Sitio FDLP
La Web
 
 
 
NOTICIAS - REPORTES

 

Policía israelí asesina a sangre fría al joven palestino Fadi Allun
4 mártires y 800 heridos palestinos en 5 días
7 de octubre 2015
 

En medio de creciente violencia en Jerusalén y el resto de Cisjordania ocupadas, fuerzas israelíes asesinan a sangre fría, a un joven palestino.

Fadi Mustafa Allun, de 19 años, del pueblo de Al-Issawiya, en Jerusalén Este ocupada, fue ejecutado por la policía de la ocupación israelí en la madrugada del domingo 4 de octubre, después de ser acusado por un colono israelí de haber intentado apuñalar a un colono en Jerusalén.

Un video publicado posteriormente a la ejecución de Allun, muestra que un grupo de colonos estaba persiguiéndolo y gritando: “Dispárenle. Es un terrorista. Dispárenle”. “No esperen. Dispárenle”.

La policía de la ocupación israelí disparó contra el joven siete balas, que lo mataron inmediatamente. Los colonos entonces lo rodearon y patearon su cuerpo ya sin vida.

 
 
 
 
 

Decenas de agentes del servicio de inteligencia irrumpieron unas horas después en la casa del mártir, y llevaron a su padre a interrogatorio.

Luego, las autoridades israelíes se negaron a entregar el cuerpo del mártir a su familia. El lunes 5 de octubre, dijeron que el cuerpo sería entregado a condición de que a su funeral no asistan más de 70 personas. Y exigieron a su familia el pago de una garantía de 20.000 shekels (5.200 dólares), que reembolsarían si cumplían la condición. Pero, el lunes por la noche, dijeron que no entregarían su cuerpo a la familia, a pesar de haber acordado hacerlo ese mismo día.

El martes 6 de octubre, fuerzas israelíes asaltaron la carpa donde la familia del mártir recibía condolencias, instalada en Beit Hanina, Jerusalén Este ocupada. Soldados y agentes de inteligencia israelíes irrumpieron en la carpa, lanzaron granadas de estruendo y rociaron con gas pimienta a los concurrentes. Quitaron del lugar las banderas palestinas y partidarias y arrestaron a un joven. Luego, arrojaron granadas de estruendo contra los vehículos que se retiraban del lugar, incluido el de un funcionario de un partido palestino.

La familia Allun durante largo tiempo fue víctima de las políticas racistas de la ocupación israelí en Jerusalén. A su madre le fue negado un permiso para regresar a Jerusalén, desde Jordania, a donde había ido al morir su padre. Israel se negó a permitir la reunificación familiar, es decir que Fadi y su padre vivían en Jerusalén, mientras que su madre y su hermano tuvieron que quedarse en Jordania.

Otras víctimas de la creciente violencia israelí

El mismo día del asesinato de Fadi, decenas de colonos irrumpieron durante la noche en barrios y pueblos de Jerusalén Este, atacando a personas y propiedades, bajo la protección de las fuerzas de la ocupación israelí.

Los colonos también realizaron provocativas manifestaciones en Hebron, Jerusalén y Ramallah, donde los enfrentamientos continúan.

El cruel asesinato de Fadi Allun se produce luego de la muerte de dos colonos israelíes en Jerusalén Este, en un supuesto ataque con arma blanca el sábado 3 de octubre por la noche, supuestamente cometido por un adolescente palestino que fue asesinado a balazos inmediatamente.

El jueves 1 de octubre, una pareja de colonos fue baleada en su automóvil cerca de un asentamiento israelí en Nablus, y las autoridades israelíes también acusaron a los palestinos por este crimen, sin presentar evidencia alguna.

Fuerzas israelíes están perpetrando arrestos masivos y ataques contra palestinos en el distrito de Nablus so pretexto de rastrear la zona en busca de los atacantes de los colonos. Y también en otros distritos de Cisjordania, el ejército israelí está atacando a manifestantes palestinos y realizando arrestos masivos.

Entre el 3 y el 7 de octubre, las fuerzas sionistas hirieron a un total de 800 civiles palestinos desarmados, muchos de ellos fueron baleados con munición de guerra, y arrestaron a decenas, además de atacar más de 20 ambulancias de la Medialuna Roja palestina y herir a varios de sus empleados.

Colonos israelíes, protegidos por soldados israelíes, incendiaron árboles y plantaciones en varias aldeas de Cisjordania y lanzaron piedras y botellas a los aldeanos palestinos en una creciente ola de violencia racista israelí.

Además de Allun, fuerzas israelíes asesinaron con munición de guerra, hasta ahora, a otros dos jóvenes palestinos: Muhannad Halabi, de 21 años, y Hudaifa Suleiman, de 18; y al niño de sólo 13 años Abdul-Rahman Obeidallah.

 
Fuente:PNN; Electronic Intifada; Maan News Agency
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP