Sitio FDLP
La Web
 
 
 
NOTICIAS - REPORTES

 

Prisioneros palestinos, niños incluidos, sometidos por Israel a trato inhumano y torturas
8 de septiembre 2016

Un informe de la Comisión de Asuntos de los Prisioneros y Liberados recalcó que el gobierno israelí está dirigiendo contra el pueblo palestino una política de castigo colectivo cada vez más intenso desde el comienzo del levantamiento popular, conocido como Intifada de Jerusalén, el 1 de octubre de 2015. El gobierno israelí emprendió una amplia campaña de detenciones masivas sin diferenciar entre niños y adultos, hombres o mujeres.

Dicha campaña se ha caracterizado por la detención masiva de menores (niños de edad menor a los dieciocho años) sometiéndolos a trato inhumano y degradante, tortura y juicios injustos.

Desde el 1 de octubre de 2015 hasta fines de 2015, 2400 palestinos han sido arrestados; la mitad de ellos (1200) eran menores que fueron encarcelados durante tiempos de variada duración.

Durante el mismo período el número de detenciones administrativas alcanzó a 520 nuevos detenidos, entre ellos adultos y menores de Jerusalén y de los territorios ocupados desde 1948. Actualmente, la cantidad de detenidos administrativos llegó a 700, incluyendo a 3 diputados del Consejo Legislativo Palestino.

El número de palestinos que permanecen bajo arresto llegó a 7000, entre ellos 340 menores y 56 mujeres. Este número está sujeto a cambios constantes debido a los continuos arrestos.

La campaña de arrestos especialmente dirigida contra los niños es el resultado de una decisión política directa del gobierno de la ocupación y de la provocación racista de líderes israelíes contra el pueblo palestino y su dirigencia.

Más de 20 hombres y mujeres prisioneros fueron arrestados después de haber sido heridos a disparos por soldados israelíes y muchos de ellos se encuentran aún detenidos en hospitales israelíes.

Los crímenes y violaciones cometidos por la ocupación israelí contra los prisioneros palestinos incluyen:
Asesinatos intencionales y ejecuciones extrajudiciales en lugar del arresto;
Emisión de órdenes de disparar en lugar de arrestar y detener;
Dejar sangrando al detenido herido por largo tiempo sin brindarle primeros auxilios;
Secuestrar de los hospitales a detenidos heridos;
Uso de la tortura, brutales agresiones, presión psíquica y amenazas contra los detenidos, especialmente contra los niños;
Uso de perros para atacar a los detenidos mientras son arrestados;
Uso de unidades especiales para arrestar y secuestrar a palestinos;
Uso de los detenidos como escudos humanos;
Demolición de las viviendas de los detenidos;
Retención de los cuerpos de los mártires palestinos;
Promulgación de nueva legislación para arrestar y sentenciar a niños de edad menor a los 14 años, y proponer legislación para arrestar y sentenciar a niños de edad menor a los 12 años;
Ubicar a los detenidos, especialmente a los niños, en prisiones que carecen de condiciones esenciales para la vida, como por ejemplo la prisión de Givon, en la ciudad de Al-Ramlah;
Uso del arresto para reprimir la libertad de expresión y actividades en redes sociales.

La Comisión afirmó que Israel se comporta como un Estado por encima del derecho internacional y por lo tanto viola los derechos de los detenidos sin preocuparse por las consecuencias. Israel incluso suele pintar sus crímenes del color de la legalidad mediante legislación discriminatoria racista promulgada por sus organismos legislativos y reforzada por su sistema judicial, incluida su corte suprema.

El informe señala que es de extrema preocupación la feroz embestida que está siendo perpetrada contra la ciudad de Jerusalén y sus habitantes. 800 palestinos de Jerusalén han sido arrestados desde el 1 de octubre de 2015 hasta fines de 2015, la mitad de los cuales son menores. Además de imponer castigos excesivos contra los menores, como arresto domiciliario, aislamiento, elevadas multas y la limpieza étnica cometida en Jerusalén.

La tasa anual de detención de niños era de alrededor de 700 a 900 antes del estallido del levantamiento, pero llegó a 1200 sólo durante los dos últimos meses de 2015.

Mediante la decisión política, el gobierno israelí ha eliminado la inmunidad de los niños que detiene y procesa. Así, la infancia palestina es tomada como blanco de la campaña de detención.

La campaña de detención incluye castigos colectivos:
Demolición de viviendas;
Retención de los cuerpos de los mártires;
Aislamiento, privación y marginalización de los palestinos de Jerusalén;
Imposición de más impuestos en Jerusalén;
Revocación de documentos de identidad de los palestinos de Jerusalén;
Intensificación de clausuras y aumento de puestos de control entre ciudades;
Irrupción en hospitales y secuestro de personas heridas;

Por otra parte, en su última estadística sobre palestinos encarcelados en prisiones israelíes, la asociación Addameer informó, a fines de agosto de 2016, las siguientes cifras:

Total de prisioneros políticos palestinos: 7000
En detención administrativa: 700 (3 de ellos diputados)
Niños: 340
Mujeres: 56
De los territorios ocupados desde 1948: 70
De Jerusalén: 500
De Gaza: 340
Diputados: 6
Detenidos desde antes de los Acuerdos de Oslo (1993): 30
Sentenciados a más de 20 años: 459
Sentenciados a cadena perpetua: 458
Detenidos desde hace más de 20 años: 30
Detenidos desde hace más de 25 años: 15

 
Fuente: freedom.ps / addameer.org
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP