Sitio FDLP
La Web
 
 
 
PRISIONEROS

 

Desde 1967, 73 prisioneros palestinos han muerto por torturas durante interrogatorio israelí
9 de julio 2013
 

A la luz de la conmemoración del Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de la Tortura, el caso de los casi 5000 prisioneros políticos palestinos cautivos en prisiones israelíes es particularmente importante y conmovedor.

Desde 1967, 73 prisioneros palestinos han muerto a causa de torturas a manos de sus interrogadores israelíes.

La muerte más reciente fue la de Arafat Jaradat (30 años) que murió el 23 de febrero 2013 durante un interrogatorio israelí. Según el jefe de medicina forense de la Autoridad Palestina, 'la muerte del Sr. Jaradat fue causada por una conmoción nerviosa a consecuencia de dolor intenso, provocado por las heridas infligidas por medio de tortura directa y extrema'. El Sr. Jaradat, padre de dos niños pequeños, fue detenido 7 días antes de morir durante el interrogatorio en una sección especial de la prisión de Megiddo.

Según la legislación militar israelí un detenido palestino puede ser interrogado por un período total de 90 días, durante el cual puede también negársele la visita de un abogado por un período de 60 días. Durante el período de interrogatorio, un detenido es a menudo objeto de alguna forma de trato cruel, inhumano o degradante, tanto físico como psíquico, y que llega a niveles extremos.

Las formas de tortura y maltrato aplicadas contra los prisioneros palestinos incluyen: golpes, atar a los prisioneros en “posiciones dolorosas”, sesiones de interrogatorios que duran hasta 12 horas consecutivas, privación del sueño y otras privaciones sensoriales, aislamiento y confinamiento solitario, y amenazas contra la vida de sus familiares. Las confesiones arrancadas por medio de tales prácticas son admisibles en los tribunales [israelíes]. Estas prácticas están en directa contravención al derecho internacional, incluida la Convención Contra la Tortura (CAT, su sigla en inglés) de las Naciones Unidas, ratificada por Israel el 3 de octubre 1991, la cual exige a todo estado parte impedir el uso de la tortura y las prácticas asociadas. La prohibición es absoluta e inderogable y no considera “absolutamente ninguna circunstancia excepcional”.

Según la investigación del Comité Público Contra la Tortura en Israel, todas las 700 denuncias de tortura formuladas contra interrogadores israelíes en los últimos 10 años fueron desestimadas sin ninguna investigación penal. Además, muchos palestinos que son torturados se rehúsan a presentar denuncias porque no confían en el sistema. El Servicio Penitenciario Israelí [IPS] muestra no sólo indiferencia por el bienestar de los palestinos, sino que actúa con impunidad en directa violación al derecho internacional humanitario y de derechos humanos.

Más recientemente, el 7 de abril 2013, los detenidos administrativos Ahmad Zahran (36 años) y Mahmoud Zahran (36 años), detallaron ante el tribual militar de Ofer el trato que recibieron del IPS.

En su testimonio ante el juez militar, el detenido Ahmad Zahran explicó que sufrió constantemente de náuseas y agotamiento como resultado de la privación del sueño y la extrema longitud, duración y severidad de su interrogatorio. Mahmoud Zahran explicó al juez que fue también sometido a técnicas de interrogatorio extremadamente severas por varios grupos de interrogadores y que había sido atado a una silla durante horas a lo largo de un interrogatorio, que duró día y noche sin parar.

Ante esta abrumadora evidencia, el tribunal militar prolongó la detención de los mencionados detenidos, brindando cobertura legal al aparato de inteligencia israelí en clara contravención a las normas del derecho internacional humanitario, que prohíbe la tortura y los tratos crueles e inhumanos. Fallos como este, dan una apariencia de legitimidad legal y judicial al uso de la tortura por parte de los servicios de seguridad israelíes, en contravención al artículo 71 del IV Convenio de Ginebra.

En este día de conmemoración de las víctimas de tortura, es imperativo llamar la atención sobre el sufrimiento de los casi 5.000 prisioneros políticos palestinos y la tortura sistemática a la que se los somete. Addameer vuelve a llamar a Ban Ki Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, a formar inmediatamente un comité de investigación para investigar la situación de todos los prisioneros políticos palestinos, en particular el sistemático uso de la tortura a la que son sometidos por los servicios de seguridad israelíes y el servicio penitenciario israelí.

 
Fuente:addameer.org
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP