Sitio FDLP
La Web
 
 
 
PRISIONEROS

 

Mahmoud Al-Sarsak liberado después de 96 días de huelga de hambre contra su ilegal detención
21 de julio del 2012
 

Mahmoud Kamel Mohammad Al-Sarsak, hasta el 10 de julio 2012, era el único detenido bajo la ley (israelí) de combatientes ilegales [1], según la cual los palestinos de Gaza son detenidos por tiempo ilimitado sin cargos ni juicio. Él comenzó una huelga de hambre en marzo 2012 y soportó 96 días sin comer, la huelga de hambre más larga de la historia palestina y del mundo. Mientras su salud se deterioraba rápidamente, él exigía el fin de su detención ilegal mediante un acuerdo escrito, firmado en presencia de su abogado, como condición para poner fin a su huelga.

Fue arrestado el 22 de julio 2009 por las fuerzas israelíes de ocupación en el cruce de Beit Hanun (Eretz), cuando se dirigía a Cisjordania para participar en un partido en el campamento de refugiados de Balata. Tenía entonces 22 años, era miembro de la Selección Nacional de Fútbol de Palestina y había obtenido un permiso de las autoridades de ocupación para cruzar por el paso de Beit Hanun hacia Cisjordania.

Luego de ser arrestado, fue llevado a la prisión de Asqalan donde fue interrogado durante 30 días sobre su supuesta (por Israel) afiliación al Movimiento Jihad Islámico.

Durante el interrogatorio, fue mantenido por largas horas sentado en una silla con las manos atadas a un poste clavado en el piso por detrás de su espalda, una tortura que la llaman shabah. Su familia no fue informada de su paradero sino hasta 2 días después, momento a partir del cual nombró a un abogado para su defensa, a quien la agencia de seguridad israelí no le permitió ver al detenido hasta pasados 10 días de la detención.

El 23 de agosto 2009, un tribunal militar israelí emitió contra Mahmoud una orden de detención bajo la llamada ley de combatientes ilegales, que implica una detención por tiempo indefinido sin presentación de acusación ni pruebas, que se decide en base a datos 'secretos' aportados por el servicio de inteligencia israelí pero que no se pone a disposición del detenido ni sus abogados, que es 'revisada' cada 6 meses por un tribunal militar, sólo como un paso burocrático para renovar la orden de detención y, como se ve, sin siquiera contar con motivos fundados para la detención, pues pertenecer a un partido político o a una brigada de resistencia armada contra ocupación foránea, no es un delito según lo establecido por el Derecho Internacional sino que muy por el contario, está protegido por la Ley Internacional.

Luego de cerca de 3 años de detención ilegal (es decir, privación ilegítima de la libertad) y como parte de un movimiento cada vez mayor entre los prisioneros políticos palestinos, Mahmoud inició una huelga de hambre, en marzo 2012, contra la última prórroga de su detención. Las autoridades penitenciarias entonces lo trasladaron a la cárcel de Ohalei Keidar el 8 de abril. Luego fue puesto en confinamiento solitario en la prisión de Eshel y luego trasladado al 'hospital' de la prisión de Ramleh, el 16 de abril 2012, cuando su salud mostraba ya deterioro.

Durante su huelga, autoridades penitenciarias le prometieron que su detención no sería extendida nuevamente y que sería liberado el 1 de julio si acordaba poner fin a su huelga. Como él insistió en que el acuerdo fuera presentado por escrito, la oferta fue retirada. Le presentaron también la propuesta de liberarlo a cambio de aceptar ser deportado a Noruega por 3 meses. Mahmoud también rechazó esta propuesta. Él no fue incluido, en el acuerdo que puso fin a la masiva huelga de hambre de prisioneros palestinos que concluyó el 14 de mayo 2012, ni siquiera recibió, en este caso, una promesa de palabra. Se le dijo que la fecha de su liberación se decidiría el 22 de agosto, cuando su caso sería revisado por el tribunal (militar).

La abogada de la Asociación Addameer, pudo visitarlo el 23 de mayo y lo encontró en tan mal estado de salud que sólo podía hablar con ella por momentos. A pesar de la gravedad de su condición, el servicio penitenciario negó a Mahmoud la visita de médicos independientes de la asociación Médicos por los derechos humanos-Israel (PHR-I) hasta el 6 de junio, cuando llevaba 80 días en huelga. Para concretar esta visita la asociación debió realizar numerosas peticiones al tribunal distrital israelí. El servicio penitenciario también se negó a transferirlo a un hospital civil para que reciba una atención adecuada.

Cuando el médico independiente logró visitarlo, encontró a Mahmoud con extrema pérdida de tejido muscular y peso corporal. Había perdido el 33% de su peso, de 76 kilos a 51. Sufría desmayos, pérdida de conciencia y fallas de memoria. Además su ritmo cardíaco era irregular por lo que el médico lo consideró en inminente riesgo de muerte.

A pesar de la grave y riesgosa condición de su salud, se mantuvo firme en sus reclamos y sostuvo su huelga por un total de 96 días, además de soportar torturas y tratos crueles por parte de sus carceleros que intentaron presionarlo constantemente para quebrar su voluntad. Sin embargo, el servicio penitenciario finalmente se sometió a la demanda de Mahmoud presentando, por escrito y en presencia de su abogado, un acuerdo para liberarlo el 10 de julio 2012.

Durante su larguísima huelga de hambre, en toda Palestina y muchos otros países del mundo se realizaron manifestaciones, sentadas, carpas, partidos de fútbol y hasta la ascensión a la cumbre del Monte Atlas marroquí, por parte de un deportista jordano, en solidaridad con la lucha de Al-Sarsak. La foto de Mahmoud, innumerable cantidad de afiches e informaciones sobre su historia y su lucha, dieron la vuelta al mundo a través de medios de comunicación. Deportistas mundialmente famosos se pronunciaron a favor de sus reclamos. Todo esto contribuyó no sólo a acompañarlo en su 'batalla de estómago vacío' sino también a llevar la situación de los miles de prisioneros palestinos en cárceles de la ocupación israelí al plano internacional, dejando al descubierto ante la opinión mundial las violaciones israelíes a los derechos humanos contra el pueblo palestino.

Finalmente fue liberado el 10 de julio 2012, después de 3 años de cautiverio en prisiones israelíes y 96 días de huelga de hambre contra su ilegal detención.

Entró en la Franja de Gaza por el paso de Beit Hanun y fue recibido como un héroe por gran cantidad de ciudadanos antes de ser trasladado al hospital Al-Shifa. Los médicos que lo examinaron lo encontraron en buen estado general de salud, aunque con dolores estomacales, visión borrosa y anemia, por lo cual le realizaron una transfusión de sangre.

Su voluntad es tan fuerte que al día siguiente de ser liberado y todavía convaleciente por su prolongada huelga de hambre, participó de varias actividades en su honor y hasta dio una exhibición de destrezas futbolísticas y visitó a la familia de Akram Al-Rikhawi, quien se encuentra todavía prisionero y sosteniendo una prolongada huelga de hambre [2].

 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP