Sitio FDLP
La Web
 
 
 
NOTICIAS - REPORTES

 

Los trabajadores y empleadores palestinos en Líbano no son inmigrantes ilegales
No se responde al Acuerdo del Siglo con medidas arbitrarias contra los refugiados palestinos
16 de julio 2019

El Comité de Diálogo Libanés-Palestino pidió el lunes respetar los derechos de los refugiados en el país y tomar en consideración la situación específica de los refugiados palestinos.

El pasado 6 de junio, el Ministerio de Trabajo del Líbano lanzó un plan para combatir la mano de obra ilegal en el país, para frenar el aumento del desempleo a nivel local.

Entre las medidas aprobadas por el plan se encuentran el cierre de empresas de propiedad o alquiladas por extranjeros que no poseen permiso de trabajo y obligar a las empresas comerciales de propietarios extranjeros a que un 75% de sus empleados sean libaneses.

El Comité de Diálogo Libanés-Palestino dijo en un comunicado de prensa que está dando un seguimiento a “la estrategia del Ministerio de Trabajo para combatir a los trabajadores extranjeros irregulares, que incluye a los refugiados palestinos y sirios más que a otros".

Agregó “las medidas del Ministerio de Trabajo omite la especificidad de los refugiados palestinos en virtud de la enmienda a las leyes 128 y 129, aprobadas por el Consejo de Diputados en 2010". Continuó diciendo que "el Ministerio los incluye como trabajadores extranjeros, ignorando lo estipulado en las dos enmiendas para mantener la particularidad del trabajador palestino y no tratarlo de igual manera".

El Comité consideró que "la Ley libanesa, a la luz de las enmiendas de las Leyes, laboral y de Seguridad Social número 128 y 129, debió tratar al refugiado palestino como una categoría especial respecto a los trabajadores extranjeros y con un estatus legal diferente al de otras nacionalidades".

También consideró que el "Documento de la Visión Libanesa sobre los asuntos de los refugiados palestinos, emitido por el Grupo de Trabajo de los siete partidos Principales del Líbano, incluido en la última Declaración Ministerial del Gobierno del Líbano, abordó las dos cuestiones, la laboral y el seguro social, además de los mecanismos para regular el empleo de los refugiados palestinos".

El Comité Señaló que "el refugiado palestino no puede regresar a su país, y todo lo que produce dentro de Líbano se queda dentro, lo cual fortalece el ciclo económico del país". Además "Líbano se beneficia de los fondos que fluyen a través del presupuesto de 80 millones de dólares de la UNRWA, más lo que gastan las organizaciones internacionales en los campamentos y las concentraciones palestinas y lo que los emigrantes palestinos envían a sus familias refugiadas en Líbano".

El Comité advirtió que "el no respeto libanes de las leyes y convenios internacionales para proteger los derechos de los refugiados y no cumplir con las leyes del trabajo y el seguro social y no activarlas con decretos protocolares regulatorios, perjudica las relaciones libanés-palestinas y la reputación de Líbano ante las instituciones y organizaciones internacionales".

El Ministerio de Trabajo respondió a las críticas de su plan y pidió que " vean el plan antes de tomar las posiciones y que el uso del lenguaje de la traición, la naturalización y las conspiraciones no tienen nada que ver con el Plan para hacer cumplir la ley".

El Ministerio agregó en su declaración que "los refugiados palestinos tienen derecho a trabajar en todas las profesiones, excepto las profesiones liberales y otras profesiones reguladas con decreto de ley y que las prohíbe a otros que no son libaneses".

El Ministerio afirmó que "el logro del permiso de trabajo por parte del palestino le garantiza el derecho a recibir una indemnización del fin de su servicio por el Fondo Nacional para la Seguridad Social".

Según el último censo de la Oficina Central de Estadísticas Libanesa emitido en el año 2017, viven 174.422 refugiados palestinos en 12 campamentos y 156 concentraciones palestinas en las cinco provincias libanesas.

El Comité de Diálogo Libanés-Palestino es una instancia gubernamental libanesa, fundada en 2005 como un "grupo de trabajo para tratar los problemas de los refugiados palestinos" y se ocupa de las políticas generales respecto a los refugiados palestinos en el Líbano.

Según un informe de la UNRWA, de este año, el 36% de los jóvenes palestinos está desempleado, pero esta tasa aumenta al 57% entre los refugiados palestinos en Líbano.

Las medidas adoptadas por el Ministerio de Trabajo de Líbano, que ha cerrado ya 11 empresas que empleaban a refugiados palestinos, agrava su situación y aumenta su sufrimiento.

Por segundo día consecutivo, continúan hoy, en todos los campamentos de refugiados palestinos en Líbano, multitudinarias protestas contra estas injustas medidas.

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP