incremento de su fuerza en el Medio Oriente para alimentar las guerras, fragmentar a los países árabes y mantener a la Región sumida en un estado de tensión política y desgaste.

Rechazamos las intervenciones extranjeras y la manipulación política y mediática de religiones y etnias, así como el terrorismo llevado a cabo por fuerzas oscuras que usan argumentos absurdos que solo provocan el derrame de sangre.

Los asuntos árabes deben ser resueltos mediante diálogos y métodos apropiados basados en el respeto a los derechos de los pueblos, a la construcción de sistemas democráticos, que garanticen el desarrollo económico nacional y la justicia social, así como el derecho al trabajo, la educación, la salud y una vida digna.

En este sentido, continuamos expresando nuestro apoyo a una causa justa, a una solución democrática que permita al pueblo saharaui decidir su destino y poner fin a la injusticia histórica cometida contra este pueblo, solidario con nuestra lucha.

Compañeros,

Admiramos el camino de la libertad que han tomado los pueblos y gobiernos revolucionarios en América Latina, pese a los obstáculos, y apreciamos su apoyo a la lucha palestina. Condenamos las políticas y las maniobras derechistas contra las fuerzas progresistas latinoamericanas y el creciente sometimiento de algunos gobiernos a los designios de las instituciones financieras en manos del imperialismo que degradan las condiciones de vida de los pueblos.

Este continente, tiene un lugar especial en el corazón palestino. Nuestro pueblo, que resiste la ocupación y enfrenta con coraje las prácticas genocidas israelíes, se hermana con la lucha de los pueblos latinoamericanos en defensa de la paz y contra el enemigo común: el imperialismo y el sionismo.

Los palestinos nunca olvidan las numerosas y continuas muestras de solidaridad, como la decisión del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, de romper las relaciones con Israel desde 1973, en apoyo a los derechos palestinos y árabes, la decisión del líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez y del querido presidente Evo Morales que han roto relaciones con el ocupante, en respuesta a la agresión sionista contra Gaza, en 2009.

Acompañamos a Cuba en su firme batalla por casi 6 décadas contra el criminal bloqueo y el derecho de la soberana Isla a decidir su destino y sistema social. Rechazamos firmemente los nuevos y muy peligrosos intentos por recrudecer el cerco económico a la isla y estamos seguros de la victoria cubana. Nuestra felicitación por el aniversario 60 del triunfo de la Revolución y la contundente victoria en las urnas por el referendo constitucional.

Condenamos el golpe de Estado de la derecha venezolana, el intervencionismo norteamericano y sus lacayos regionales en los asuntos internos de este libre hermano país y rechazamos todo tipo de amenazas, robos de fondos financieros, chantajes y sabotajes terroristas del imperio cómplice de la oposición fascista. Reiteramos nuestro apoyo al presidente, Nicolás Maduro, electo democráticamente por el pueblo.

Condenamos los intentos por subvertir el gobierno en Nicaragua y apoyamos las negociaciones pacíficas para la solución de sus problemas nacionales. Igualmente, condenamos la manipulación derechista en Brasil que condujo al encarcelamiento político de Lula y exigimos su inmediata libertad. Junto a la ONU y demás pueblos del mundo, clamamos por la plena y rápida aplicación de los Acuerdos de Paz, sin marcha atrás, en Colombia.

Condenamos la política injerencista del imperialismo en alianza con la derecha para golpear los procesos revolucionarios y crear el caos en América Latina. Estamos seguros de que nuestros hermanos latinoamericanos jamás consentirán a la resucitación de la bien muerta Doctrina Monroe para su esclavización en manos imperialistas norteamericanas, y ya se alzan, como en tiempos de Bolívar y en tiempos de Martí, por la defensa de su libertad.

Compañeros,

Nos conmovió la masacre de las mezquitas en Nueva Zelanda, llevada a cabo el 15 de marzo por un extremista de la derecha, dejando a su paso a más de 100 víctimas, entre muertos y heridos. El fenómeno anti-inmigrantes no es nuevo, adquiere un carácter terrorista armado y pasa de los escritos para incitar ataques sangrientos organizados.

La ideología del autor lo documentó en una carta y reveló que estaba llevando a cabo su sangriento ataque en defensa de la raza blanca y la hostilidad contra los inmigrantes. El guía de este criminal es el presidente estadounidense y un grupo de agitadores de los medios de comunicación que promueven el racismo odioso. Trump es el padre espiritual de esta ideología sangrienta, ofreciendo apoyo oficial, más cuando se negó cínicamente a calificar de terrorismo el acto horrendo en Nueva Zelanda.

Condenamos todas las formas de terrorismo y racismo y llamamos la atención sobre la situación del pueblo palestino, víctima del terrorismo organizado, representado por Israel, que es un estado ocupante, colonial, asesino y un sangriento opresor.

¡Viva la amistad entre los pueblos!
¡Viva Venezuela!
¡Viva Cuba!
¡Viva Palestina!

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP