Sitio FDLP
La Web
 
 
 
PRISIONEROS

 

Reporte anual del Comité de Asuntos de los Prisioneros
7 de abril 2015
 

El reporte anual del Comité de Asuntos de los Prisioneros, revela que desde el comienzo de la ocupación israelí de 1967, 850 mil ciudadanos palestinos fueron arrestados por fuerzas de la ocupación, afectando a 15 mil familias palestinas y decenas de miles de niños.

El informe indica también que desde el año 2000 hasta hoy, fueron arrestados más de 85 mil ciudadanos palestinos, entre ellos más de 10 mil niños menores de 18 años, aproximadamente 1200 mujeres, 65 diputados y ex ministros. Además las autoridades de la ocupación han emitido más de 24 mil órdenes de detención administrativa entre detenciones nuevas y renovaciones de órdenes anteriores.

Esos arrestos no se limitaron a un sector determinado, han afectado a todos los sectores y clases de la sociedad palestina sin distinción, abarcando niños, jóvenes, ancianos, muchachas, madres y esposas, enfermos, discapacitados, trabajadores, académicos, diputados del Consejo Legislativo, ex ministros, líderes políticos y sindicales, estudiantes de universidades y escuelas, intelectuales, escritores y artistas….

Los arrestos, sus circunstancias y sus consecuencias ocurren en plena violación a las bases del Derecho Internacional Humanitario respecto a los tipos de arrestos y sus condiciones, el lugar donde se cometen, tipificación de la tortura, métodos para obtener confesiones, ya que de acuerdo con los hechos y testimonios de los detenidos, el 100% de los que han experimentado la detención o el arresto han sufrido al menos un tipo de tortura física, psicológica, abusos morales y humillaciones en público o frente a familiares, mientras que la abrumadora mayoría han experimentado más de un tipo de tortura.

El informe señala que las detenciones contra niños han aumentado durante los últimos 4 años, registrándose 3755 casos, de ellos 1266 el año pasado solamente, mientras las autoridades de la ocupación no han cesado su política de atentar contra los niños. Durante el primer cuarto de este año ya han arrestado a 200 niños, sin tomar en cuenta su temprana edad o la debilidad de su cuerpo, ni respetar sus necesidades básicas. Fueron tratados hostilmente, torturados, negándoles sus derechos elementales e humanos más simples, imponiéndoles prisión efectiva, multas y confinamiento. Hechos que representan un verdadero peligro en la actualidad y el futuro de la infancia palestina.

Según testimonios de los niños, 95 % sufrieron torturas y abusos durante su detención e interrogatorio.

Prisioneros en estadísticas

6500 prisioneros palestinos aún permanecen en cárceles israelíes, de ellos:

- 478 condenados a una o más cadenas perpetuas.

- 21 mujeres, 2 de ellas menores a 18 años.

- 200 niños menores a 18 años.

- 480 detenidos administrativos.

- 16 diputados y 2 ex ministros.

- 1500 enfermos, 80 de ellos en grave estado de salud.

- 30 encarcelados desde antes de los acuerdos de Oslo, pasando más de 20 años en cárceles israelíes.

- 16 han pasado más de un cuarto de siglo encarcelados, entre ellos Karim y Maher Younis, que llevan 33 años consecutivos en prisión.

- 85 que fueron arrestados nuevamente, luego de su liberación por el acuerdo de intercambio con el soldado Sahlit; 63 de ellos siguen detenidos, la mayoría habían pasado más de 20 años en cárceles israelíes antes de ser liberados.

Los prisioneros se distribuyen en 22 cárceles y centros de detención, entre ellos: Nafha, Ramon, Asqalan [Ashkelon], Bir As-Saba [Beer Sheva], Hadarim, Gilboa, Shatta, Al-Ramla, Al-Damun, Hasharon, Al-Naqab [Negev], Ofer y Megiddo.

Las prisioneras

Las prisioneras palestinas sufren durante su arresto golpizas, insultos, agresiones verbales y humillaciones, además de transferirlas a otras cárceles sin previo aviso, durante la interrogación sufren humillaciones, intimidaciones, amenazas, tratos hostiles, golpizas y actos que comprometen su dignidad.

El sufrimiento continúa a través del confinamiento solitario, la negación de las visitas familiares, la cantina y el tiempo de esparcimiento, a parte de los procedimientos de inspección provocativa, privación de atención médica necesaria, educación universitaria y exámenes de bachillerato. Hay 7 prisioneras que tienen esposo o hermano en otras cárceles, sin permitirles encontrarse, visitarse o comunicarse con ellos.

Prisioneros Enfermos

Alrededor de 1500 prisioneros sufren de varias enfermedades, debido a las condiciones de vida, malnutrición, contaminación del entorno, tratos hostiles, mala atención de la salud y negligencia médica. De esos 1500 prisioneros hay 16 detenidos casi permanentemente en lo que llaman “Hospital de la Cárcel de Al-Ramla”, en estado de salud muy grave, algunos con parálisis, requiriendo una atención médica especial o urgente intervención quirúrgica, e impedidos del acceso de otros médicos para diagnosticarlos y ofrecerles el debido tratamiento. También hay más de 80 prisioneros sufriendo enfermedades crónicas, 28 que padecen cáncer y decenas que padecen trastornos psíquicos y discapacidades físicas y mentales.

Las condiciones de vida dentro de las mazmorras israelíes es inhumana, los prisioneros palestinos sufren malnutrición, carencia de higiene y propagación de insectos, mala ventilación, alto porcentaje de humedad, poca iluminación, hacinamiento dentro de las celdas. Además, los que son baleados y heridos al momento del arresto por las fuerzas de la ocupación, son golpeados en la zona de la lesión durante el interrogatorio para obligarlos a confesar. También hay un alto índice de enfermedades dermatológicas, infecciones respiratorias, úlceras, cáncer, insuficiencia renal, hernias discales, trombosis, reumatismo, trastornos de la columna vertebral que producen intensos dolores, alteraciones de la presión arterial, diabetes, deficiencias visuales, trastornos dentales que también producen fuertes dolores, así como una serie de enfermedades psiquiátricas. Esos prisioneros enfermos son sometidos a varias violaciones y presiones, convirtiendo sus cuerpos en laboratorios de prueba tanto para médicos sionistas como para empresas de medicamentos israelíes.

Prisioneros en Detención Administrativa

La detención administrativa, es un castigo sin presentar acusación contra el prisionero ni llevarlo a juicio, por lo tanto negándole al prisionero el derecho de defensa y a ser defendido en juicio por un abogado, con el argumento de contar con “evidencia secreta”, proveniente de los aparatos de inteligencia de la ocupación israelí, a la cual no accede jamás el prisionero ni su abogado.

Las órdenes de detención administrativa, de duración variable (generalmente de 1 a 6 meses) e ilimitadamente renovables, son emitidas de forma arbitraria por comandantes militares en los territorios palestinos ocupados, habiendo casos de detención administrativa por alrededor de 10 años, todo ello bajo el pretexto del “expediente secreto”. La detención administrativa ha afectado a todos los componentes de la sociedad palestina, sin distinción alguna entre hombres y mujeres, jóvenes y adultos mayores, así como médicos, ingenieros, maestros, periodistas y diputados del Consejo Legislativo.

Situación Catastrófica

Las condiciones de vida diaria dentro de las cárceles de la ocupación son extremadamente difíciles, hay toda una larga lista de violaciones: torturas, negligencia médica, confinamiento solitario, denegación de visitas, chantaje a los niños, malnutrición, violentas incursiones a las celdas, inspecciones nocturnas, imposición de multas y abusos continuos.

Según el registro del Comité de Asuntos de los Prisioneros, 206 prisioneros han fallecido en las cárceles desde el 1967, el último fue el mártir Raed Al-Jabare, de Hebrón. De esos mártires, 71 murieron a causa de torturas, 54 por negligencia médica, 74 por asesinato directo luego de su arresto, 7 por disparos directos de los soldados y carceleros en el interior de la cárcel. Además de decenas que fallecieron debido a enfermedades adquiridas durante su detención, como Hael Abu Zaed, Murad Abu Sakot, Fayez Zedat, Ashraf Abu Tharee y Zacaría Issa, entre otros.

Sistema Judicial israelí

El sistema judicial israelí practica la discriminación entre las penas emitidas contra ciudadanos palestinos y las que se emiten contra los israelíes, además la Corte Suprema de Justicia israelí ha rechazado la admisión de miles de demandas presentadas por los prisioneros y sus abogados, sobre las hostilidades que se cometen en su contra durante la detención, y es más, nunca ha habido un juicio contra ningún dirigente israelí, sea del aparato de Inteligencia o de las autoridades carcelarias, por los asesinatos o las humillaciones y tratos inhumanos a prisioneros palestinos.

El sistema judicial israelí aplica las leyes militares israelíes internas, y no se rige por el derecho internacional, por lo tanto estos procedimientos judiciales no garantizan el derecho a juicio justo, la legislación israelí no incluye ninguna ley que condene los crímenes de guerra o de lesa humanidad.

El gobierno israelí desde su Kneset (parlamento), especialmente en 2014, se empeñó en la elaboración de leyes y procedimientos arbitrarios contra los prisioneros tales como la ley de alimentación forzada para reprimir a los prisioneros en huelga de hambre, ley de prohibición de la amnistía a prisioneros, ley de combatientes ilegales, ley de aumento de las condenas contra niños palestinos para que alcancen los 20 años de duración, ley de prohibición de la educación universitaria o secundaria, entre otras.

El sistema judicial israelí admite la detención de niños de edad inferior a 18 años y la implementación de métodos de tortura, con el pretexto de la ‘amenaza a la seguridad israelí’, conjuntamente con la implementación de una política de multas exageradas contra los prisioneros.

Derecho Internacional

Israel no reconoce la aplicación del III y IV Convenios de Ginebra a los prisioneros palestinos quienes son tratados como terroristas y delincuentes, aplicándoles leyes militares israelíes internas, privando a los prisioneros de este modo de sus derechos básicos y negando la legalidad de su lucha contra la ocupación, consagrada por las pertinentes Resoluciones de las Naciones Unidas.

Israel viola lo acordado en los Convenios de Ginebra al retener a los prisioneros en cárceles dentro del Estado de Israel, impidiendo las visitas de los familiares.

En consecuencia, cientos de prisioneros sufren la prohibición de visitas, la falta de ropa y cobijas para el invierno, la negación de periódicos y otros medios de información, la imposición de castigos individuales y colectivos como el confinamiento solitario y la privación de comprar productos indispensables para cubrir sus necesidades básicas.

Finalmente, el Estado de Palestina en calidad de Estado reconocido por la ONU, se incorporó a varios acuerdos y convenios internacionales, como los Cuatro Convenios de Ginebra y la Corte Penal Internacional, por eso es muy necesario convocar a las altas partes contratantes en los Convenios de Ginebra a una reunión para obligar a Israel al cumplimiento de esos acuerdos en los territorios palestinos ocupados, y en relación a los prisioneros en las cárceles, adoptar los procedimientos legales para activar los instrumentos de la Justicia Internacional con el fin de perseguir a los dirigentes israelíes que han cometido violaciones contra los prisioneros.

Israel no puede permanecer como un Estado por encima del derecho internacional, burlándose de los derechos del prisionero y las normas y resoluciones de los acuerdos y tratados internacionales y humanitarios. El caso de los prisioneros es un caso justo y humanitario, hay una responsabilidad internacional sobre ello, por lo que se debe obligar a Israel a respetar el derecho internacional humanitario en el caso de los prisioneros.

A nivel político, el caso de los prisioneros ocupa un lugar de suma importancia en la sociedad palestina, ya que es el caso del ser humano, el caso de la lucha legítima por la libertad, la dignidad y la autodeterminación, cualquier acuerdo de paz justa y verdadera en la zona debe incluir la liberación de los prisioneros y prisioneras como parte de cualquier solución o acuerdo político que busque la estabilidad en la zona.

El gobierno israelí es responsable de suspender las negociaciones políticas el año pasado, luego de negar la liberación del cuarto grupo de prisioneros encarcelados desde antes de firmar los Acuerdos de Oslo, y no respetar el acuerdo firmado al respecto, además de continuar construyendo colonias en Cisjordania y Jerusalén ocupados.

El Comité de Asuntos de los Prisioneros considera la incorporación del Estado de Palestina a la Corte Penal Internacional como un paso muy importante en la protección de los derechos de los prisioneros como víctimas de distintos crímenes y violaciones graves practicados en su contra por las autoridades de la ocupación.

En el día del prisionero palestino, el Comité de Asuntos de los Prisioneros llama a:

1- Las Altas Partes contratantes en los Convenios de Ginebra, a celebrar una reunión y obligar a Israel a cumplir esos convenios en los territorios ocupados y en lo relativo a los prisioneros.

2- Las Instituciones de la Comunidad Internacional, a asumir su responsabilidad moral y legal respecto a los prisioneros, y trabajar para poner fin a las violaciones arbitrarias en su contra.

3- La Cruz Roja Internacional, a asumir su responsabilidad humanitaria y legal respecto a los derechos de los prisioneros, especialmente los enfermos.

4- Incluir los crímenes cometidos contra los prisioneros como una prioridad al presentar los casos ante la Corte Penal Internacional, a fin de enjuiciar y perseguir a los dirigentes israelíes por sus prácticas violatorias del Derecho Internacional.

5- La Liga Árabe, al seguimiento de sus resoluciones relacionadas con los derechos de los prisioneros con todos los Estados, partes e instituciones de la Comunidad Internacional involucradas.

El Comité de Asuntos de los Prisioneros saluda a todos nuestros prisioneros y prisioneras héroes que están encarcelados, saludamos a sus familias y a todos los libres y honestos que apoyan la causa de la libertad y la justicia en Palestina.

Libertad a los Prisioneros

Gloria a los Mártires

 
Fuente:Comité de Asuntos de los Prisioneros/ OLP
Traducción: Muaz Mussa
 

Share |
 
fdlpalestina[arroba]fdlpalestina.org
© Copyright 2003 Todos los Derechos Reservados por el FDLP