Sitio FDLP
La Web
 
 
 
PRISIONEROS

 

“Hasan”, otro nombre en el registro de las víctimas del sadismo de la ocupación israelí; los grupos palestinos denuncian el silencio de la comunidad internacional
8 de noviembre del 2013
 

Sólo diez meses en las cárceles de la ocupación israelí fueron suficientes para acabar con la vida del joven palestino Hassan Al-Turabi (23 años) del pueblo de Sarra, cercano a la ciudad de Nablus, en Cisjordania.

Hassan -el cuarto prisionero muerto mártir tras las rejas de la ocupación en lo que va del año- vuelve a llamar la atención sobre la negligencia médica intencional del servicio penitenciario de la ocupación israelí contra los prisioneros palestinos, especialmente los enfermos.

Según el tío del mártir, Abdel-Hamid Al-Turabi, su sobrino enfermó de leucemia hace unos años, y había llegado a una etapa avanzada del tratamiento antes de ser arrestado. Hassan fue acusado de pertenecer al Movimiento Jihad Islámico y de unirse a un grupo armado; su salud se deterioró gravemente después de ser arrestado; la ocupación no le dio el tratamiento apropiado lo cual le causó otras enfermedades en corto tiempo.

Según datos de organizaciones de derechos humanos, en los últimos meses dos prisioneros, Ashraf Abu Threi y Maysara Abu Hamdiyya, murieron mártires como resultado de la política de negligencia médica, además de Arafat Jaradat que murió bajo tortura, en las prisiones de la ocupación.

Los informes médicos indican que el prisionero sufrió tres derrames: en el cuello, el pecho y el abdomen.

Por su parte, el movimiento Jihad Islámico confirmó que las autoridades de la ocupación tienen la plena responsabilidad por el martirio de Al-Turabi. El ex prisionero Sheikh Khader Adnan, que protagonizó una larga huelga de hambre, llamó a la resistencia palestina a apoyar a sus hermanos que están muriendo uno tras otro.

Adnan le restó importancia a confiar en las instituciones internacionales de derechos humanos, considerando que su silencio permite y seguirá permitiendo los crímenes de la ocupación contra los palestinos.

El subsecretario del ministerio de los prisioneros en Ramallah, Ziad Abu Ein, por su parte, confirmó que lo ocurrido es un nuevo crimen para agregar a la larga serie de crímenes contra los detenidos de parte de la ocupación, que no presta la menor atención a las normas y convenios humanitarios internacionales.

Abu Ein también denunció el silencio de la comunidad internacional ante la negación constante de la ocupación israelí de las llamadas a detener estas violaciones, recordando al mismo tiempo los obstáculos que pusieron en el camino a la llegada de los médicos europeos enviados a comprobar las condiciones de los detenidos.

El portavoz de la institución “Mohjat Al-Quds”, Yasser Saleh, advirtió que la demora del ámbito oficial palestino en dirigirse a los foros internacionales como la Corte Penal Internacional, puede poner en peligro la vida de más prisioneros, pues esto deja las manos libres a la ocupación israelí para seguir cometiendo estos crímenes contra ellos.

El crimen contra el mártir Al-Turabi no terminó con su muerte: el hospital Afula, reclamó a la familia del mártir el pago de 60 mil shekels (unos 17 mil $) por el tratamiento, bajo el pretexto de que la administración penitenciaria no es responsable de eso.

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP